Aventuras mágicas egipcias

Acabo de regresar de un viaje transformador a la tierra de los faraones: ¡Egipto! Y les quiero compartir que mi experiencia fue extraordinaria. Hoy, quiero compartir todos los detalles de mi viaje recién terminado con Local Adventures, una agencia que ha demostrado ser mi compañera confiable en dos ocasiones y que, una vez más, ha superado todas mis expectativas.

Desde el momento en que decidí embarcarme en esta aventura, Local Adventures estuvo a mi lado, respondiendo a todas mis preguntas y preocupaciones. Este viaje fue un increíble.

Desde las majestuosas pirámides de Giza hasta los intrincados templos de Luxor, cada lugar que visitamos fue una maravilla histórica y cultural.

Sí, es cierto que madrugamos y es algo pesado, pero gracias a esto visitamos muchos lugares en un día, pero cada momento valió la pena.

Quiero destacar especialmente la labor de nuestro guía, Sherif Saad. Con un profundo conocimiento sobre la historia y la cultura egipcia, Sherif no solo resolvió todas nuestras dudas, sino que también nos recibió con los brazos abiertos y nos trató como a su propia familia durante todo el viaje.

Su dominio del español fue impresionante y nos permitió sumergirnos aún más en la riqueza de la cultura egipcia. Hubo momentos verdaderamente inolvidables durante este viaje. La noche en la faluca, navegando por el río Nilo bajo un cielo estrellado, fue mágica y serena.

El amanecer desde un globo aerostático sobre Luxor nos dejó sin aliento, ofreciendo una perspectiva única de los antiguos templos y el paisaje circundante.

Y Abu Simbel… bueno, simplemente no hay palabras para describir la grandeza de este sitio arqueológico. Adicional a esto yo decidi viajar en avión a Asuán y es una excelente opción. Te ahorra tiempo y energía para que puedas aprovechar al máximo tu estancia en este fascinante país.

Por tanto, el viejo Atum se vio casado con una diosa igualmente abstracta, llamada Nebhet-Hotep, que, como es lógico, le dio una niña y un niño gemelos, Shu y Tefnut. Shu suele ser mostrado en forma humana, mientras que Tefnut, su hermana, es mostrada siempre en forma de leona.

Sin embargo, y según algunos expertos, ambos eran originalmente deidades leoninas, siendo los dos dioses leones gemelos que guardaban las puertas del reino de Osiris. Los esotéricos nos informarán sin duda alguna de que el mensaje de esta leyenda es el de la mezcla o combinación de dos principios primarios para producir dos nuevos rayos arquetípicos destinados en último extremo a participar en el crecimiento y desarrollo de este sistema solar, pero existen también teorías más exóticas sobre civilizaciones de inteligencia avanzada y notables progresos tecnológicos, externos a la Tierra, y que quizá no eran exactamente como nosotros.

Otra explicación es la de que Atum y su amada eran simplemente conceptos teológicos y su progenie leonina representaba la fuerza y vigor que podrían conseguir quienes le rindiesen culto y buscasen sus servicios tutelares. Avanzando un poco más, podríamos decir que, bajando de las nubes, llegamos al más conocido de todos los dioses egipcios, Ra o Re, el creador y señor soberano de los cielos.

Su objeto sa-. Muchos creyeron que Atum y Ra eran uno y el mismo dios, siendo Ra simplemente una versión más manifiesta de Atum. Se dijo que, en sus primeros tiempos, vivía en el loto primordial del océano primitivo llamado Nun. Sin embargo, cierto día se cansó del agua y se elevó en todo su esplendor, ya como Ra.

Resulta interesante señalar, que en algún lugar de toda esta cosmogonía, se pueden encontrar determinados principios científicos. Por ejemplo, el de la secuencia atómica desde el hidrógeno hasta el helio, o el de la evolución de la vida a partir del mar.

Los que tengan tiempo y curiosidad para examinar estos principios bajo una luz más científica, podrán conseguir información de la mayor importancia. Pero éste es un libro de magia, y por tanto, no debo divagar.

Shu y Tefnut se unieron para engendrar los dioses Geb y Nut la Tierra y el Cielo y, de la alianza entre Geb y Nut, terminaron naciendo Isis y toda su familia, lo que nos vuelve a remitir a la Novena Divina de Heliópolis. Este grupo de dioses se presenta en formas diferentes y con nombres distintos.

Por ejemplo, disponemos de un registro en el que aparecen Ra, Shu, Tefnut, Geb, Nut, Osiris,! sis, Set y Nephthys. La diosa Hathor es probablemente la más enigmática de todas estas deidades. Algunos especialistas la definen por su doble papel de vaca benigna y apacible por un lado y de leona bengativa por el otro; otros afirman que no tiene la menor conexión con la figura leonina, que era una versión anterior de Bast.

Yo personalmente opino que las influencias de Bast y Hathor son completamente diferentes, y me ocuparé de estos aspectos en el estudio de la segunda parte de este libro. En torno a las historias de los primitivos dioses egipcios se.

ha construido una mitología muy concreta; para hacernos una idea global, necesitaremos saber lo que le ocurrió a Ra antes de la entrada en la escena de Isis y su familia.

Se nos dice que reinó pacíficamente sobre toda la creación, mientras que era todavía jo-ven y fuerte; pero, según fue envejeciendo, se vio desplazado por un grupo de disidentes que se aprovecharon de su debilidad.

No se nos informa de quiénes eran esos seres o de dónde procedían, por lo que cabe deducir que no estaban necesariamente relaciona-dos con la Tierra tal como la conocemos, sino que eran más bien como actores en algún otro drama cosmológico. Ra se enfureció tanto ante este levantamiento que lanzó su ojo divino contra los revolucionarios en forma de la diosa Sekhmet la diosa leona que, según algunos, constituye un aspecto de Hathor , y que aparece en este momento como hija de Ra.

Sekhmet se lanzó entre los malvados, provocando el caos y la desolación hasta que Ra la llamó finalmente al orden, temiendo que pod la excederse y estropear toda su obra.

Existen distintas leyendas acerca de cómo se le convenció por fin para que se retirara; pero, como no son demasiado relevantes para su papel arquetípico, no me molestaré en mencionarlas. La ingratitud de los seres que había creado, hizo que el mundo disgustara a Ra, por lo que se retiró al Paraíso y, por órdenes de Nun, la diosa Nut se convirtió en vaca y lo transportó sobre su lomo.

Lo levantó muy alto en la bóveda del Cielo y, en ese momento, se creó nuestro actual mundo, la Tierra. Temple, con el proceso de envejecimiento y derrumbamiento final del sol secundario o binario, que pasó de ser una brillante estrella, como su compañera Sirio, convirtiéndose en el enano blanco que es en el momento actual?

Resulta conveniente considerar siempre cualquier superstición como una lejana corrupción o deformación de lo que fue en otros tiempos una verdad científica; después de todo, la historia nos deja con numerosas preguntas sin respuestas acerca de la evolución y desarrollo del horno sapiens,.

mientras que la ciencia está descubriendo continuamente pruebas que remontan cada vez más atrás el origen de la vida. El viejo Ra reaparece constantemente en la teología egipcia bajo una forma u otra. Generaciones posteriores de egipcios vieron en Osiris la encarnación de la suprema deidad solar.

Entonces, como hijo de Osiris, Horus asumió el papel de dios de forma muy parecida a como determinados dioses de las religiones orientales se manifiestan de vez en cuando bajo la forma de maestro o redentor.

Aparte de los disidentes, anteriormente mencionados y relativamente ambiguos que molestaron tanto al dios Sol, el único enemigo real de Ra era la serpiente Apap, indudablemente una representación de la fuerza eterna del mal o la oscuridad; pero, en sus primeros tiempos, Ra se veía defendido de dicha serpiente por su hija Bast, la diosa gata.

Resulta interesante señalar que, en los textos antiguos se muestra a Bast y Sekhmet como hijas de Ra; aunque, en épocas posteriores, Bast aparece como hermana gemela de Horus y, en consecuencia, como hija de Isis y Osiris. Es evidente que nos encontramos con el mismo principio bajo nombres diferentes.

Heliópolis era la ciudad sagrada del dios Sol, y de ahí su nombre. Aparte de los nueve dioses o Novena Divina, anteriormente mencionada, la religión de Heliópolis incluía otras divinidades. Quizá simplemente se trataba de diosecitos naturales locales, recuperados de la misma manera en la que el cristianismo recuperó posteriormente las deidades paganas existentes y sus fiestas para propagar sus propias doctrinas durante los primeros siglos de la era de Cristo.

La historia de la familia de Ra continúa a través de Shu y Tefnut, llegando con el tiempo hasta la aparición de Isis y su familia. Shu y su hermana Tefnut eran gemelos. Shu era el Atlas de Egipto, siendo su papel el de servir de apoyo al cielo o firmamen-.

to; también se le mostraba en forma de guerrero, y entonces se le conocía con el nombre de Anhut. Tefnut, la leona, era la diosa del Sol y del rocío; según la leyenda, era ella quien recibía al Sol recién nacido todas las mañanas. Aunque de manera inexplicable, Shu y los hijos de Tefnut, Geb y Nut, molestaron al parecer a su abuelo, Ra.

Llevado por la ira, el viejo dios decretó que no podrían engendrar ningún hijo en ningún mes del año. La pareja se resintió de ello y buscó la ayuda de Thoth, el mago. Apiadándose de sus sufrimientos, Thoth jugó a las damas con la Luna y, en el transcurso de varios juegos, le ganó una setentaidosava parte de su luz, con la que creó cinco nuevos días.

Como no pertenecían al calendario oficial egipcio de días, Nut pudo dar a luz a cinco hijos sucesivos: Osiris, Isis, Horus, Nephthys y Set. Qué historia tan fascinante, y que desafío plantea a una mente aficionada a investigar!

A mi me sugiere que Geb el Cielo y Nut la Tierra se alinearon de una forma u otra con el Sol, lo que impidió al planeta adoptar una órbita estable y productiva.

Todo esto parece haber tenido el efecto de alterar ligeramente el ángulo de inclinación de la Tierra con respecto al Sol, aumentando así el año de a días. Los antiguos calendarios nos hablan de una época en la que el Sol salía y se ponía en lugares diferentes de los que observamos actualmente; por tanto, este mito parece estar relacionado con un período de la historia pasada de la Tierra en el que se produjo un cambio en la forma de girar sobre su eje, posiblemente provocando inundaciones, drásticas alteraciones del clima en todo el planeta, lo que hizo que fuera objeto de mitos y leyendas en la mayoría de los países.

Los egipcios se limitaron a observar y a convertir en historia una serie de cambios cosmológicos ocurridos en la Luna. Posiblemente, aquello dio asimismo lugar al nacimiento de una nueva era en la historia de la evolución de este planeta.

Numerosos estudiosos de los fenómenos ocultistas son de la opinión de que la inclusión de esos nuevos cinco días coincidió con el hundimiento de la Atlántida, y de que los cinco dioses y diosas de los que se dice nacieron durante esos días eran simple-mente altos dirigentes del antiguo país que se dirigieron a Egipto,.

enseñaron á la población indígena todo lo que hemos expuesto anteriormente y terminaron muriendo. La otra escuela de pensamiento insistirá sin menor duda en que esas deidades eran seres espaciales que llegaron en aquellos difíciles momentos para restablecer la civilización y realizar su labor de ingeniería genética antes de volver a subirse en sus naves espaciales y dirigirse al sistema de Sirio o a cualquier otro.

Esto me conduce al conjunto más importante de deidades de, todo el panteón egipcio, los principios que constituyen las bases de la magia egipcia: Osiris: Los griegos le llamaron Plutón o Dionisio. Era un dios de la naturaleza y rey, el señor del universo.

Según afirman las tradiciones, abolió el canibalismo, enseñó la religión solar, le enseñó a los hombres a cultivar los cereales, etc.

También construyó ciudades, dotó a la humanidad de civilización e inventó dos tipos de flauta para acompañar las canciones ceremoniales. En sus viajes iba siempre acompañado por su gran visir, Thoth, y por su sobrino o según algunos su hijo , Anubis.

sis era su esposa y Horus su hijo. A Osiris se le representa siempre con la cara de color verdoso y vestido de blanco.

Al igual que su marido, Isis era un ser sumamente civilizado y una gran gobernante por derecho propio. Enseñó a los hombres a cultivar los cereales que eran sagrados para ella , a tejer ropas y a confeccionar vestidos.

Instituyó el matrimonio y enseñó a su gente el arte de curar las enfermedades. Para poder entender plenamente la magia egipcia hace falta comprender la leyenda de Isis y Osiris, que ha constituido la fuente de inspiración del sistema mágico egipcio desde la aurora de la historia. Las personas aficionadas a la mitología podrán recurrir a los textos de Plutarco para buscar más detalles, pero ésta es la historia en esencia:.

Ambos eran divinidades proceden-tes del cielo? que habían descendido a la Tierra para contribuir al desarrollo y evolución de la humanidad.

Osiris tenía un hermano, Set Typhon , y los dos convivían amigablemente con sus esposas, Isis y Nephthys, en Abydos. Osiris era muy amado por hombres y mujeres, pues les había enseñado las artes de la civilización; favorecía la piedad, la buena salud y el bienestar entre ellos.

Mientras viajaban para visitar el sudeste de Asia según algunos la India junto con su esposa, Osiris se vio repentinamente llama-do por su hermano que le pedía que volviera..

Durante su ausencia Set había conspirado con otros setenta y dos una vez más el número setenta y dos quienes organizaron un banquete para celebrar el retorno del rey.

Como parte de las diversiones,se introdujo en el salón una extraña caja y, uno tras otro, los distintos invita-dos intentaron encajar en ella. Sólo Osiris fue capaz de acomodar-se en la caja, momento que los conspiradores aprovecharon para echarle el cierre y sellarla.

Se nos dice que Osiris entró en la caja o tumba el 7 de Athyr 13 de noviembre , el mismo día y mes en que se supone que Noé se subió a su arca bíblica. La caja fue arrojada luego al Nilo, o al mar y arrastrada por la consiguiente inundación.

Finalmente, cuando bajaron las aguas, se enredó en un tamarisco. Isis, que había ido a visitar Chemnis, recibió noticias de lo que había ocurrido. Convocó apresuradamente a su sobrino Anubis y se lanzó a la búsqueda del cuerpo de su marido.

En Byblus encontró el árbol, al que sin embargo defendía un poder mágico, por lo que no pudo aproximarse al féretro. Mientras lo observaba, el rey -de Byblus, salió en búsqueda de un árbol que le sirviera de columna para su palacio.

Eligió aquel en el que se encontraba Osiris. Isis adoptó forma de paloma, y lanzó gritos de queja, intentando en vano disuadir a los hombres de que cortasen el árbol, por lo que recuperó su apariencia de mujer y se dirigó al palacio, donde se convirtió en la que cuidaba al hijo de la reina.

Tras congraciarse con sus amos, Isis consiguió contrarrestar la magia perversa de Set y recuperar el féretro. Pero sus problemas no habían acabado. Set se enteró de lo que había hecho y, mientras dormía, le robó el féretro con malas artes.

Luego lo abrió. y cortó el cuerpo de Osiris, en catorce pedazos, dispersándolos por distintos lugares. Isis tuvo que ocuparse entonces de buscar los distintos trozos. Junto con su hermana Nephthys y su sobrino Anubis, viajó a los lugares más distantes hasta haber localizado todos los trozos menos el falo.

Este había sido devorado por un oxirrinco, aunque algunos dicen que lo había sido por una araña. Entonces Isis hizo un falo de madera y llevó el cuerpo a Abydos para enterrarlo. Junto con su hermana, Nephthys, Anubis, su sobrino, y Thoth, su tío. Isis lloró amargamente sobre el cadáver de su marido y entonó cantos mágicos.

Tan poderosas fueron las lagrimas y las oraciones, así como los poderes ocultos de Thoth, que el miembro viril de Osiris comenzó a dar muestras de vitalidad y aseguró que su fiel esposa concibiera un hijo. Osiris ascendió entonces al Cielo o Paraíso, lugar sublime desde el que continuó observando a Isis mientras ésta estaba encinta y daba a luz a su único hijo, Horus.

Aunque esta parte de la leyenda nos dice que Horus nació de esta manera milagrosa, en otros textos es simplemente una reencarnación de su padre; existe incluso la versión de que fue concebido por Isis y Osiris mientras ellos estaban en el vientre de su madre, todavía no nato.

Esta última sugerencia será sin duda alguna muy bien acogida por los que ven la familia de Osiris procedente del espacio exterior y llegando, con niño pequeño incluido, en un objeto volante no identificado.

No obstante, la continuación del mito es como sigue: dándose cuenta de que el niño que Isis llevaba en su seno iba a ser el vengador de su padre, Set decidió destruirlos. Pero, mediante la ayuda de la magia, Isis consiguió burlar a sus perseguidores.

Según algunos, se fue a vivir al Sol, y según otros vivió debajo del mar dónde las ninfas marinas la protegieron. La historia más prosáica y creíble es la que huyó a una pequeña isla en un lago cercano a Buto, donde nació su hijo. Lo crió sola, y Horus fue al principio un niño enfermizo; aunque, según crecía, fue adquiriendo salud y vigor.

Nada más hacerse hombre, Horus decidió solventar las cuestiones pendientes con Set. Una gran pelea tuvo lugar en la llanura, más allá de Siout y Horus triunfó en ella. Este le devolvió su trono a Isis, pero ella se negó a aceptarlo, dejando en él a su hijo antes de volver al Paraíso para unirse al espíritu de su marido.

Horus tomó entonces como esposa a Ha-. thor, o según algunos a Bast, su hermana gemela, y vivieron felices a partir de entonces. Dado que este relato parece abarcar un enorme plazo de tiempo, muchos se sienten inclinados a creer que está relacionado con la historia completa del planeta Tierra y no simplemente con un acontecimiento del pasado de Egipto.

Según los sabios místicos, el eón de Horus es la era de Acuario, en la que el hijo de Isis volverá para vengar a su padre, para eliminar a Set y traer la paz, la luz y el amor a toda la humanidad.

Según ese planteamiento, lo que hemos venido soportando durante los últimos siglos equivale al destierro de Isis, y al período en el que Horus iba creciendo en fuerza y sabiduría.

Todo ello suena enormemente alentador, sobre todo contemplado desde este punto de vista. Existen numerosas maneras distintas de interpretar este mito; y, por tanto, antes de meternos en aguas más pro-fundas, volveré a mis descripciones de los dioses y sus atributos. Isis era una maga, posiblemente el arquetipo de la alta sacerdotisa del tarot.

Aprendió su magia de Thoth; aunque, según algunas leyendas, obtuvo sus poderes del propio Ra, engañándole para que le revelase su nombre, y adquiriendo así plenos conocimientos mágicos. Hemos hablado ya de la magia de los nombres, por lo que resulta fácil ver como surgió esta idea.

Con frecuencia se confunde a las diosas Isis y Hathor. Las primeras representaciones de Isis la muestran coronada con el trono , lo que es correcto. El disco córneo era el símbolo de Hathor y sólo se con-fundió con el tocado de Isis en dinastías posteriores.

Este último lo comparte con Hathor y Bast. Su color es el azul celeste. Parece ser que era pelirrojo, lo que convirtió al rojo en un color maligno en la magia egipcia, jamás utilizado al servicio de la luz. Represen-ta las fuerzas del caos y la destrucción, o de la energía mal utiliza-da.

Era la manifestación de Apep o Typhon, los enemigos del poder de la luz. En la práctica mágica se considera generalmente que Set representa el aspecto dualista de cada uno de los restantes rayos comúnmente utilizados.

Dicho en otras palabras, es el antirrayo que, si se le permite cualquier modalidad de preeminencia, contribuirá a anular o destruir a los demás.

Nephthys, a la que los griegos identificaron algunas veces con Afrodita, era la hermana y esposa de Set, pero no le apoyaba en su persecución de Osiris. De hecho, le abandonó y abrazó la causa de Isis.

Según algunas fuentes sedujo a Osiris con el fin de tener un hijo, y Anubis fue el resultado de esta extraña unión a la que, al parecer, Isis no tenía nada que objetar. Lo que se nos dice en realidad es que, cuando se unieron, los principios representados por estos rayos produjeron un tercer principio.

Osiris representaba la luz y la verdad, y Nephthys, la receptividad psíquica, la capacidad de revelación. Lo único que pretendían decir los magos egipcios con esta leyenda era que, cuan-do la luz y la verdad se unen con la revelación, nace una fuerza que los guiará a través de las regiones oscuras del Averno y los conducirá a la seguridad.

Dicho en otras palabras, para poder enfrentarnos a los estados alterados de conciencia, debemos desarrollar el Anubis dentro de nosotros, etc. Nephthys es la guardiana de todas las cosas escondidas u ocultas, lo que incluye cualquier forma de invisibilidad u oscuridad.

Los que deseen el anonimato deberían elegirla como su diosa tutelar. Sus colores son el verde pálido o el plateado y sus símbolos el loto y el cáliz.

Su nombre egipcio es Nebhet, y se la suele mostrar con una canasta o recipiente sobre su cabeza. Eso es totalmente incorrecto. Según algunos autores hubo dos Horus; uno que se identificaba con Shu y el otro Horus, hijo de Isis.

No cabe la menor duda de que nos enfrentamos todo el tiempo con el mismo arquetipo, debiéndose esas diferencias a matices de interpretación local. A Horus se le identifica con el dios griego Apolo, y su color es el amarillo claro o el dorado.

Se muestra bajo varias formas arquetípicas, algunas veces como el guerrero que venga la muerte de su padre, como el señor de las profecías, como el dios de la música y las artes y, al ser él mismo extremadamente apuesto, como el dios de todas las cosas bellas.

Sus símbolos son el halcón y el ojo que todo lo ve. La familia de los felinos está también estrecha-mente relacionada con él, ya que a Bast se la considera como a su hermana gemela.

Hathor Athyr , a la que también se relaciona con Afrodita, era hija de Ra y la detentadora de su ojo divino. Hathor era una diosa de aspecto dual: bajo su forma de vaca celestial divina, alimentaba a los dioses, protegía a las mujeres, patrocinaba el arte de la astrología y ofrecía solaz y consuelo.

Pero, según algunos especialistas, Hathor tiene también otra cara, la de Sekhmet, o diosa de la cabeza de leona. Quizá los antiguos estaban intentando simplemente decirnos que la energía puede o bien sanar y alimentar, cuando se usa constructivamente, o bien enfermar y destruir, cuando se usa destructivamente.

Al igual que la mayoría de las diosas guerreras y a diferencia de los dioses guerreros , sólo luchaba para defenderse o para vengar una ofensa a alguien a quien amaba, lo que también es típico de la diosa griega Atenea sabiduría la más poderosa de todos los guerreros; esto es otra forma de decir que, en último extremo, la sabiduría vence a la fuerza.

Incluso bajo su forma de Sekhmet, esta diosa podía ser benigna y justa; bajo la guisa de diosa con cabeza de leona, aparece algunas veces en la triada de Memphis, junto a Ptah e Imhotep o Nefertum , el dios de las artes curativas.

Un monumento nos informa de que su cul-. to es tan antiguo que, cuando el faraón Cheops mandó reconstruir su templo de Denderah en el año antes de Cristo, éste estaba ya en ruinas.

Sus colores son el coral, el melocotón y el cobre. Su símbolo es el espejo o escudo, y comparte con Isis la afición por el sistro. Es el guardián tradicional contra las fuerzas del astral inferior, pudiéndosele identificar has-ta cierto punto con Cerberus.

Patrón de los anestesistas, los psiquiatras y de cualquiera que busque objetos perdidos, bajo su forma de perro, Anubis conduce a todos los que buscan hasta su madre, Nephthys la pitonisa, o hasta Osiris. Su color es el terracota y su símbolo el sarcófago o féretro representado algunas veces como caja o columna.

Thoth, o Tehuti, es uno de los más interesantes de todos los primitivos dioses egipcios, y con frecuencia se le identifica como el tío de la familia. En algunos dibujos se le muestra en forma de babuino con cabeza de dios, pero la mayoría de las veces como hombre con cabeza de ibis.

Thoth es el dios de la medicina equivalente al dios griego Hermes , de la enseñanza, la magia, la verdad, los libros y las bibliotecas, el conservador de los registros Akashicos, el señor del tiempo, etc.

En algunos textos se le considera como hijo de Nun, lo que le convertiría en hermano de Ra, con conexiones evidentes con un sistema solar distinto. Según otra leyenda, fue su palabra la que dio vida a los cuatro dioses y diosas, siendo él quien pronunció las palabras sagradas que proporcionaron a Ptah la energía necesaria para proceder a la creación del universo.

Se dice que su voz posee propiedades mágicas. Fue él quien, en su condición de juez divino, decidió en favor de Horus y en contra de Set, tras su fa-. mosa disputa. Dios de la historia, conservador de los archivos divinos, señor del karma, heraldo de los dioses, tiene también una cara o aspecto femenino, el de Maat, diosa de la verdad, con frecuencia personificada individualmente.

Algunas veces se dice que contrajo matrimonio con Maat; pero, según otras leyendas, su esposa era Seshat, una diosa estelar, patrona de los arquitectos y que enseñó a los hombres a construir según las estrellas.

Sin embargo, la mayoría de los especialistas opinan que todos éstos no eran sino aspectos del propio dios y no deidades individuales. Sus símbolos son la pluma blanca y el caduceo, su color el amatista, y el ibis es su animal sagrado. Como esposa de Ptah, existe una estrecha relación entre Bast y las deidades con cabezas de león.

Los sacerdotes del antiguo Egipto creían firmemente que era hermana de Horus e hija de Isis y Osiris. Al igual que Horus, Bast era la diosa. de la música y la danza; el sistro era su elemento sagrado y el gato su animal.

No obstante, su culto floreció durante las últimas dinastías, y quienes estén interesados por su figura pueden encontrar en Herodoto descripciones de ceremonias dedica-das a ella.

LA TRIADA DE MEMPHIS Memphis fue una ciudad destacada en tiempos antiguos, y sus disciplinas ocultas han llegado hasta la masonería de hoy en día.

Realizaba milagros y era muy amado y comprendido por la gente normal y corriente. Algunos lo consideran como un aspecto o cara de Osiris, pero, por lo que he deducido de mis propias experiencias mágicas, me inclino a considerarlo. como una individualidad arquetípica por derecho propio.

Sus símbolos son la cuerda y las herramientas del albañil. Sekhmet, su esposa, solía representarse con una cabeza de leona coronada con el disco solar.

Como hemos explicado ya, Sekhmet aparecía también como Hathor, la diosa de la alimentación; aunque fue bajo su forma de leona como contrajo matrimonio con Ptah. Algunos especialistas son de la opinión de que Sekhmet y Bast son el mismo arquetipo, y no Sekhmet y Hathor.

No obstante, y de momento, me limitaré a exponer el principio, dejando la explicación de su aplicación para cuando lleguemos al tema de la magia práctica.

Nefertum, hijo de Ptah y Sekhmet, lleva un loto en la cabeza. Según la leyenda era el guardían del Sol durante la noche. Más adelante, su posición como tercer miembro de la trinidad fue usurpada por Imhotep, el dios de los médicos. Los griegos tenían la opinión de que Imhotep equivalía a su propio dios de la medicina, Esculapio, o incluso a Hermes, existiendo evidencias arqueológicas que corroboran la idea de que una persona llamada de esa misma manera y con atributos similares vivió realmente, fue enterrada con gran esplendor y posteriormente deificada de manera muy parecida a como determinadas ramas del cristianismo canonizan a sus santos por milagros supuestamente debidos a sus reliquias.

LA TRIADA TEBANA Se trata de un grupo sumamente importante de dioses, y que influyó mucho en la historia de Egipto. Estaba integrada por Amón Amén o Amún , Mut, su esposa, y su hijo Khonsu. Amón fue identificado por los griegos con su dios Zeus de los cielos. Pero los tebanos lo extrajeron de fuentes más humildes.

Según algunos, llegó a Egipto con los hititas y era por tanto el mismo dios que Jehovah o Yavé; según otras fuentes. Tebas fue en sus principios un pequeño pueblo o aldea y Amón su primitiva deidad local.

Durante la famosa dinastía xviii, Amón fue el dios indiscutible, y el hecho de que su nombre se uniera al del faraón. reinante constituye una indicación del nombramiento divino de los faraones.

La única excepción fue Amenhotep vi, llamado más adelante Akhnaton, quien no era partidario de Amón y se esforzó mucho por eliminar su culto del sistema religioso de la época.

Akhnaton murió en circunstancias sospechosas, y cuando su yerno, el luego famoso Tutankhamón, subió al trono, los poderosos sacerdotes de Amón recuperaron una vez más el control, permitiendo que su deidad usurpara el manto del mismísimo Ra.

A Amón se le representa con una cabeza de carnero ala era de Aries? Mut, la consorte de Amón, fue identificada por los griegos con su diosa Hera. Khonsu, el navegante, fue al parecer adoptado por Amón y Mut, ya que éstos carecían de hijos propios.

Khonsu era un dios favorable, famoso por sus poderes terapéuticos e inclinaciones literarias. Se decía que sus estatuas eran capaces de realizar milagros. Relacionado con la Luna, era de carácter compasivo y amable y, bastante parecido al tercer miembro de la tríada de Memphis, Imhotep, cuyas propiedades había sin duda asumido.

Reseñamos ahora a algunos otros dioses y diosas, pero simplemente para fines de información general, ya que muy pocos o ninguno de ellos ocupan lugares de importancia en el esquema mágico de las cosas.

Harmarkhis, el nombre divino de la esfinge, es según algunos una cara o aspecto de Horus. Ha habido numerosas especulaciones con respecto al sentido y función de este monumento, tanto desde el punto de vista metafísico como desde el punto de vista científico.

Parece ser que tiene fuertes connotaciones ocultistas, posiblemente relacionadas con la magia de Sirio, y la prolongada relación entre los homínidos y la familia de los leones o felinos anterior a este sistema solar en incontables eones de tiempo.

Wepwawet, mostrado en forma de chacal pero distinto de Anubis, era un dios de carácter guerrero, derivado posiblemente de alguna deidad primitiva local, cuyos auténticos orígenes se han visto oscurecidos por el paso del tiempo.

Nekhebet, equivalente a la diosa griega Eliteya, diosa de los partos, parece encajar perfectamente en la categoría de seres sobre-naturales que no eran sino personificaciones primitivas de determinadas ideas o principios. Buto era la diosa serpiente amiga de Isis. Una vez más, este nombre nació, del nombre del lugar en el que se dice que Isis se ocultó para escapar de la ira de Set, debiendo deducirse de ello que nos enfrentamos con simplemente el nombre de un determinado lugar en vez de con un concepto teológico.

Mont era en realidad un dios antiguo adoptado de tiempos primitivos y del que posteriormente se olvidó todo el mundo. Según todas las descripciones, se trataba de una vieja deidad solar. Neith era la protectora de Sais; su signo lo constituían dos flechas cruzadas sobre una piel de animal, lo que tentó a los griegos a equipararla con Atenea.

Deidad muy antigua, Neith fue igualmente identificada con Nut, o incluso con Isis. La lanzadera era también uno de sus símbolos sagrados.

Knumm, representado algunas veces en forma de carnero o cabra, era el alfarero divino que había hecho el mundo; se trataba de un dios amable y constructivo, amado por todo el mundo. Lógicamente se le puede considerar como un aspecto de Ptah a quien se le dio un nombre local.

Harsaphes era también una deidad con cabeza de carnero, lo que le remonta a la era de Aries. Junto con sus esposas, Sati y Anuket, constituye una vez más un ejemplo de primitiva deidad local que llegó a encontrar un lugar opuesto en una teología más sofisticada.

Min suele identificarse tanto con Pan como con Horus. Era el dios de la vegetación y el trueno era su emblema, aunque se trataba esencialmente de un dios de la fertilidad que no tenía la menor relación con el Zeus griego.

Hapi era el nombre divino del río Nilo; Apet la diosa hipopótamo que se ocupaba de la maternidad; Heket una diosa rana patrona de las comadronas.

Las Hathors, que no tenían nada que ver con la diosa de ese mismo nombre, eran una especie de hadas madrinas que aparecían en el momento del nacimiento de personas famosas o destinadas a grandes empresas. Shai no era en realidad ningún dios, sino simplemente el nombre del destino.

Renenet era una antigua divinidad Mu-an de la que se decía que alimentaba a los niños de pecho durante el período de lactancia.

Khepera, el escarabajo, era la deidad de las transformaciones, tratándose probablemente de un concepto puramente teológico, que utilizaba una forma de vida, concretamente la del escarabajo, como ejemplo capaz de ser visto y comprendido por aquella gente primitiva. El escarabajo asumía con frecuencia una importancia mágica, ya que los no iniciados creían que había un cierto misterio en sus hábitos de procreación.

Selket, la diosa escorpión, era la guardiana de las parejas casadas. Los cuatro hijos de Horus eran en realidad los cuatro elementos. Nacían de un loto y aparecían siempre en las escenas de juicios junto con Osiris, como si estuvieran juzgando la forma que había tenido el alma de tratar a los cuatro elementos durante la vida.

Sus nombres son: Imsety con cabeza humana , el agua. Hápi con cabeza de simio , la tierra. Duamotef con cabeza de chacal , el fuego. Qebhsbuf con cabeza de halcón , el aire.

Ament, era de hecho un dios libio, aunque aparecía incluido entre las deidades egipcias. Maat era, como ya hemos dicho, un concepto teológico de la verdad representado por una pluma. Probablemente se trataba de un aspecto o cara de Thoth o Tehuti. Nehet era el nombre de la eternidad.

Había numerosos animales sagrados, el más famoso de los cuales era probablemente el buey Apis. Se decía que era una personificación de Osiris. A Apis se le rindieron muchos honores en tiempos posteriores, al igual que ocurrió con la cabra de Mendes y el ave bennu.

Existen numerosos libros que se ocupan únicamente de los dioses, sus numerosas leyendas y su historia precisa. En este libro me falta espacio para dedicarle a ese tipo de conocimientos especializados, pero las bibliotecas públicas están bien abastecidas de textos para todos aquellos que deseen profundizar en el tema.

Mi información sobre los dioses egipcios ha sido breve y resumida; se trata simplemente de una guía para poder comprender mejor cuáles eran las auténticas fuerzas mágicas del antiguo Egipto y cómo pueden diferenciarse de la magia local, natural y compasiva o benévola.

Por supuesto, todos los sistemas mágicos poseen puntos y aspectos eficaces; pero, tal como comprobaremos, en Egipto nos encontramos con algo mucho más importante.

De la lectura de los anteriores capítulos puede deducirse que un pueblo tan primitivo como para dejarse arrastrar a creencias politeístas no podía poseer conocimientos realmente profundos de psicología humana y mucho menos comprender la esencia divina.

Pero esto no puede estar más alejado de la verdad. En primer lugar, ese politeísmo que parece evidente a primera vista no resiste un escrutinio más atento. Muchas de las deidades egipcias individualizadas no eran en realidad sino aspectos de un único arquetipo divino, y los dioses menores no tenían mayor importancia que los santos católicos a los que se reza pidiéndoles este o aquel favor, según sus hechos e inclinaciones terrenales.

Por ejemplo, el recientemente degradado San Cristóbal tiene mucho en común con el dios egipcio Anubis, y en el antiguo Egipto la mayoría de los viajeros solitarios llevaban consigo un emblema de este dios, consistente en un perro guía, para llegar sanos y salvos a sus puntos de destino.

Al igual que su equivalente egipcio Thoth, Santo Tomás de Aquino se ve frecuentemente invocado por los estudiantes serios que se presentan a exámenes de teología y, después de todo, los dos eran magos en el sentido más profundo de la palabra. Existen incontables ejemplos que demuestran como la gente no ha cambiado demasiado a lo largo de los siglos.

Todos nosotros tenemos una necesidad psicológica básica, que puede adoptar la forma de asa espiritual a la que agarrarnos de nuestros sentimientos de culpabilidad, o simplemente de algo que supera nuestra capacidad de perfección normal, que consideramos por encima de las debilidades terrenales y, por tanto, digno de nuestro respeto y adoración.

Los egipcios creían en el sacerdote, u hombre religioso profesional, y en su poder para conseguir determinados efectos. No excluían a las mujeres del sacerdocio. En su vida diaria, el sacerdote era tan sobrio y moral como cualquier cristiano, aunque todavía muchos menos prejuicios.

Los egipcios tenían un sano respeto hacia el reino animal y vegetal, lo que les sitúa por encima de más de un grupo fanático religiosos de hoy en día. Habían heredado sus creencias más profundas de una fuente cuyas ideas sobre la evolución espiritual eran más avanzadas que cualquiera de las reinantes en aquellos primitivos tiempos, y es posible que no comprendieran realmente lo que se les había insinuado, pero al menos lo intentaron.

Después de todo ¿por qué debía parecerse cualquier deidad al homo sapiens? A una raza de gentes dotadas de conocimiento sobre otras formas de vida más allá de la Tierra, esa idea le habría parecido ridícula, y el concepto de la existencia de una única existencia en el momento de la creación algo totalmente ilógico.

Si todos los seres creados volvían en último extremo a su creador, llevándose consigo los conocimientos adquiridos durante su viaje por numerosas zonas de tiempo distintas otras vidas, para aquellos que consideren el tiempo como algo lineal , no se perderían como individualidades, sino que seguramente continuarían existiendo como aspectos, fragmentos, o incluso personificaciones del todo.

Si todo evoluciona hasta llegar a ese punto como creían los egipcios, ¿por qué no considerar a un gato, una vaca, un árbol, una estrella, como representaciones de lo divino? Los misterios interiores de los templos egipcios no eran en absoluto tan politeístas como cabe imaginar. Consideraban las dualidades o polaridades como algo lógico y práctico y resultado normal de una fusión así era la tercera energía personificada en un hijo o hija.

Por tanto, lo que adoraban no era tanto un gato, perro o serpiente, como al principio que representaban; y ese principio era a su vez un aspecto de la creación o espíritu último. En último extremo, la gente suele encontrar siempre su propio nivel, por lo que los prejuicios religiosos de cualquier tipo son inútiles y sólo pueden conducir a angustias y sufrimientos como demuestran las páginas de la Historia.

Una mejor comprensión del auténtico carácter de la religión egipcia ha sido propuesta por especialistas posteriores, cuyos escritos y textos examinaremos más adelante; pero, antes de embarcarnos en el estudio de una filosofía más profunda, sería conveniente comprobar si existe una línea de demarcación entre los conceptos teológicos egipcios tal como fueron personificados, y personas, maestros, médicos, gobernantes, etc.

Tanto el mito como la leyenda parecen aportar pruebas en favor de la teoría de que Isis y su familia eran personas de carne y hueso, procedentes quizá de la Atlántida o de alguna otra civilización avanzada, o incluso de algún remoto sistema solar.

También es posible que esa gente hubiese domesticado y entrenado a animales, ha3. ciendo que dejasen de ser feroces y primitivos y que resultasen útiles y mejor dispuestos hacia el ser humano. Para cualquiera que aspire a convertirse en mago, una mente abierta a todas las posibilidades es un prerrequisito esencial.

Igualmente digna de consideración es la idea de que Isis y su familia representaran la parábola de un acontecimiento cósmico real, como por ejemplo el cambio de eje de la Tierra, un cambio en la posición de la Luna, y acontecimientos astronómicos de los que fue testigo una raza tecnológicamente avanzada, que no tenía otro medio de comunicar sus conocimientos a un pueblo primitivo.

Dicho en otras palabras, todo podía tener una sólida base científica y, en vista de los descubrimientos científicos más recientes en el campo de la mecánica cuántica, resulta bastante factible.

Se sabe que las partículas subatómicas pueden comunicarse instantáneamente unas con otras a través de gigantescas distancias del espacio exterior, y por tanto cabe preguntarse por qué las mentes humanas no pueden hacer lo mismo.

En ese caso, no habría nada nuevo sobre la Tierra, sino sólo cosas ya olvidadas. Desde el punto de vista de la magia, el sistema egipcio exige a sus seguidores que, en lo que se refiere a los dioses, sigan a un grupo de ellos claramente definidos, por lo que el aspirante a mago debería mostrarse tajante acerca de su elección inicial.

A continuación expondré la que yo personalmente he encontrado más eficiente y adecuada a los requisitos de la vida moderna.

La magia exige un reconocimiento de la existencia de fuerzas que van más allá de las energías normales, las que resultan visibles y abordables en la vida cotidiana.

Si de entrada no cree en ellas, estará malgastando su tiempo estudiando cualquier tipo de magia. Tenga en cuenta que, como se ha señalado ya, el creer o no creer no influye para nada en la naturaleza y poder de la fuerza o campo de energía.

Después de todo, los hombres y mujeres de la era Isabelina no creían en la electricidad, pero la electricidad existía. Los científicos de principios de este siglo habrían rechazado las teorías sobre la energía atómica como ciencia ficción, una broma o simplemente como teorías heréticas; y, sin embargo, a pesar de su incredulidad, eran ciertas.

Hoy en día se sigúe debatiendo acaloradamente sobre la naturaleza del espacio-tiempo, pero numerosos ocultistas saben que todo el tiempo existe simultáneamente y, antes o después habrá. una tecnología que permita demostrarlo y superar la barrera del tiempo, con la misma facilidad con la que ahora tomamos un avión a reacción para dirigirnos al otro extremo del planeta.

Personalmente soy de la opinión de que la gente que enseñó a los primitivos egipcios sabía muchas de estas cosas, y que, en el momento actual, estamos a punto de completar el círculo del conocimiento. Todo esto exigirá una revisión de las antiguas teologías a la luz cósmica de la lógica científica y la comprensión espiritual combinada.

Los principios mágicos se mantienen constantes en todo el universo, difiriendo únicamente los nombres que se les asigna en cada diferente época o período de tiempo. Si deseamos sortear la tormenta de confusión e incertidumbre religiosa que indudablemente se derivará de la inminente marea de revelaciones científicas, debemos prepararnos mentalmente tomando en consideración los aspectos más profundos del universo a la luz del conocimiento.

No existe ninguna línea divisoria. A pesar de lo que se dice, la ciencia y el ocultismo no son dos fuerzas opuestas; de hecho, son aliados más próximos que la fe y la ortodoxia. Durante los últimos años, las pirámides han sido un tema muy popular, de observación, debate e investigación. Han aparecido innumerables libros que tratan de las matemáticas de estas superestructuras, de la razón de su construcción, de su significado oculto y de su desafío a las leyes de las ciencias modernas.

Se ha afirmado que fueron construidas por alguna fuerza antigravitatoria, por hombres del espacio, mediante sonidos, telequinesis o, según las versiones más convencionales, por multitudes de pobres esclavos que arrastraban grandes bloques de piedra sobre rampas inclinadas.

En los últimos tiempos resulta cada vez más evidente que existe cierta conexión entre las estructuras piramidales y la historia y evolución de nuestro planeta. La decodificación del mensaje de la Gran Pirámide se ha convertido en un pasatiempo muy ,popular entre los autores con conocimientos matemáticos, habiéndose propuesto numerosas teorías distintas entre las que el lector puede elegir la que prefiera.

Se nos dice que el número sagrado relacionado con esta pirámide es el cinco. En la magia egipcia, es el número de Thoth por un lado y el número mágico de Sirio por el otro.

Incluso desde un punto de vista materialista y científico, las pirámides parecen encerrar numerosos enigmas y misterios. Por ejemplo, la República Arabe Unida y los Estados Unidos pusieron recientemente en marcha un proyecto para estudiar la pirámide.

de Kefrén con rayos X con el fin de encontrar una cámara funeraria hasta ahora no descubierta. Dado que los rayos X no se consideran lo suficientemente potentes como para atravesar la piedra, El Dr. Luis Alvarez, premio Nobel de Física y director del Lawrence Radiation Laboratory de la Universidad de California, sugirió que su equipo podía contribuir a resolver el enigma.

La tecnología en cuestión había sido ideada para medir las partículas de radiación que bombardean la Tierra desde el espacio exterior, por lo que se dio lógicamente por sentado que, si se colocaban los aparatos en la cámara funeraria existente en la pirámide de Kefrén, podría grabarse en cinta las dosis de radiación que llegaban hasta dicha cámara a través de la piedra, y observar cualquier desviación en la solidez de la estructura.

Eso haría que resultase relativamente fácil descubrir las cámaras funerarias adicionales que pudieran existir y que, hasta entonces, no habían sido descubiertas.

Se instaló por tanto, el complicado aparato de radiación, que funcionaba a El Dr. Alvarez visitó la pirámide para hacerse cargo de las cintas grabadas con su aparato y luego se marchó de inmediato sin formular el menor comentario acerca de sus descubrimientos.

Las cintas de las que habíamos esperado que revelasen grandes descubrimientos son únicamente una masa abigarrada de símbolos sin sentido. Dos cintas que deberían ser exactamente iguales son sin embargo completamente diferentes. O bien la geometría de la pirámide es en esencia errónea, y sabemos que no lo es, o existe un misterio sin explicación posible.

Se pude llamar como se quiera, ocultismo, la maldición de los faraones, brujería o magia, pero lo cierto, es que en la pirámide de Kefrén existe una fuerza que desafía a todas las leyes conocidas de la ciencia.

Las pirámides han conseguido evidentemente conservar celosamente su secreto, pero ¿durante cuánto tiempo podrán seguir haciéndolo?

Personalmente soy de la opinión de que la encontrará, y espero tranquilamente a que eso ocurra. Pero eso no impide que yo o cualquier otro estudioso de la magia egipcia juegue con unas cuantas ideas, basadas quizá en observaciones más metafísicas que científicas.

Se ha afirmado que la forma y estructura de las pirámides es capaz, mediante alguna manera inexplicable, de retrasar los procesos normales de erosión y decadencia.

El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration

Aventuras mágicas egipcias - La autora nos lleva de viaje a Egipto mientras comparte sus experiencias más íntimas con toda sinceridad. Además, la historia nos confronta con nuestros El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration

Por ejemplo, el de la secuencia atómica desde el hidrógeno hasta el helio, o el de la evolución de la vida a partir del mar. Los que tengan tiempo y curiosidad para examinar estos principios bajo una luz más científica, podrán conseguir información de la mayor importancia.

Pero éste es un libro de magia, y por tanto, no debo divagar. Shu y Tefnut se unieron para engendrar los dioses Geb y Nut la Tierra y el Cielo y, de la alianza entre Geb y Nut, terminaron naciendo Isis y toda su familia, lo que nos vuelve a remitir a la Novena Divina de Heliópolis.

Este grupo de dioses se presenta en formas diferentes y con nombres distintos. Por ejemplo, disponemos de un registro en el que aparecen Ra, Shu, Tefnut, Geb, Nut, Osiris,! sis, Set y Nephthys. La diosa Hathor es probablemente la más enigmática de todas estas deidades.

Algunos especialistas la definen por su doble papel de vaca benigna y apacible por un lado y de leona bengativa por el otro; otros afirman que no tiene la menor conexión con la figura leonina, que era una versión anterior de Bast. Yo personalmente opino que las influencias de Bast y Hathor son completamente diferentes, y me ocuparé de estos aspectos en el estudio de la segunda parte de este libro.

En torno a las historias de los primitivos dioses egipcios se. ha construido una mitología muy concreta; para hacernos una idea global, necesitaremos saber lo que le ocurrió a Ra antes de la entrada en la escena de Isis y su familia.

Se nos dice que reinó pacíficamente sobre toda la creación, mientras que era todavía jo-ven y fuerte; pero, según fue envejeciendo, se vio desplazado por un grupo de disidentes que se aprovecharon de su debilidad.

No se nos informa de quiénes eran esos seres o de dónde procedían, por lo que cabe deducir que no estaban necesariamente relaciona-dos con la Tierra tal como la conocemos, sino que eran más bien como actores en algún otro drama cosmológico.

Ra se enfureció tanto ante este levantamiento que lanzó su ojo divino contra los revolucionarios en forma de la diosa Sekhmet la diosa leona que, según algunos, constituye un aspecto de Hathor , y que aparece en este momento como hija de Ra. Sekhmet se lanzó entre los malvados, provocando el caos y la desolación hasta que Ra la llamó finalmente al orden, temiendo que pod la excederse y estropear toda su obra.

Existen distintas leyendas acerca de cómo se le convenció por fin para que se retirara; pero, como no son demasiado relevantes para su papel arquetípico, no me molestaré en mencionarlas.

La ingratitud de los seres que había creado, hizo que el mundo disgustara a Ra, por lo que se retiró al Paraíso y, por órdenes de Nun, la diosa Nut se convirtió en vaca y lo transportó sobre su lomo.

Lo levantó muy alto en la bóveda del Cielo y, en ese momento, se creó nuestro actual mundo, la Tierra. Temple, con el proceso de envejecimiento y derrumbamiento final del sol secundario o binario, que pasó de ser una brillante estrella, como su compañera Sirio, convirtiéndose en el enano blanco que es en el momento actual?

Resulta conveniente considerar siempre cualquier superstición como una lejana corrupción o deformación de lo que fue en otros tiempos una verdad científica; después de todo, la historia nos deja con numerosas preguntas sin respuestas acerca de la evolución y desarrollo del horno sapiens,.

mientras que la ciencia está descubriendo continuamente pruebas que remontan cada vez más atrás el origen de la vida. El viejo Ra reaparece constantemente en la teología egipcia bajo una forma u otra. Generaciones posteriores de egipcios vieron en Osiris la encarnación de la suprema deidad solar.

Entonces, como hijo de Osiris, Horus asumió el papel de dios de forma muy parecida a como determinados dioses de las religiones orientales se manifiestan de vez en cuando bajo la forma de maestro o redentor.

Aparte de los disidentes, anteriormente mencionados y relativamente ambiguos que molestaron tanto al dios Sol, el único enemigo real de Ra era la serpiente Apap, indudablemente una representación de la fuerza eterna del mal o la oscuridad; pero, en sus primeros tiempos, Ra se veía defendido de dicha serpiente por su hija Bast, la diosa gata.

Resulta interesante señalar que, en los textos antiguos se muestra a Bast y Sekhmet como hijas de Ra; aunque, en épocas posteriores, Bast aparece como hermana gemela de Horus y, en consecuencia, como hija de Isis y Osiris.

Es evidente que nos encontramos con el mismo principio bajo nombres diferentes. Heliópolis era la ciudad sagrada del dios Sol, y de ahí su nombre. Aparte de los nueve dioses o Novena Divina, anteriormente mencionada, la religión de Heliópolis incluía otras divinidades.

Quizá simplemente se trataba de diosecitos naturales locales, recuperados de la misma manera en la que el cristianismo recuperó posteriormente las deidades paganas existentes y sus fiestas para propagar sus propias doctrinas durante los primeros siglos de la era de Cristo.

La historia de la familia de Ra continúa a través de Shu y Tefnut, llegando con el tiempo hasta la aparición de Isis y su familia. Shu y su hermana Tefnut eran gemelos. Shu era el Atlas de Egipto, siendo su papel el de servir de apoyo al cielo o firmamen-.

to; también se le mostraba en forma de guerrero, y entonces se le conocía con el nombre de Anhut. Tefnut, la leona, era la diosa del Sol y del rocío; según la leyenda, era ella quien recibía al Sol recién nacido todas las mañanas. Aunque de manera inexplicable, Shu y los hijos de Tefnut, Geb y Nut, molestaron al parecer a su abuelo, Ra.

Llevado por la ira, el viejo dios decretó que no podrían engendrar ningún hijo en ningún mes del año. La pareja se resintió de ello y buscó la ayuda de Thoth, el mago.

Apiadándose de sus sufrimientos, Thoth jugó a las damas con la Luna y, en el transcurso de varios juegos, le ganó una setentaidosava parte de su luz, con la que creó cinco nuevos días.

Como no pertenecían al calendario oficial egipcio de días, Nut pudo dar a luz a cinco hijos sucesivos: Osiris, Isis, Horus, Nephthys y Set. Qué historia tan fascinante, y que desafío plantea a una mente aficionada a investigar!

A mi me sugiere que Geb el Cielo y Nut la Tierra se alinearon de una forma u otra con el Sol, lo que impidió al planeta adoptar una órbita estable y productiva.

Todo esto parece haber tenido el efecto de alterar ligeramente el ángulo de inclinación de la Tierra con respecto al Sol, aumentando así el año de a días. Los antiguos calendarios nos hablan de una época en la que el Sol salía y se ponía en lugares diferentes de los que observamos actualmente; por tanto, este mito parece estar relacionado con un período de la historia pasada de la Tierra en el que se produjo un cambio en la forma de girar sobre su eje, posiblemente provocando inundaciones, drásticas alteraciones del clima en todo el planeta, lo que hizo que fuera objeto de mitos y leyendas en la mayoría de los países.

Los egipcios se limitaron a observar y a convertir en historia una serie de cambios cosmológicos ocurridos en la Luna.

Posiblemente, aquello dio asimismo lugar al nacimiento de una nueva era en la historia de la evolución de este planeta. Numerosos estudiosos de los fenómenos ocultistas son de la opinión de que la inclusión de esos nuevos cinco días coincidió con el hundimiento de la Atlántida, y de que los cinco dioses y diosas de los que se dice nacieron durante esos días eran simple-mente altos dirigentes del antiguo país que se dirigieron a Egipto,.

enseñaron á la población indígena todo lo que hemos expuesto anteriormente y terminaron muriendo. La otra escuela de pensamiento insistirá sin menor duda en que esas deidades eran seres espaciales que llegaron en aquellos difíciles momentos para restablecer la civilización y realizar su labor de ingeniería genética antes de volver a subirse en sus naves espaciales y dirigirse al sistema de Sirio o a cualquier otro.

Esto me conduce al conjunto más importante de deidades de, todo el panteón egipcio, los principios que constituyen las bases de la magia egipcia: Osiris: Los griegos le llamaron Plutón o Dionisio.

Era un dios de la naturaleza y rey, el señor del universo. Según afirman las tradiciones, abolió el canibalismo, enseñó la religión solar, le enseñó a los hombres a cultivar los cereales, etc. También construyó ciudades, dotó a la humanidad de civilización e inventó dos tipos de flauta para acompañar las canciones ceremoniales.

En sus viajes iba siempre acompañado por su gran visir, Thoth, y por su sobrino o según algunos su hijo , Anubis. sis era su esposa y Horus su hijo. A Osiris se le representa siempre con la cara de color verdoso y vestido de blanco.

Al igual que su marido, Isis era un ser sumamente civilizado y una gran gobernante por derecho propio. Enseñó a los hombres a cultivar los cereales que eran sagrados para ella , a tejer ropas y a confeccionar vestidos.

Instituyó el matrimonio y enseñó a su gente el arte de curar las enfermedades. Para poder entender plenamente la magia egipcia hace falta comprender la leyenda de Isis y Osiris, que ha constituido la fuente de inspiración del sistema mágico egipcio desde la aurora de la historia.

Las personas aficionadas a la mitología podrán recurrir a los textos de Plutarco para buscar más detalles, pero ésta es la historia en esencia:. Ambos eran divinidades proceden-tes del cielo? que habían descendido a la Tierra para contribuir al desarrollo y evolución de la humanidad.

Osiris tenía un hermano, Set Typhon , y los dos convivían amigablemente con sus esposas, Isis y Nephthys, en Abydos. Osiris era muy amado por hombres y mujeres, pues les había enseñado las artes de la civilización; favorecía la piedad, la buena salud y el bienestar entre ellos.

Mientras viajaban para visitar el sudeste de Asia según algunos la India junto con su esposa, Osiris se vio repentinamente llama-do por su hermano que le pedía que volviera..

Durante su ausencia Set había conspirado con otros setenta y dos una vez más el número setenta y dos quienes organizaron un banquete para celebrar el retorno del rey. Como parte de las diversiones,se introdujo en el salón una extraña caja y, uno tras otro, los distintos invita-dos intentaron encajar en ella.

Sólo Osiris fue capaz de acomodar-se en la caja, momento que los conspiradores aprovecharon para echarle el cierre y sellarla. Se nos dice que Osiris entró en la caja o tumba el 7 de Athyr 13 de noviembre , el mismo día y mes en que se supone que Noé se subió a su arca bíblica.

La caja fue arrojada luego al Nilo, o al mar y arrastrada por la consiguiente inundación. Finalmente, cuando bajaron las aguas, se enredó en un tamarisco. Isis, que había ido a visitar Chemnis, recibió noticias de lo que había ocurrido.

Convocó apresuradamente a su sobrino Anubis y se lanzó a la búsqueda del cuerpo de su marido. En Byblus encontró el árbol, al que sin embargo defendía un poder mágico, por lo que no pudo aproximarse al féretro. Mientras lo observaba, el rey -de Byblus, salió en búsqueda de un árbol que le sirviera de columna para su palacio.

Eligió aquel en el que se encontraba Osiris. Isis adoptó forma de paloma, y lanzó gritos de queja, intentando en vano disuadir a los hombres de que cortasen el árbol, por lo que recuperó su apariencia de mujer y se dirigó al palacio, donde se convirtió en la que cuidaba al hijo de la reina.

Tras congraciarse con sus amos, Isis consiguió contrarrestar la magia perversa de Set y recuperar el féretro.

Pero sus problemas no habían acabado. Set se enteró de lo que había hecho y, mientras dormía, le robó el féretro con malas artes. Luego lo abrió. y cortó el cuerpo de Osiris, en catorce pedazos, dispersándolos por distintos lugares. Isis tuvo que ocuparse entonces de buscar los distintos trozos.

Junto con su hermana Nephthys y su sobrino Anubis, viajó a los lugares más distantes hasta haber localizado todos los trozos menos el falo. Este había sido devorado por un oxirrinco, aunque algunos dicen que lo había sido por una araña.

Entonces Isis hizo un falo de madera y llevó el cuerpo a Abydos para enterrarlo. Junto con su hermana, Nephthys, Anubis, su sobrino, y Thoth, su tío.

Isis lloró amargamente sobre el cadáver de su marido y entonó cantos mágicos. Tan poderosas fueron las lagrimas y las oraciones, así como los poderes ocultos de Thoth, que el miembro viril de Osiris comenzó a dar muestras de vitalidad y aseguró que su fiel esposa concibiera un hijo.

Osiris ascendió entonces al Cielo o Paraíso, lugar sublime desde el que continuó observando a Isis mientras ésta estaba encinta y daba a luz a su único hijo, Horus. Aunque esta parte de la leyenda nos dice que Horus nació de esta manera milagrosa, en otros textos es simplemente una reencarnación de su padre; existe incluso la versión de que fue concebido por Isis y Osiris mientras ellos estaban en el vientre de su madre, todavía no nato.

Esta última sugerencia será sin duda alguna muy bien acogida por los que ven la familia de Osiris procedente del espacio exterior y llegando, con niño pequeño incluido, en un objeto volante no identificado.

No obstante, la continuación del mito es como sigue: dándose cuenta de que el niño que Isis llevaba en su seno iba a ser el vengador de su padre, Set decidió destruirlos. Pero, mediante la ayuda de la magia, Isis consiguió burlar a sus perseguidores. Según algunos, se fue a vivir al Sol, y según otros vivió debajo del mar dónde las ninfas marinas la protegieron.

La historia más prosáica y creíble es la que huyó a una pequeña isla en un lago cercano a Buto, donde nació su hijo. Lo crió sola, y Horus fue al principio un niño enfermizo; aunque, según crecía, fue adquiriendo salud y vigor.

Nada más hacerse hombre, Horus decidió solventar las cuestiones pendientes con Set. Una gran pelea tuvo lugar en la llanura, más allá de Siout y Horus triunfó en ella. Este le devolvió su trono a Isis, pero ella se negó a aceptarlo, dejando en él a su hijo antes de volver al Paraíso para unirse al espíritu de su marido.

Horus tomó entonces como esposa a Ha-. thor, o según algunos a Bast, su hermana gemela, y vivieron felices a partir de entonces. Dado que este relato parece abarcar un enorme plazo de tiempo, muchos se sienten inclinados a creer que está relacionado con la historia completa del planeta Tierra y no simplemente con un acontecimiento del pasado de Egipto.

Según los sabios místicos, el eón de Horus es la era de Acuario, en la que el hijo de Isis volverá para vengar a su padre, para eliminar a Set y traer la paz, la luz y el amor a toda la humanidad.

Según ese planteamiento, lo que hemos venido soportando durante los últimos siglos equivale al destierro de Isis, y al período en el que Horus iba creciendo en fuerza y sabiduría.

Todo ello suena enormemente alentador, sobre todo contemplado desde este punto de vista. Existen numerosas maneras distintas de interpretar este mito; y, por tanto, antes de meternos en aguas más pro-fundas, volveré a mis descripciones de los dioses y sus atributos. Isis era una maga, posiblemente el arquetipo de la alta sacerdotisa del tarot.

Aprendió su magia de Thoth; aunque, según algunas leyendas, obtuvo sus poderes del propio Ra, engañándole para que le revelase su nombre, y adquiriendo así plenos conocimientos mágicos.

Hemos hablado ya de la magia de los nombres, por lo que resulta fácil ver como surgió esta idea. Con frecuencia se confunde a las diosas Isis y Hathor.

Las primeras representaciones de Isis la muestran coronada con el trono , lo que es correcto. El disco córneo era el símbolo de Hathor y sólo se con-fundió con el tocado de Isis en dinastías posteriores. Este último lo comparte con Hathor y Bast.

Su color es el azul celeste. Parece ser que era pelirrojo, lo que convirtió al rojo en un color maligno en la magia egipcia, jamás utilizado al servicio de la luz. Represen-ta las fuerzas del caos y la destrucción, o de la energía mal utiliza-da.

Era la manifestación de Apep o Typhon, los enemigos del poder de la luz. En la práctica mágica se considera generalmente que Set representa el aspecto dualista de cada uno de los restantes rayos comúnmente utilizados.

Dicho en otras palabras, es el antirrayo que, si se le permite cualquier modalidad de preeminencia, contribuirá a anular o destruir a los demás.

Nephthys, a la que los griegos identificaron algunas veces con Afrodita, era la hermana y esposa de Set, pero no le apoyaba en su persecución de Osiris. De hecho, le abandonó y abrazó la causa de Isis.

Según algunas fuentes sedujo a Osiris con el fin de tener un hijo, y Anubis fue el resultado de esta extraña unión a la que, al parecer, Isis no tenía nada que objetar. Lo que se nos dice en realidad es que, cuando se unieron, los principios representados por estos rayos produjeron un tercer principio.

Osiris representaba la luz y la verdad, y Nephthys, la receptividad psíquica, la capacidad de revelación. Lo único que pretendían decir los magos egipcios con esta leyenda era que, cuan-do la luz y la verdad se unen con la revelación, nace una fuerza que los guiará a través de las regiones oscuras del Averno y los conducirá a la seguridad.

Dicho en otras palabras, para poder enfrentarnos a los estados alterados de conciencia, debemos desarrollar el Anubis dentro de nosotros, etc. Nephthys es la guardiana de todas las cosas escondidas u ocultas, lo que incluye cualquier forma de invisibilidad u oscuridad.

Los que deseen el anonimato deberían elegirla como su diosa tutelar. Sus colores son el verde pálido o el plateado y sus símbolos el loto y el cáliz. Su nombre egipcio es Nebhet, y se la suele mostrar con una canasta o recipiente sobre su cabeza.

Eso es totalmente incorrecto. Según algunos autores hubo dos Horus; uno que se identificaba con Shu y el otro Horus, hijo de Isis. No cabe la menor duda de que nos enfrentamos todo el tiempo con el mismo arquetipo, debiéndose esas diferencias a matices de interpretación local.

A Horus se le identifica con el dios griego Apolo, y su color es el amarillo claro o el dorado. Se muestra bajo varias formas arquetípicas, algunas veces como el guerrero que venga la muerte de su padre, como el señor de las profecías, como el dios de la música y las artes y, al ser él mismo extremadamente apuesto, como el dios de todas las cosas bellas.

Sus símbolos son el halcón y el ojo que todo lo ve. La familia de los felinos está también estrecha-mente relacionada con él, ya que a Bast se la considera como a su hermana gemela.

Hathor Athyr , a la que también se relaciona con Afrodita, era hija de Ra y la detentadora de su ojo divino.

Hathor era una diosa de aspecto dual: bajo su forma de vaca celestial divina, alimentaba a los dioses, protegía a las mujeres, patrocinaba el arte de la astrología y ofrecía solaz y consuelo. Pero, según algunos especialistas, Hathor tiene también otra cara, la de Sekhmet, o diosa de la cabeza de leona.

Quizá los antiguos estaban intentando simplemente decirnos que la energía puede o bien sanar y alimentar, cuando se usa constructivamente, o bien enfermar y destruir, cuando se usa destructivamente. Al igual que la mayoría de las diosas guerreras y a diferencia de los dioses guerreros , sólo luchaba para defenderse o para vengar una ofensa a alguien a quien amaba, lo que también es típico de la diosa griega Atenea sabiduría la más poderosa de todos los guerreros; esto es otra forma de decir que, en último extremo, la sabiduría vence a la fuerza.

Incluso bajo su forma de Sekhmet, esta diosa podía ser benigna y justa; bajo la guisa de diosa con cabeza de leona, aparece algunas veces en la triada de Memphis, junto a Ptah e Imhotep o Nefertum , el dios de las artes curativas.

Un monumento nos informa de que su cul-. to es tan antiguo que, cuando el faraón Cheops mandó reconstruir su templo de Denderah en el año antes de Cristo, éste estaba ya en ruinas. Sus colores son el coral, el melocotón y el cobre. Su símbolo es el espejo o escudo, y comparte con Isis la afición por el sistro.

Es el guardián tradicional contra las fuerzas del astral inferior, pudiéndosele identificar has-ta cierto punto con Cerberus. Patrón de los anestesistas, los psiquiatras y de cualquiera que busque objetos perdidos, bajo su forma de perro, Anubis conduce a todos los que buscan hasta su madre, Nephthys la pitonisa, o hasta Osiris.

Su color es el terracota y su símbolo el sarcófago o féretro representado algunas veces como caja o columna.

Thoth, o Tehuti, es uno de los más interesantes de todos los primitivos dioses egipcios, y con frecuencia se le identifica como el tío de la familia. En algunos dibujos se le muestra en forma de babuino con cabeza de dios, pero la mayoría de las veces como hombre con cabeza de ibis.

Thoth es el dios de la medicina equivalente al dios griego Hermes , de la enseñanza, la magia, la verdad, los libros y las bibliotecas, el conservador de los registros Akashicos, el señor del tiempo, etc. En algunos textos se le considera como hijo de Nun, lo que le convertiría en hermano de Ra, con conexiones evidentes con un sistema solar distinto.

Según otra leyenda, fue su palabra la que dio vida a los cuatro dioses y diosas, siendo él quien pronunció las palabras sagradas que proporcionaron a Ptah la energía necesaria para proceder a la creación del universo.

Se dice que su voz posee propiedades mágicas. Fue él quien, en su condición de juez divino, decidió en favor de Horus y en contra de Set, tras su fa-. mosa disputa.

Dios de la historia, conservador de los archivos divinos, señor del karma, heraldo de los dioses, tiene también una cara o aspecto femenino, el de Maat, diosa de la verdad, con frecuencia personificada individualmente.

Algunas veces se dice que contrajo matrimonio con Maat; pero, según otras leyendas, su esposa era Seshat, una diosa estelar, patrona de los arquitectos y que enseñó a los hombres a construir según las estrellas.

Sin embargo, la mayoría de los especialistas opinan que todos éstos no eran sino aspectos del propio dios y no deidades individuales. Sus símbolos son la pluma blanca y el caduceo, su color el amatista, y el ibis es su animal sagrado.

Como esposa de Ptah, existe una estrecha relación entre Bast y las deidades con cabezas de león. Los sacerdotes del antiguo Egipto creían firmemente que era hermana de Horus e hija de Isis y Osiris.

Al igual que Horus, Bast era la diosa. de la música y la danza; el sistro era su elemento sagrado y el gato su animal. No obstante, su culto floreció durante las últimas dinastías, y quienes estén interesados por su figura pueden encontrar en Herodoto descripciones de ceremonias dedica-das a ella.

LA TRIADA DE MEMPHIS Memphis fue una ciudad destacada en tiempos antiguos, y sus disciplinas ocultas han llegado hasta la masonería de hoy en día. Realizaba milagros y era muy amado y comprendido por la gente normal y corriente. Algunos lo consideran como un aspecto o cara de Osiris, pero, por lo que he deducido de mis propias experiencias mágicas, me inclino a considerarlo.

como una individualidad arquetípica por derecho propio. Sus símbolos son la cuerda y las herramientas del albañil. Sekhmet, su esposa, solía representarse con una cabeza de leona coronada con el disco solar. Como hemos explicado ya, Sekhmet aparecía también como Hathor, la diosa de la alimentación; aunque fue bajo su forma de leona como contrajo matrimonio con Ptah.

Algunos especialistas son de la opinión de que Sekhmet y Bast son el mismo arquetipo, y no Sekhmet y Hathor. No obstante, y de momento, me limitaré a exponer el principio, dejando la explicación de su aplicación para cuando lleguemos al tema de la magia práctica. Nefertum, hijo de Ptah y Sekhmet, lleva un loto en la cabeza.

Según la leyenda era el guardían del Sol durante la noche. Más adelante, su posición como tercer miembro de la trinidad fue usurpada por Imhotep, el dios de los médicos. Los griegos tenían la opinión de que Imhotep equivalía a su propio dios de la medicina, Esculapio, o incluso a Hermes, existiendo evidencias arqueológicas que corroboran la idea de que una persona llamada de esa misma manera y con atributos similares vivió realmente, fue enterrada con gran esplendor y posteriormente deificada de manera muy parecida a como determinadas ramas del cristianismo canonizan a sus santos por milagros supuestamente debidos a sus reliquias.

LA TRIADA TEBANA Se trata de un grupo sumamente importante de dioses, y que influyó mucho en la historia de Egipto.

Estaba integrada por Amón Amén o Amún , Mut, su esposa, y su hijo Khonsu. Amón fue identificado por los griegos con su dios Zeus de los cielos.

Pero los tebanos lo extrajeron de fuentes más humildes. Según algunos, llegó a Egipto con los hititas y era por tanto el mismo dios que Jehovah o Yavé; según otras fuentes.

Tebas fue en sus principios un pequeño pueblo o aldea y Amón su primitiva deidad local. Durante la famosa dinastía xviii, Amón fue el dios indiscutible, y el hecho de que su nombre se uniera al del faraón.

reinante constituye una indicación del nombramiento divino de los faraones. La única excepción fue Amenhotep vi, llamado más adelante Akhnaton, quien no era partidario de Amón y se esforzó mucho por eliminar su culto del sistema religioso de la época.

Akhnaton murió en circunstancias sospechosas, y cuando su yerno, el luego famoso Tutankhamón, subió al trono, los poderosos sacerdotes de Amón recuperaron una vez más el control, permitiendo que su deidad usurpara el manto del mismísimo Ra.

A Amón se le representa con una cabeza de carnero ala era de Aries? Mut, la consorte de Amón, fue identificada por los griegos con su diosa Hera.

Khonsu, el navegante, fue al parecer adoptado por Amón y Mut, ya que éstos carecían de hijos propios. Khonsu era un dios favorable, famoso por sus poderes terapéuticos e inclinaciones literarias.

Se decía que sus estatuas eran capaces de realizar milagros. Relacionado con la Luna, era de carácter compasivo y amable y, bastante parecido al tercer miembro de la tríada de Memphis, Imhotep, cuyas propiedades había sin duda asumido.

Reseñamos ahora a algunos otros dioses y diosas, pero simplemente para fines de información general, ya que muy pocos o ninguno de ellos ocupan lugares de importancia en el esquema mágico de las cosas. Harmarkhis, el nombre divino de la esfinge, es según algunos una cara o aspecto de Horus.

Ha habido numerosas especulaciones con respecto al sentido y función de este monumento, tanto desde el punto de vista metafísico como desde el punto de vista científico.

Parece ser que tiene fuertes connotaciones ocultistas, posiblemente relacionadas con la magia de Sirio, y la prolongada relación entre los homínidos y la familia de los leones o felinos anterior a este sistema solar en incontables eones de tiempo. Wepwawet, mostrado en forma de chacal pero distinto de Anubis, era un dios de carácter guerrero, derivado posiblemente de alguna deidad primitiva local, cuyos auténticos orígenes se han visto oscurecidos por el paso del tiempo.

Nekhebet, equivalente a la diosa griega Eliteya, diosa de los partos, parece encajar perfectamente en la categoría de seres sobre-naturales que no eran sino personificaciones primitivas de determinadas ideas o principios. Buto era la diosa serpiente amiga de Isis. Una vez más, este nombre nació, del nombre del lugar en el que se dice que Isis se ocultó para escapar de la ira de Set, debiendo deducirse de ello que nos enfrentamos con simplemente el nombre de un determinado lugar en vez de con un concepto teológico.

Mont era en realidad un dios antiguo adoptado de tiempos primitivos y del que posteriormente se olvidó todo el mundo.

Según todas las descripciones, se trataba de una vieja deidad solar. Neith era la protectora de Sais; su signo lo constituían dos flechas cruzadas sobre una piel de animal, lo que tentó a los griegos a equipararla con Atenea. Deidad muy antigua, Neith fue igualmente identificada con Nut, o incluso con Isis.

La lanzadera era también uno de sus símbolos sagrados. Knumm, representado algunas veces en forma de carnero o cabra, era el alfarero divino que había hecho el mundo; se trataba de un dios amable y constructivo, amado por todo el mundo. Lógicamente se le puede considerar como un aspecto de Ptah a quien se le dio un nombre local.

Harsaphes era también una deidad con cabeza de carnero, lo que le remonta a la era de Aries. Junto con sus esposas, Sati y Anuket, constituye una vez más un ejemplo de primitiva deidad local que llegó a encontrar un lugar opuesto en una teología más sofisticada.

Min suele identificarse tanto con Pan como con Horus. Era el dios de la vegetación y el trueno era su emblema, aunque se trataba esencialmente de un dios de la fertilidad que no tenía la menor relación con el Zeus griego.

Hapi era el nombre divino del río Nilo; Apet la diosa hipopótamo que se ocupaba de la maternidad; Heket una diosa rana patrona de las comadronas. Las Hathors, que no tenían nada que ver con la diosa de ese mismo nombre, eran una especie de hadas madrinas que aparecían en el momento del nacimiento de personas famosas o destinadas a grandes empresas.

Shai no era en realidad ningún dios, sino simplemente el nombre del destino. Renenet era una antigua divinidad Mu-an de la que se decía que alimentaba a los niños de pecho durante el período de lactancia. Khepera, el escarabajo, era la deidad de las transformaciones, tratándose probablemente de un concepto puramente teológico, que utilizaba una forma de vida, concretamente la del escarabajo, como ejemplo capaz de ser visto y comprendido por aquella gente primitiva.

El escarabajo asumía con frecuencia una importancia mágica, ya que los no iniciados creían que había un cierto misterio en sus hábitos de procreación. Selket, la diosa escorpión, era la guardiana de las parejas casadas. Los cuatro hijos de Horus eran en realidad los cuatro elementos.

Nacían de un loto y aparecían siempre en las escenas de juicios junto con Osiris, como si estuvieran juzgando la forma que había tenido el alma de tratar a los cuatro elementos durante la vida.

Sus nombres son: Imsety con cabeza humana , el agua. Hápi con cabeza de simio , la tierra. Duamotef con cabeza de chacal , el fuego. Qebhsbuf con cabeza de halcón , el aire.

Ament, era de hecho un dios libio, aunque aparecía incluido entre las deidades egipcias. Maat era, como ya hemos dicho, un concepto teológico de la verdad representado por una pluma. Probablemente se trataba de un aspecto o cara de Thoth o Tehuti.

Nehet era el nombre de la eternidad. Había numerosos animales sagrados, el más famoso de los cuales era probablemente el buey Apis. Se decía que era una personificación de Osiris.

A Apis se le rindieron muchos honores en tiempos posteriores, al igual que ocurrió con la cabra de Mendes y el ave bennu. Existen numerosos libros que se ocupan únicamente de los dioses, sus numerosas leyendas y su historia precisa. En este libro me falta espacio para dedicarle a ese tipo de conocimientos especializados, pero las bibliotecas públicas están bien abastecidas de textos para todos aquellos que deseen profundizar en el tema.

Mi información sobre los dioses egipcios ha sido breve y resumida; se trata simplemente de una guía para poder comprender mejor cuáles eran las auténticas fuerzas mágicas del antiguo Egipto y cómo pueden diferenciarse de la magia local, natural y compasiva o benévola. Por supuesto, todos los sistemas mágicos poseen puntos y aspectos eficaces; pero, tal como comprobaremos, en Egipto nos encontramos con algo mucho más importante.

De la lectura de los anteriores capítulos puede deducirse que un pueblo tan primitivo como para dejarse arrastrar a creencias politeístas no podía poseer conocimientos realmente profundos de psicología humana y mucho menos comprender la esencia divina.

Pero esto no puede estar más alejado de la verdad. En primer lugar, ese politeísmo que parece evidente a primera vista no resiste un escrutinio más atento. Muchas de las deidades egipcias individualizadas no eran en realidad sino aspectos de un único arquetipo divino, y los dioses menores no tenían mayor importancia que los santos católicos a los que se reza pidiéndoles este o aquel favor, según sus hechos e inclinaciones terrenales.

Por ejemplo, el recientemente degradado San Cristóbal tiene mucho en común con el dios egipcio Anubis, y en el antiguo Egipto la mayoría de los viajeros solitarios llevaban consigo un emblema de este dios, consistente en un perro guía, para llegar sanos y salvos a sus puntos de destino.

Al igual que su equivalente egipcio Thoth, Santo Tomás de Aquino se ve frecuentemente invocado por los estudiantes serios que se presentan a exámenes de teología y, después de todo, los dos eran magos en el sentido más profundo de la palabra.

Existen incontables ejemplos que demuestran como la gente no ha cambiado demasiado a lo largo de los siglos. Todos nosotros tenemos una necesidad psicológica básica, que puede adoptar la forma de asa espiritual a la que agarrarnos de nuestros sentimientos de culpabilidad, o simplemente de algo que supera nuestra capacidad de perfección normal, que consideramos por encima de las debilidades terrenales y, por tanto, digno de nuestro respeto y adoración.

Los egipcios creían en el sacerdote, u hombre religioso profesional, y en su poder para conseguir determinados efectos. No excluían a las mujeres del sacerdocio.

En su vida diaria, el sacerdote era tan sobrio y moral como cualquier cristiano, aunque todavía muchos menos prejuicios. Los egipcios tenían un sano respeto hacia el reino animal y vegetal, lo que les sitúa por encima de más de un grupo fanático religiosos de hoy en día.

Habían heredado sus creencias más profundas de una fuente cuyas ideas sobre la evolución espiritual eran más avanzadas que cualquiera de las reinantes en aquellos primitivos tiempos, y es posible que no comprendieran realmente lo que se les había insinuado, pero al menos lo intentaron.

Después de todo ¿por qué debía parecerse cualquier deidad al homo sapiens? A una raza de gentes dotadas de conocimiento sobre otras formas de vida más allá de la Tierra, esa idea le habría parecido ridícula, y el concepto de la existencia de una única existencia en el momento de la creación algo totalmente ilógico.

Si todos los seres creados volvían en último extremo a su creador, llevándose consigo los conocimientos adquiridos durante su viaje por numerosas zonas de tiempo distintas otras vidas, para aquellos que consideren el tiempo como algo lineal , no se perderían como individualidades, sino que seguramente continuarían existiendo como aspectos, fragmentos, o incluso personificaciones del todo.

Si todo evoluciona hasta llegar a ese punto como creían los egipcios, ¿por qué no considerar a un gato, una vaca, un árbol, una estrella, como representaciones de lo divino? Los misterios interiores de los templos egipcios no eran en absoluto tan politeístas como cabe imaginar.

Consideraban las dualidades o polaridades como algo lógico y práctico y resultado normal de una fusión así era la tercera energía personificada en un hijo o hija. Por tanto, lo que adoraban no era tanto un gato, perro o serpiente, como al principio que representaban; y ese principio era a su vez un aspecto de la creación o espíritu último.

En último extremo, la gente suele encontrar siempre su propio nivel, por lo que los prejuicios religiosos de cualquier tipo son inútiles y sólo pueden conducir a angustias y sufrimientos como demuestran las páginas de la Historia.

Una mejor comprensión del auténtico carácter de la religión egipcia ha sido propuesta por especialistas posteriores, cuyos escritos y textos examinaremos más adelante; pero, antes de embarcarnos en el estudio de una filosofía más profunda, sería conveniente comprobar si existe una línea de demarcación entre los conceptos teológicos egipcios tal como fueron personificados, y personas, maestros, médicos, gobernantes, etc.

Tanto el mito como la leyenda parecen aportar pruebas en favor de la teoría de que Isis y su familia eran personas de carne y hueso, procedentes quizá de la Atlántida o de alguna otra civilización avanzada, o incluso de algún remoto sistema solar.

También es posible que esa gente hubiese domesticado y entrenado a animales, ha3. ciendo que dejasen de ser feroces y primitivos y que resultasen útiles y mejor dispuestos hacia el ser humano.

Para cualquiera que aspire a convertirse en mago, una mente abierta a todas las posibilidades es un prerrequisito esencial.

Igualmente digna de consideración es la idea de que Isis y su familia representaran la parábola de un acontecimiento cósmico real, como por ejemplo el cambio de eje de la Tierra, un cambio en la posición de la Luna, y acontecimientos astronómicos de los que fue testigo una raza tecnológicamente avanzada, que no tenía otro medio de comunicar sus conocimientos a un pueblo primitivo.

Dicho en otras palabras, todo podía tener una sólida base científica y, en vista de los descubrimientos científicos más recientes en el campo de la mecánica cuántica, resulta bastante factible. Se sabe que las partículas subatómicas pueden comunicarse instantáneamente unas con otras a través de gigantescas distancias del espacio exterior, y por tanto cabe preguntarse por qué las mentes humanas no pueden hacer lo mismo.

En ese caso, no habría nada nuevo sobre la Tierra, sino sólo cosas ya olvidadas. Desde el punto de vista de la magia, el sistema egipcio exige a sus seguidores que, en lo que se refiere a los dioses, sigan a un grupo de ellos claramente definidos, por lo que el aspirante a mago debería mostrarse tajante acerca de su elección inicial.

A continuación expondré la que yo personalmente he encontrado más eficiente y adecuada a los requisitos de la vida moderna.

La magia exige un reconocimiento de la existencia de fuerzas que van más allá de las energías normales, las que resultan visibles y abordables en la vida cotidiana. Si de entrada no cree en ellas, estará malgastando su tiempo estudiando cualquier tipo de magia.

Tenga en cuenta que, como se ha señalado ya, el creer o no creer no influye para nada en la naturaleza y poder de la fuerza o campo de energía. Después de todo, los hombres y mujeres de la era Isabelina no creían en la electricidad, pero la electricidad existía.

Los científicos de principios de este siglo habrían rechazado las teorías sobre la energía atómica como ciencia ficción, una broma o simplemente como teorías heréticas; y, sin embargo, a pesar de su incredulidad, eran ciertas. Hoy en día se sigúe debatiendo acaloradamente sobre la naturaleza del espacio-tiempo, pero numerosos ocultistas saben que todo el tiempo existe simultáneamente y, antes o después habrá.

una tecnología que permita demostrarlo y superar la barrera del tiempo, con la misma facilidad con la que ahora tomamos un avión a reacción para dirigirnos al otro extremo del planeta. Personalmente soy de la opinión de que la gente que enseñó a los primitivos egipcios sabía muchas de estas cosas, y que, en el momento actual, estamos a punto de completar el círculo del conocimiento.

Todo esto exigirá una revisión de las antiguas teologías a la luz cósmica de la lógica científica y la comprensión espiritual combinada. Los principios mágicos se mantienen constantes en todo el universo, difiriendo únicamente los nombres que se les asigna en cada diferente época o período de tiempo.

Si deseamos sortear la tormenta de confusión e incertidumbre religiosa que indudablemente se derivará de la inminente marea de revelaciones científicas, debemos prepararnos mentalmente tomando en consideración los aspectos más profundos del universo a la luz del conocimiento.

No existe ninguna línea divisoria. A pesar de lo que se dice, la ciencia y el ocultismo no son dos fuerzas opuestas; de hecho, son aliados más próximos que la fe y la ortodoxia. Durante los últimos años, las pirámides han sido un tema muy popular, de observación, debate e investigación. Han aparecido innumerables libros que tratan de las matemáticas de estas superestructuras, de la razón de su construcción, de su significado oculto y de su desafío a las leyes de las ciencias modernas.

Se ha afirmado que fueron construidas por alguna fuerza antigravitatoria, por hombres del espacio, mediante sonidos, telequinesis o, según las versiones más convencionales, por multitudes de pobres esclavos que arrastraban grandes bloques de piedra sobre rampas inclinadas.

En los últimos tiempos resulta cada vez más evidente que existe cierta conexión entre las estructuras piramidales y la historia y evolución de nuestro planeta. La decodificación del mensaje de la Gran Pirámide se ha convertido en un pasatiempo muy ,popular entre los autores con conocimientos matemáticos, habiéndose propuesto numerosas teorías distintas entre las que el lector puede elegir la que prefiera.

Se nos dice que el número sagrado relacionado con esta pirámide es el cinco. En la magia egipcia, es el número de Thoth por un lado y el número mágico de Sirio por el otro. Incluso desde un punto de vista materialista y científico, las pirámides parecen encerrar numerosos enigmas y misterios.

Por ejemplo, la República Arabe Unida y los Estados Unidos pusieron recientemente en marcha un proyecto para estudiar la pirámide. de Kefrén con rayos X con el fin de encontrar una cámara funeraria hasta ahora no descubierta. Dado que los rayos X no se consideran lo suficientemente potentes como para atravesar la piedra, El Dr.

Luis Alvarez, premio Nobel de Física y director del Lawrence Radiation Laboratory de la Universidad de California, sugirió que su equipo podía contribuir a resolver el enigma. La tecnología en cuestión había sido ideada para medir las partículas de radiación que bombardean la Tierra desde el espacio exterior, por lo que se dio lógicamente por sentado que, si se colocaban los aparatos en la cámara funeraria existente en la pirámide de Kefrén, podría grabarse en cinta las dosis de radiación que llegaban hasta dicha cámara a través de la piedra, y observar cualquier desviación en la solidez de la estructura.

Eso haría que resultase relativamente fácil descubrir las cámaras funerarias adicionales que pudieran existir y que, hasta entonces, no habían sido descubiertas. Se instaló por tanto, el complicado aparato de radiación, que funcionaba a El Dr.

Alvarez visitó la pirámide para hacerse cargo de las cintas grabadas con su aparato y luego se marchó de inmediato sin formular el menor comentario acerca de sus descubrimientos. Las cintas de las que habíamos esperado que revelasen grandes descubrimientos son únicamente una masa abigarrada de símbolos sin sentido.

Dos cintas que deberían ser exactamente iguales son sin embargo completamente diferentes. O bien la geometría de la pirámide es en esencia errónea, y sabemos que no lo es, o existe un misterio sin explicación posible.

Se pude llamar como se quiera, ocultismo, la maldición de los faraones, brujería o magia, pero lo cierto, es que en la pirámide de Kefrén existe una fuerza que desafía a todas las leyes conocidas de la ciencia. Las pirámides han conseguido evidentemente conservar celosamente su secreto, pero ¿durante cuánto tiempo podrán seguir haciéndolo?

Personalmente soy de la opinión de que la encontrará, y espero tranquilamente a que eso ocurra. Pero eso no impide que yo o cualquier otro estudioso de la magia egipcia juegue con unas cuantas ideas, basadas quizá en observaciones más metafísicas que científicas.

Se ha afirmado que la forma y estructura de las pirámides es capaz, mediante alguna manera inexplicable, de retrasar los procesos normales de erosión y decadencia.

Los investigadores han dedicado mucho tiempo a estudiar hojas de navaja o productos alimenticios que, según se nos ha dicho, parecen disfrutar de mayores plazos de vida cuando se les somete a períodos de tiempo dentro de modelos a escala de la Gran Pirámide.

Las cualidades de conservación de esta geometría sagrada eran evidentemente comprendidas sólo en parte por los egipcios, que tendían a utilizarlas como tumbas en las que colocar sus cadáveres momificados con la piadosa esperanza de conservar los cuerpos para que pudieran volver a ser utilizados en una dimensión más elevada.

Pero, desde el punto de vista del ocultismo, ¿qué sentido tiene todo eso? Hace algunos años pronuncié una conferencia sobre esoterismo en Inglaterra, donde una sociedad especializada en piramidología mandó construir una pirámide a escala, en la que cabía un hombre en postura meditativa.

Le pregunté qué había ocurrido. Los dos habíamos experimenta-do exactamente lo mismo: una suspensión o paro del tiempo, como si estuviésemos desplazándonos hacia un punto en el que convergían varias zonas de tiempo. Cuando el cerebro humano no está programado para recibir sincronías de tiempo múltiple, el resultado de verse sometido a un fenómeno como ése es como mínimo una gran confusión y desconcierto.

Pero parece ser que nuestro cerebro posee todos los. mecanismos necesarios para manejar ese tipo de información, y que es sólo cuestión de tiempo y paciencia el que nuestra mente racional y reflexiva llegue a aceptarlo como algo perfectamente normal.

Según fuentes psíquicas, los saltos del quantum evolutivo ocurren a intervalos de miles y miles de años y, en esos momentos, áreas del cerebro humano, hasta entonces no ejercitadas, se volverán activas y procederán a decodificar lo que anteriormente eran sólo misterios o fantasías de ciencia ficción.

La historia nos dice que las grandes pirámides estuvieron originalmente recubiertas por una capa exterior, posiblemente de mármol, y rematada por conos cubiertos de metal. Desde el momento en que decidí embarcarme en esta aventura, Local Adventures estuvo a mi lado, respondiendo a todas mis preguntas y preocupaciones.

Este viaje fue un increíble. Desde las majestuosas pirámides de Giza hasta los intrincados templos de Luxor, cada lugar que visitamos fue una maravilla histórica y cultural.

Sí, es cierto que madrugamos y es algo pesado, pero gracias a esto visitamos muchos lugares en un día, pero cada momento valió la pena. Quiero destacar especialmente la labor de nuestro guía, Sherif Saad.

Con un profundo conocimiento sobre la historia y la cultura egipcia, Sherif no solo resolvió todas nuestras dudas, sino que también nos recibió con los brazos abiertos y nos trató como a su propia familia durante todo el viaje.

Su dominio del español fue impresionante y nos permitió sumergirnos aún más en la riqueza de la cultura egipcia. Hubo momentos verdaderamente inolvidables durante este viaje. La noche en la faluca, navegando por el río Nilo bajo un cielo estrellado, fue mágica y serena. El amanecer desde un globo aerostático sobre Luxor nos dejó sin aliento, ofreciendo una perspectiva única de los antiguos templos y el paisaje circundante.

Y Abu Simbel… bueno, simplemente no hay palabras para describir la grandeza de este sitio arqueológico. Adicional a esto yo decidi viajar en avión a Asuán y es una excelente opción.

Te ahorra tiempo y energía para que puedas aprovechar al máximo tu estancia en este fascinante país. En resumen, mi viaje con Local Adventures fue una experiencia que superó todas mis expectativas. Estoy profundamente agradecida por los recuerdos que he creado y por las amistades que he hecho en el camino.

Si estás buscando una aventura auténtica y enriquecedora, no busques más que Egipto con Local Adventures.

La autora nos lleva de viaje a Egipto mientras comparte sus experiencias más íntimas con toda sinceridad. Además, la historia nos confronta con nuestros Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica. ¿Tienes Descubriendo los Tesoros de Egipto, Este viaje fue un increíble. Desde las majestuosas pirámides de Giza, templos de Luxor: Aventuras mágicas egipcias





















Según otra Acceso Especial Festivales, Aventuras mágicas egipcias su palabra mágicaw que egiipcias Participa gana sorprendente a los Avemturas dioses y diosas, siendo él quien pronunció las palabras Mejor Plataforma Apuestas Seguras que Mejor Plataforma Apuestas Seguras a Ptah la energía necesaria para proceder a la creación del universo. Aventuras mágicas egipcias de que egipciae realizar ese viaje de exploración y descubrimientos por el borroso y distante mágkcas de Egipto, hace falta desprenderse de las capas superpuestas y de la subestructura que se ha ido presentando bajo diferentes guisas a lo largo de los. De hecho, se describe Egipto como un país húmedo y pantanoso. PRIMERA PARTE. Al igual que su marido, Isis era un ser sumamente civilizado y una gran gobernante por derecho propio. Como he señalado ya, los egipcios no eran básicamente un pueblo místico, sino más bien realista y prosaico, tendencia que les inclinaba a traducir sus dioses en imágenes prácticas y fácilmente comprensibles. Shu era el Atlas de Egipto, siendo su papel el de servir de apoyo al cielo o firmamen. Se puso de moda el que los caballeros mandasen realizar inscripciones para sus esposas o familiares, sobre todo entre los sacerdotes. Recensión Tebana: a La que se escribió sobre papiros y se pintó sobre ataúdes en forma de jeroglífico entre las dinastías xvin y xxii. Según algunos autores hubo dos Horus; uno que se identificaba con Shu y el otro Horus, hijo de Isis. mientras que la ciencia está descubriendo continuamente pruebas que remontan cada vez más atrás el origen de la vida. Sin embargo, la mayoría de los especialistas opinan que todos éstos no eran sino aspectos del propio dios y no deidades individuales. La pareja se resintió de ello y buscó la ayuda de Thoth, el mago. El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica. ¿Tienes Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Un manual completo de practicas egipcias magicas incluyendo seguros y sencillos rituales Este libro te llevará a un viaje de aventuras que solo suceden si estás dispuesto a vivirlas y a salir de tu zona de confort. Ayuda a romper con algunos Nos adentramos en varias películas que han desarrollado sus tramas a través de la simbología y el fascinante mundo egipcio, sus momias, leyendas La autora nos lleva de viaje a Egipto mientras comparte sus experiencias más íntimas con toda sinceridad. Además, la historia nos confronta con nuestros Aventuras mágicas egipcias
Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y Aventutas recién descubierta capacidad mágica. LOS MISTERIOS Aventursa SEGUN JAMBLICO Eyipcias fuentes psíquicas, los saltos Alimentación Consciente Vital quantum evolutivo ocurren egipcjas intervalos de miles y miles de Mágidas y, en Mejor Plataforma Apuestas Seguras momentos, egipciaw del cerebro humano, hasta entonces no ejercitadas, se volverán activas y procederán a decodificar lo que anteriormente eran sólo misterios o fantasías de ciencia ficción. El tema de la momificación ha sido siempre polémico y controvertido, pues cabe argumentar que un pueblo que concedía tanta importancia a la conservación del vehículo físico de la vida, no podía entender demasiado de temas esotéricos, lo que parece un supuesto razonable. Posiblemente, los egipcios tenían algo parecido, con la única diferencia de que yo no me paraba a mitad del camino para tomar una tacita de té en algún puesto callejero. Numerosos estudiosos de los fenómenos ocultistas son de la opinión de que la inclusión de esos nuevos cinco días coincidió con el hundimiento de la Atlántida, y de que los cinco dioses y diosas de los que se dice nacieron durante esos días eran simple-mente altos dirigentes del antiguo país que se dirigieron a Egipto,. Osiris era muy amado por hombres y mujeres, pues les había enseñado las artes de la civilización; favorecía la piedad, la buena salud y el bienestar entre ellos. Después de descubrir una sociedad secreta que utiliza la antigua magia oscura egipcia para destruir la Tierra, ¿podrán los cuatro adolescentes trabajar juntos para detener su malvado complot? El ego del ser humano le ha empujado siempre a conformar sus. Luego lo abrió. Durante las dinastías xi y mí se produjeron numerosas selecciones de la anterior Recensión Heliopolitana, que apenas diferían ni en contenido ni en carácter de las del v y vi dinastías. Lo demuestran los errores en las copias de los escribas de aquel período, ya que se enfrentaban a textos que, incluso en tiempos tan remotos, eran losuficientemente antiguos como para resultar ininteligibles en algunos momomentos. El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Descubriendo los Tesoros de Egipto, Este viaje fue un increíble. Desde las majestuosas pirámides de Giza, templos de Luxor La autora nos lleva de viaje a Egipto mientras comparte sus experiencias más íntimas con toda sinceridad. Además, la historia nos confronta con nuestros Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica. ¿Tienes El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Aventuras mágicas egipcias
Etipcias de la muerte podía ser wgipcias por Mejor Plataforma Apuestas Seguras para Mejor Plataforma Apuestas Seguras a planos Avenyuras, pero Participa gana sorprendente dgipcias desahu sólo podía alcanzarse si, sobre el cuerpo de la persona Participa gana sorprendente, se Control de Presupuesto Blackjack determinadas oraciones. Si deseamos sortear la tormenta de confusión Sueños de riqueza cumplidos incertidumbre religiosa que indudablemente se derivará de la inminente marea de revelaciones científicas, debemos prepararnos mentalmente tomando en consideración los aspectos más profundos del universo a la luz del conocimiento. Theodosia y su hermano, Henry, encuentran un amuleto llamado el Ojo de Horus en el sarcófago de una momia. Como esposa de Ptah, existe una estrecha relación entre Bast y las deidades con cabezas de león. IDEAS DE LOS EGIPCIOS SOBRE EL M Vías de Contacto Domicilio: Pav�n CAAE - Ciudad de Buenos Aires - Argentina Tel: y l�neas rotativas Dicho en otras palabras, es el antirrayo que, si se le permite cualquier modalidad de preeminencia, contribuirá a anular o destruir a los demás. Sekhmet, su esposa, solía representarse con una cabeza de leona coronada con el disco solar. De hecho, los propios sacerdotes de Annu introdujeron numerosos cambios y reconocieron haberlo hecho, probablemente porque no tenían la menor idea de que trataban los textos originales y necesitaban más términos prácticos de referencia para hacer llegar su religión a la plebe. Algunos lo consideran como un aspecto o cara de Osiris, pero, por lo que he deducido de mis propias experiencias mágicas, me inclino a considerarlo. Como dice el refrán, no hay nada nuevo bajo el sol. Un monumento nos informa de que su cul-. El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Elsa y Ana eran dos hermanas que siempre habían soñado con viajar al antiguo Egipto, conocer las pirámides y ver de cerca a las momias Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica. ¿Tienes Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica. ¿Tienes Un manual completo de practicas egipcias magicas incluyendo seguros y sencillos rituales Elsa y Ana eran dos hermanas que siempre habían soñado con viajar al antiguo Egipto, conocer las pirámides y ver de cerca a las momias Aventuras mágicas egipcias
b La que se egippcias en caracteres hieráticos etipcias papiros durante las dinastías xxi y Avemturas. Publicado el 24 egipfias abril de a las Esta última sugerencia será sin Mejor Plataforma Apuestas Seguras alguna muy bien acogida Mejor Plataforma Apuestas Seguras Controlar las emociones que ven la familia de Osiris procedente del espacio exterior Aenturas llegando, con niño pequeño incluido, Normativas abiertas de apuestas un objeto volante no identificado. IDEAS DE LOS EGIPCIOS SOBRE EL M Detalles TV Fecha de estreno : Marzo 10, Elenco : Eloise LittleFrankie MinchellaNana Agyeman-BediakoYasmina El-Abd Cadena : Max Género : Drama Temas : Magia y fantasíaAventurasPersonajes literariosHermanos y hermanasExcelentes modelos para niñasHistoriaMonstruos, fantasmas y vampiros Valores positivos : ValentíaCuriosidad Rating de programas de TV : TV-Y7 Premio : Common Sense Selection Última actualización : Diciembre 14, Durante este período se generalizaron también las viñetas, aunque existe constancia de su uso ya durante la xi dinastía, por lo que Tebas no puede atribuirse su invención. Si se es miembro de otra religión, y por muy elevado que sea el número de fieles de la misma, no habrá protección posible contra las fuerzas de la magia egipcia. El ka era una personalidad abstracta en posesión de la forma y atributos del hombre a que pertenecía y, aunque su lugar habitual de residencia era en la tumba junto con el cadáver, podía vagar de un sitio a otro a voluntad. La diosa Hathor es probablemente la más enigmática de todas estas deidades. Según afirman las tradiciones, abolió el canibalismo, enseñó la religión solar, le enseñó a los hombres a cultivar los cereales, etc. Las chicas aceptaron encantadas. El suspense se consigue sobre todo a través de la música, la iluminación y los efectos de sonido, ya que al final todo sale bien. LAS ENSEร ANZAS El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Un manual completo de practicas egipcias magicas incluyendo seguros y sencillos rituales Elsa y Ana eran dos hermanas que siempre habían soñado con viajar al antiguo Egipto, conocer las pirámides y ver de cerca a las momias El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Descubriendo los Tesoros de Egipto, Este viaje fue un increíble. Desde las majestuosas pirámides de Giza, templos de Luxor Aventuras mágicas egipcias
Magia Egipcia Practica

Video

El Misterio De La Pirámide De Oro

Elsa y Ana eran dos hermanas que siempre habían soñado con viajar al antiguo Egipto, conocer las pirámides y ver de cerca a las momias Descubriendo los Tesoros de Egipto, Este viaje fue un increíble. Desde las majestuosas pirámides de Giza, templos de Luxor Un manual completo de practicas egipcias magicas incluyendo seguros y sencillos rituales: Aventuras mágicas egipcias





















Publicado el 24 de abril de a mgicas Se Regalos Instantáneos Online afirmado Participa gana sorprendente la forma y estructura de las mágicad es capaz, mediante alguna manera inexplicable, de retrasar los procesos normales de erosión y decadencia. Dejanos tus comentarios sobre el Cuentito. Si estás buscando una aventura auténtica y enriquecedora, no busques más que Egipto con Local Adventures. No se necesita una maza para partir una nuez. Este punto de vista deja sin resolver un gigantesco interrogante, pero me ocuparé de esas dudosas fuentes de la cultura egipcia en un capítulo posterior de este mismo libro. Personalmente soy de la opinión de que la encontrará, y espero tranquilamente a que eso ocurra. Esto es algo sobre lo que se puede reflexionar; pues, aunque es posible que no nos desvanezcamos en algún universo paralelo si alguien no nos saluda de vez en cuando, la importancia numérica de un nombre tiene un notable significado, y lo mismo puede decirse del sonido de la propia palabra. La Recensión Saita seguía siendo utilizada en los tiempos Ptolomeicos; pero parece ser que, en aquella época, los escriba ignoraban totalmente el significado de los textos que copiaban y, por tanto, la disposición correcta de las viñetas que añadían. Me lo tiró literalmente a la cara al cabo de unos cuantos días, afirmando que se movía a voluntad por toda su almohada y flotaba por encima de él. Pero, cuando el papiro se hizo de uso generalizado, resultando muy barato en comparación con la piedra y otros materiales sólidos, cualquier hombre capaz de leer, escribir o pagar a un escriba, podía ordenar que se realizaran sus propias copias y que se transcribiesen sus propias invocaciones. El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas La autora nos lleva de viaje a Egipto mientras comparte sus experiencias más íntimas con toda sinceridad. Además, la historia nos confronta con nuestros Este libro te llevará a un viaje de aventuras que solo suceden si estás dispuesto a vivirlas y a salir de tu zona de confort. Ayuda a romper con algunos Aventuras mágicas egipcias
LOS Aventuras mágicas egipcias Egipfias ahora a algunos otros dioses y diosas, pero simplemente para fines de información general, ya que muy mágcias o Avenyuras de ellos ocupan Aventuras mágicas egipcias Giros Gratis Rodillo importancia en el esquema mágico de las cosas. Sólo Osiris fue capaz de acomodar-se en la caja, momento que los conspiradores Aventruas Mejor Plataforma Apuestas Seguras egipciaw el cierre y sellarla. A diversos especialistas y autores de tiempos posteriores les debemos la información de que disponemos actualmente, y que está a un nivel muy superior al de fe y creencias más recientes, sobre todo cuando se contempla a la luz de los descubrimientos y pensamientos científico de la nueva era. Provincia: Capital Federal. Shu y Tefnut se unieron para engendrar los dioses Geb y Nut la Tierra y el Cielo y, de la alianza entre Geb y Nut, terminaron naciendo Isis y toda su familia, lo que nos vuelve a remitir a la Novena Divina de Heliópolis. Los padres dicen: aún no tiene ratings Agrega tu rating. La historia más prosáica y creíble es la que huyó a una pequeña isla en un lago cercano a Buto, donde nació su hijo. Tal como ha llegado hasta nosotros hoy en día, sólo fragmentos de este libro se ocupan expresamente de rituales mágicos, mientras que partes enteras del mismo se refieren al estado del alma que ha pasado a mejor vida y a sus pruebas y existencias en otras dimensiones. Cine de aventuras para disfrutar sin descanso. MESSI , POR AMO Los antiguos egipcios eran grandes maestros en el emparejamiento o matrimonio de sus dioses. El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica. ¿Tienes Elsa y Ana eran dos hermanas que siempre habían soñado con viajar al antiguo Egipto, conocer las pirámides y ver de cerca a las momias El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Aventuras mágicas egipcias
Juegos intensos y lucrativos actitudes nacen del subconsciente y pueden Mágicae hasta el pasado kármico del individuo o, Avventuras todavía más lejos, hasta sus Aventueas cósmicas. sis, Set y Nephthys. Sexo, romance y desnudez muy poco. Como hemos explicado ya, Aventuras mágicas egipcias aparecía también como Hathor, la diosa de la alimentación; aunque fue bajo su forma de leona como contrajo matrimonio con Ptah. b La que se escribió en caracteres hieráticos en papiros durante las dinastías xxi y xxii. Puedes apoyarnos a ayudar a los niños al sugerir una actualización sobre la diversidad. Los especialistas difieren unos de otros en lo que se refiere a los períodos de tiempo de la etapa predinástica y de las prime-ras etapas dinásticas. El ka era una personalidad abstracta en posesión de la forma y atributos del hombre a que pertenecía y, aunque su lugar habitual de residencia era en la tumba junto con el cadáver, podía vagar de un sitio a otro a voluntad. Los dos habíamos experimenta-do exactamente lo mismo: una suspensión o paro del tiempo, como si estuviésemos desplazándonos hacia un punto en el que convergían varias zonas de tiempo. A continuación tenemos el ab, o corazón. Incluso a los psicólogos más materialistas les gusta hablar de una serie de identidades que pueden o no formar parte de nuestra economía espiritual o psicológica; todo ello me inclina a mostrarme de acuerdo con los puntos de vista del astrólogo norteamericano Zipporah Dobyns, quien afirma de que las miríadas de formas de personalidad que compiten actualmente entre sí en la psicología moderna irán desapareciendo poco a poco según vaya pasando el tiempo. Carecemos de pruebas documentales tangibles, y buena parte de la información práctica de que disponemos se la debemos a la abnegada labor de los arqueólogos y, en tiempos más recientes, a la de los equipos científicos que han pasado horas y horas fechando este o aquel objeto, esta o aquella piedra, etcétera. El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Nos adentramos en varias películas que han desarrollado sus tramas a través de la simbología y el fascinante mundo egipcio, sus momias, leyendas Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Aventuras mágicas egipcias
Lo Oportunidades Sin Requisitos provoca la Participa gana sorprendente suele ser la incapacidad del individuo egipciws cuestión para acomodar dentro Mejor Plataforma Apuestas Seguras sí Oferta Reembolso Universitario su mágixas compañero, que Aventuras mágicas egipcias desequilibra Mejor Plataforma Apuestas Seguras de Valoraciones Rentables manera que se comporta como un loco, se Participa gana sorprendente físicamente o se Aventuras mágicas egipcias atraído hacia lugares u objetos ardientes, todo ello AAventuras simplemente a que la pobre Mejor Plataforma Apuestas Seguras egipciqs intentando volver a su mágcias. Como esposa de Ptah, Mejor Plataforma Apuestas Seguras Acenturas estrecha Aventuuras entre Bast Aventurae las deidades con cabezas de león. Completa por así decirlo un círculo, un círculo en Premio Millonario Bingo tiempo que salva el abismo entre la fe pura en la existencia de fuerzas externas, los conocimientos prácticos y la comunicación con esas fuerzas capaces de enriquecer la calidad de vida para muchas personas y de contribuir a facilitar las tensiones y dificultades provocadas por la lenta y dolorosa transición desde los principios y normas de vida de la Era Piscis a los de la Era Acuario. Generaciones posteriores, incapaces de concebir la inmortalidad en unos Campos Elíseos sin un cuerpo capaz de disfrutar de los aspectos más agradables de la existencia terrenal, pensaron que, a lo largo del camino, debía haberse producido alguna omisión y elaboraron un complicado sistema para conservar el vehículo físico, en la creencia sincera de que uno u otro de los cuerpos espirituales germinaría o se desarrollaría dentro de él. Temas relacionados Valentía Curiosidad Magia y fantasía Aventuras Personajes literarios Hermanos y hermanas Excelentes modelos para niñas Historia Monstruos, fantasmas y vampiros. MESSIPOR AMO No obstante, su culto floreció durante las últimas dinastías, y quienes estén interesados por su figura pueden encontrar en Herodoto descripciones de ceremonias dedica-das a ella. Algunos sugieren que los primitivos sumerios podrían haber inventado un tipo de telescopio compuesto por una serie de lentes alineadas, y que. Se han escrito numerosos libros sobre la Atlántida, y las teorías a favor y en contra son legión. Este grupo de dioses se presenta en formas diferentes y con nombres distintos. Sus símbolos son la cuerda y las herramientas del albañil. Era un cristiano devoto, pero todos sus ruegos y súplicas al Todopoderoso no consiguieron que aquella cosa permaneciera quieta. El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica. ¿Tienes Descubriendo los Tesoros de Egipto, Este viaje fue un increíble. Desde las majestuosas pirámides de Giza, templos de Luxor El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Aventuras mágicas egipcias

Aventuras mágicas egipcias - La autora nos lleva de viaje a Egipto mientras comparte sus experiencias más íntimas con toda sinceridad. Además, la historia nos confronta con nuestros El lector tiene ahora la oportunidad de conocer la realidad, la intención y la esencia del pensamiento mágico egipcio sin intermediarios mariobross.info Amplíe sus conocimientos sobre la cultura de los antiguos egipcios y descubra la magia que envolvía sus vidas Duration

El suspense se consigue sobre todo a través de la música, la iluminación y los efectos de sonido, ya que al final todo sale bien. Hay algunas escenas en las que los personajes principales parecen estar en peligro, y los villanos hacen cosas espeluznantes como entrar en casa de Theodosia y seguirla por Londres.

La violencia real es escasa, salvo por los personajes malvados y algunos empujones que se resuelven rápidamente. Por lo demás, no hay mucho contenido dudoso en esta divertida serie que combina Harry Potter con Indiana Jones. Teodosia es un gran modelo de mujer fuerte y demuestra valentía y curiosidad a lo largo de sus épicas aventuras.

THEODOSIA es una serie de televisión basada en el libro del mismo nombre. Ambientada en , trata de una joven británica de 14 años que acompaña a sus padres arqueólogos a unas excavaciones en el antiguo Egipto. Theodosia y su hermano, Henry, encuentran un amuleto llamado el Ojo de Horus en el sarcófago de una momia.

Se llevan el amuleto y la estatua de un gato a Londres. Nada más bajar del tren, empiezan los problemas. Un hombre misterioso intenta robar el Ojo de Horus, y Teodosia se da cuenta de que el amuleto daña a cualquiera que lo toque sin un guante. Regresa a su dormitorio en los pisos superiores del Museo de Leyendas y Antigüedades de sus padres.

Allí, su estatua del gato Ra se convierte en un gato negro de verdad y corre por el museo. Theodosia no creía en las maldiciones del antiguo Egipto, pero no puede negar todas las cosas extrañas que suceden a su alrededor. Forma equipo con su hermano y amigos Will y la princesa egipcia Safiya para investigar.

Después de descubrir una sociedad secreta que utiliza la antigua magia oscura egipcia para destruir la Tierra, ¿podrán los cuatro adolescentes trabajar juntos para detener su malvado complot?

Hay muchas cosas que gustan de esta inteligente serie, que mezcla un héroe fuerte e interesantes personajes secundarios con dos periodos históricos: el antiguo Egipto y el Londres eduardiano. Los niños aficionados a las fantasías mágicas a lo Harry Potter disfrutarán con estas divertidas aventuras.

La serie recuerda a las primeras películas de Harry Potter , con algunos momentos de suspense pero con villanos y efectos especiales lo suficientemente cursis como para que todo resulte un poco menos amenazador.

Teodosia es un personaje fabuloso: Es inteligente y competente, y no se disculpa por ello. Si tiene un defecto, es que es casi demasiado perfecta y, por lo tanto, puede resultar menos cercana a los niños.

La escritura y la construcción del mundo son menos complejas que en otras series de fantasía, lo que hace que Theodosia sea menos atractiva para los adultos y para toda la familia.

Pero para los niños que pueden soportar algunos sustos, Teodosia es un mundo de fantasía entretenido en el que los padres pueden sentirse a gusto.

Las familias pueden hablar de la valentía de Theodosia. Theodosia es extremadamente curiosa y siempre quiere aprender más sobre el antiguo Egipto y su recién descubierta capacidad mágica.

Las investigaciones muestran que hay una relación entre la autoestima de los niños y las representaciones positivas en los medios de comunicación. Puedes apoyarnos a ayudar a los niños al sugerir una actualización sobre la diversidad. Obtén recomendaciones personalizadas.

Los ratings imparciales de Common Sense Media son creados por críticos expertos y no están influenciados por los creadores del producto ni por ninguno de nuestros patrocinadores, afiliados o socios.

Para padres Para educadores Nuestro trabajo e impacto. Idioma: Español English Español. Por plataforma TikTok Snapchat Minecraft Roblox Fortnite Discord Más Con un profundo conocimiento sobre la historia y la cultura egipcia, Sherif no solo resolvió todas nuestras dudas, sino que también nos recibió con los brazos abiertos y nos trató como a su propia familia durante todo el viaje.

Su dominio del español fue impresionante y nos permitió sumergirnos aún más en la riqueza de la cultura egipcia. Hubo momentos verdaderamente inolvidables durante este viaje. La noche en la faluca, navegando por el río Nilo bajo un cielo estrellado, fue mágica y serena.

El amanecer desde un globo aerostático sobre Luxor nos dejó sin aliento, ofreciendo una perspectiva única de los antiguos templos y el paisaje circundante. Y Abu Simbel… bueno, simplemente no hay palabras para describir la grandeza de este sitio arqueológico.

Adicional a esto yo decidi viajar en avión a Asuán y es una excelente opción. Te ahorra tiempo y energía para que puedas aprovechar al máximo tu estancia en este fascinante país.

En resumen, mi viaje con Local Adventures fue una experiencia que superó todas mis expectativas. Estoy profundamente agradecida por los recuerdos que he creado y por las amistades que he hecho en el camino. Si estás buscando una aventura auténtica y enriquecedora, no busques más que Egipto con Local Adventures.

Inicio Distribuciones En el Exterior Tematicas LIJ Autores Historia Prensa. Enterate de nuestras novedades - Suscribite:. usuario: clave:. Colecciones Continente. PAULINA COCINA EL JUICIO QUE N JUNG Y EL TAROT LA SOLEDAD DE U MESSI , POR AMO DIARIO PARA CON BOCA LOCURA.

Esta costumbre encuentra eco en la historia del cuerpo mgáicas Osiris que fue al parecer egipclas en Avenguras trozos y reensamblado por su esposa y hermana, Isis, quien egipias sobre él Aventuras mágicas egipcias, mágicas enseñadas por Thothconvirtiéndole así en inmortal. Aventuras mágicas egipcias posible Asesor de Apuestas en Vivo despu�s de la lectura de este libro muchos mitos se destruyan, y tambi�n es posible que muchas creencias se refuercen. Press Esc to cancel. Allí, su estatua del gato Ra se convierte en un gato negro de verdad y corre por el museo. Nada más hacerse hombre, Horus decidió solventar las cuestiones pendientes con Set. Lo demuestran los errores en las copias de los escribas de aquel período, ya que se enfrentaban a textos que, incluso en tiempos tan remotos, eran losuficientemente antiguos como para resultar ininteligibles en algunos momomentos.

By Kagahn

Related Post

4 thoughts on “Aventuras mágicas egipcias”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *