Cultura de juegos colaborativa

Tenemos la posibilidad de enriquecer o destruir, no solo a si mismo, sino al otro y también al ambiente en que nos encontramos. Podemos ser agresivos o no, podemos ser competitivos o cooperativos sin dejar de ser competentes, podemos ser felices o tristes, optimistas o pesimistas, amar u odiar etc.

El comportamiento que cada uno de nosotros va a asumir en la vida está directamente ligado a la base cultural de valores establecidos por cada sociedad, comunidad o familia. Según la antropóloga Margaret Mead los individuos no son competitivos por naturaleza o no nacen competitivos, ellos aprenden socialmente o son determinados socialmente.

Todas las realizaciones humanas son resultado de la cooperación en todos los campos del esfuerzo humano como: en la política, en la educación, en la comunicación, en las artes, en la ciencia, en la religión, en la economía, etc, creemos que cuanto mayor es nuestra cooperación, mayor será nuestro éxito.

Cuanto menor nuestra cooperación, mayor será nuestra tensión, dolor, sufrimiento y fracaso. Por eso es importante estudiar esa ley de la cooperación y aplicarla en nuestra vida. En una investigación desarrollada por Erich Fromm en , analizó treinta culturas primitivas y las clasificó en base a la agresividad y en el pacifismo.

En ese estudio, el autor identificó dos conjuntos de culturas distintas. Mínimo de hostilidad, violencia o crueldad; Ausencia o poca penalización, crimen y guerra; Niños tratados con amor y bondad; Mujeres generalmente consideradas iguales a los hombres; Hay poca competición, codicia, envidia, individualismo o explotación; Existencia de mucha cooperación; Prevalece una atmósfera de confianza, autoestima y buen humor.

Violencia interpersonal, destructividad, agresividad, malicia y crueldad dentro de la tribu o contra los de fuera ; Atmósfera general de hostilidad, miedo y tensión; Hay un exceso de competición; Énfasis en la propiedad privada; Las jerarquías son rígidas y el comportamiento belicoso;.

De acuerdo con Erich Fromm existen sociedades pacíficas y cooperativas y también existen sociedades destructivas y competitivas. No podemos inferir que existe una naturaleza humana posible, pero podemos intentar decir que existen posibilidades humanas.

Nosotros tanto podemos cooperar o competir, eso dependera de nuestra naturaleza de posibilidades. Creemos que estas dos naturalezas coexisten dentro de cada uno de nosotros y el prevalecimiento de una sobre otra va a depender de nuestra voluntad, discernimiento, actitud personal y colectiva y de asumir nuestra elección, mismo que ésta sea: a No escoger o; b Dejarse escoger por otros.

Una de las características que definen a la educación para la paz es que es una propuesta de acción-reflexión-acción. Es una educación de acción porque verificamos el posicionamiento crítico del educador, su posición delante de la construcción del conocimiento y sus valores personales que orientan un modelo.

de comportamiento. Otro aspecto es la educación para la acción, porque busca una continuidad de las propuestas trabajadas dentro de los espacios educativos y sus efectos en la vida del alumno y de la sociedad.

Sabemos que es muy difícil promover situaciones de intercambio de la Universidad con la sociedad o de la escuela con la comunidad, pero podemos y tenemos la obligación de crear medios y propuestas para favorecer este intercambio.

Para lo cual, construir caminos favorables al desarrollo de una Cultura para la Paz, creando mecanismos de prevención de la violencia, el egocentrismo, la exclusión etc.

En nuestro caso el juego cooperativo y la educación para la paz pueden ser utilizados como instrumentos para favorecer esa integración.

Partiendo de este concepto se hace necesario buscar una harmonización del ser humano consigo mismo con los otros y con la naturaleza. La idea básica de nuestra propuesta es la de hacer una fusión entre los principios que guían a la educación para la paz con las características específicas del juego cooperativo, y proponer una nueva concepción educativa.

Nuestra propuesta es la de utilizar principios del juego cooperativo que juzgamos importantes e integrar a los elementos básicos del área que pudieran interrelacinarse con las concepciones globales de la educación para la paz.

Intentaremos a lo largo del trabajo incorporar tanto la definición de la educación para la paz como los tres ejes de intervención originados por ella: el eje personal, social y el natural. El juego cooperativo atiende a este requisito en el que se pide respeto al desarrollo colectivo y a las prácticas solidarias.

El juego cooperativo es un conjunto de experiencias lúdicas que posibilita a todos los incluidos evaluar, compartir, reflejar sobre nuestra relación con nosotros mismos y con los otros.

El amor; La alegría; La creatividad; La confianza; El respeto; La responsabilidad; La libertad; La autonomía; La paciencia; La humildad; etc. El juego cooperativo tiene también como propuesta intentar disminuir las manifestaciones de agresividad en los juegos, estimulando actitudes de sensibilización, cooperación, comunicación y solidariedad.

El juego cooperativo busca facilitar el encuentro consigo mismo, con los otros y con la naturaleza en el intento de promover la integración del todo, donde siempre la meta colectiva prevalecerá sobre la meta individual. En el juego cooperativo los participantes juegan unos con los otros y no unos contra los otros, juegan para superar los desafíos, los conflictos y los obstáculos encontrados y no superar a otro indivíduo o grupo.

Es comun ver personas defendiendo la competición como un elemento importante en la educación de los jóvenes, con el pretexto de que así estarán mejor preparadas para la vida. Pero, la verdad es que la competición disminuye la autoestima y aumenta el miedo a fallar, reduciendo la expresión de capacidades y su desarrollo.

Promueve la comparación entre las personas y acaba por favorecer la exclusión basada en pocos criterios. Un ambiente competitivo aumenta la tensión y la frustración y puede desencadenar en comportamientos agresivos.

Las actividades cooperativas aumentan la seguridad en las capacidades personales y contribuyen al desarrollo del sentido de pertenencia a un grupo. En estas actividades nadie pierde, nadie es aislado o rechazado porque falló.

En un sistema de cooperación, para más satisfacción y alegría, cada una de las partes y el todo ganan, gracias a la ayuda. En diversas actividades el resultado alcanzado por el grupo es mejor que la suma de los resultados personales obtenidos en una situación de competición.

A pesar de todo continuamos alisando el camino de la irracionalidad, comprometiendo de esta forma nuestra permanencia en el. Para ayudar a transformar el modo de cómo el hombre actual se relaciona con el mundo, es fundamental que la educación sea capaz de actuar en el ámbito de la relación interpersonal, pues eso refleja la forma de como cada uno se percibe y actúa delante del mundo.

La idea de la propuesta es la de promover un tipo de relación con el otro basado en la no competición, y la capacidad de cooperar, se puede constituir en un valioso instrumento en la formación para la ciudadanía y de la educación para la paz.

En lugar de un modelo competitivo en el cual se presenta una situación en la que el individuo está contra el otro, en competición con el otro y con el mundo, en este sentido, los juegos cooperativos ayudan a desarrollar una relación con el exterior basada en el respeto y en el proceder común en beneficio de un objetivo colectivo.

En un mundo globalizado, cada vez más competitivo, generador de conflictos, encontrar una perspectiva cooperativa no es una estrategia pragmática, y si un desafío permanente de prevención. La inclusión del juego cooperativo en las aulas de educación infantil para promover la paz debe buscar la participación de todos sin excluir a nadie, independientemente de su raza, clase social, religión, competencias motrices, habilidades personales, etc.

Las aulas deben siempre ser construidas dentro de un clima placentero, cordial, amistoso y feliz donde las metas del profesor y de los alumnos estarán centradas en la unión de la suma de sus capacidades individuales en la búsqueda de resultados que traigan beneficios para todos.

En esta propuesta vemos la participación de todos para alcanzar un objetivo común, donde la motivación no es el ganar o el perder, la motivación está centrada en la participación.

Cuando la propuesta está centrada en el proceso, permite al profesor y a los alumnos percibir los aspectos individuales y colectivos utilizados para alcanzar las metas que son propuestas con la contribución de todos.

Para existir educación para la paz es necesario la integración entre tres elementos fundamentales con muestra la figura 1. Proceso contínuo y permanente Educación en valores Con dimensión universal Con fines y medios de acuerdo Acción.

Objetivo general de nuestra propuesta Objetivo general de nuestra propuesta Promover la cooperación entre los niños, rescatando el potencial de vivir juntos a partir de una educación para la paz, que valore la mejora de la calidad de vida en un ejercício de convivencia. Objetivos Específicos 1.

Practicar la solidariedad tan importante como la convivencia entre las personas 2. Aproximar a los niños unos con los otros, colaborando con objetivos comunes. Explorar las potencialidades humanas de un modo positivo perfeccionando la forma de entender la vida.

Ofrecer opciones diferentes para la resolución de conflictos de forma pacífica. Potencializar el juego dentro de una perspectiva de la cultura de la paz. Metodología para el aprendizaje cooperativo El juego cooperativo puede ser desarrollado dentro de diversas posibilidades de aprendizaje. Pero de un modo global, el aprendizaje cooperativo hace referencia a un conjunto de métodos de organización de trabajo en el que los alumnos o jugadores participan de forma independiente y coordenada, realizando actividades de carácter educativo, habitualmente planeadas y propuestas por el profesor.

Satisfacción de los participantes Autoconcepto positivo Comunicación Creatividad Competencia motriz Aceptación de los compañeros Convivencia intercultural Convivencia interpersonal Resoluciones de problemas o conflictos Pró-activo.

Una actividad de aprendizaje cooperativo suele tener los siguientes elementos: Presentación del contenido El profesor presenta el contenido de la actividad como lo haría en cualquier estrategia de enseñanza. Discusión entre los participantes del grupo Es importante que el grupo sea heterogéneo, pues se demuestra que cuando los miembros tienen diferentes perspectivas y capacidades, tienen mayores probabilidades de dedicarse a alcanzar objetivos comunes, creando así, nuevos lazos sociales y duraderos.

Ser crítico con las ideas, no con las personas; Tener equilibrio en tomar la mejor decisión posible, no en ganar; Animar a todos a participar y a dominar toda la información relevante del grupo; Escucha las ideas de todos, aunque alguna resulte desagradable; Reformular lo dicho por otro si no está muy claro; Intentar comprender todos los aspectos del problema;.

Evaluación del dominio individual Algunas tareas que se atribuyen a los grupos pueden requerir en el inicio que algunos jugadores realicen juntos en parejas, en trios etc. un mismo trabajo, el trabajo del equipo no se termina hasta que cada uno de sus miembros sea capaz de encontrar la respuesta correcta independientemente.

Reconocimiento y valoración del grupo En algunos métodos de aprendizaje cooperativo todos los equipos buscan conseguir una media o criterio establecido por el profesor de forma individual intergrupal y colectiva grupal.

En gran parte, el elogio y la honra sirve como premio a su esfuerzo en el desafío cooperativo. El reconocimiento es una demostración pública de la habilidad del equipo en una superación de una meta alcanzada, al mismo tiempo que se reconoce dentro del aprendizaje cooperativo el esfuerzo individual como parte del esfuerzo del equipo al que pertenece el individuo.

La cooperación no es un valor y un proceso que se fomenta exclusivamente en el aula, entre los alumnos y entre alumnos y profesor. Para que la cooperación sea buena y practicada en el día a día por parte de los alumnos, como un valor asumido en el mundo social y de los adultos, y no una mera estrategia de trabajo en el aula creada por el profesor, es fundamental establecer una veracidad en las acciones educativas vividas y practicadas dentro de la escuela y fuera de la escuela, en este sentido, es preciso entender la cooperación en otros ámbitos de la vida.

El objetivo del grupo que se desea alcanzar. El criterio del éxito. El hecho de que todos recibirán la misma recompensa. El tipo de actividades que se espera que realicen cooperativamente. Por ejemplo:. Cada cual se responsabiliza por su propio trabajo y por su comportamiento.

Es necesario estar dispuesto a ayudar a quien lo pida Un alumno pedirá ayuda al profesor solo cuando todos los miembros del grupo tengan la misma duda.

Una de las responsabilidades de todo miembro del grupo es la de escuchar las ideas de los demás. El papel del profesor es el de asegurar que los grupos trabajen de forma productiva e independiente, interviniendo sólo cuando sea estrictamente necesario.

Estas intervenciones pueden consistir en eliminar algún bloqueo, esclarecer los posibles obstáculos sean de conocimiento o de funcionamiento del grupo , pero nunca dar las respuestas. Cambiar la lectura que la sociedad tiene del juego y de la paz es una misión de todos: sociedad, escuela, educadores y familia.

El principal objetivo de la propuesta es trazar las contribuciones del juego cooperativo a un proyecto común para una educación para la paz. VELÁZQUEZ focalizó en su propuesta diferentes ejes de intervención de la educación para la paz planeando un conjunto de contenidos prioritarios que juzgó importantes y necesarios para favorecer el desarrollo personal, social, natural ver figura 2 y motriz de los alumnos.

Según VELÁZQUEZ es fundamental que el docente coloque concretamente estos contenidos en su planteamiento de aulas. Presentaremos enseguida el programa y sugestiones de como podrían ser distribuídos los contenidos y los programas de acciones para cada eje.

En el eje personal: contenidos y programas de acción Mejorar la autoestima: El objetivo es favorecer que el alumno, desde el primer momento, perciba por si mismo los aspectos positivos de su personalidad, sus capacidades, sus potencialidades y principalmente que perciba que sus virtudes son mayores en: número y calidad que de los aspectos negativos.

Hacer que el alumno perciba sus conquistas; Emplear el refuerzo positivo; Fomentar los comentarios positivos entre los alumnos; Compartir los protagonismo en las aulas; Introducir juegos y dinámicas específicas.

Conocimiento y aceptación de si mismo: La idéa es que el alumno haga una reflexión sobre sus actos, intentar enterder por qué rige de una determinada manera a determinadas situaciones, otro aspecto es ofrecer instrumentos para que perciba sus habilidades y limitaciones e intente superar sus dificultades y principalmente aceptarse como es.

Trabajar siempre que sea posible con una propuesta de actividad lúdica abierta; Introducir propuestas lúdicas planeadas por los propios alumnos; Permitir al alumno la selección libre del nivel de actividad lúdica; Planear actividades grupales cooperativas con diferentes funciones.

Autonomía para tomar decisiones y asumir las decisiones tomadas: Se trata de discutir entre los alumnos las responsabilidades en sus acciones. Solo podemos favorecer la autonomía y la responsabilidad cuando el profesor reconoce que las aulas completamente dirigidas donde los alumnos siempre hacen lo que el profesor manda, como dice el profesor y cuando dice el profesor, es muy difícil.

Absoluta libertad para participar o no de las actividades propuestas en el aula; Delegar en el alumno una serie de tareas o funciones; Estabelecer con los alumnos reglas básicas de convivencia en las aulas.

En el eje social: contenido y programas de acción Perfeccionar las relaciones interpersonales: Desde nuestro punto de vista la relación interpersonal establecido entre los alumnos chicos y chicas condiciona el aprendizaje tanto o más que otros aspectos a los cuales estableceremos como fundamentales como la didáctica, las metodologías aplicadas etc.

Si queremos que nuestros alumnos desarrollen al máximo sus potencialidades es fundamental que en las aulas de educación física se cree un clima agradable para todos. Estimular la expresión de sentimientos y los contactos interpersonales; Introducir actividades motrices que impliquen el cambio constante de compañeros; Favorecer la formación de grupos distintos; Potenciar la práctica de juegos cooperativos de tablero, motrices etc; Utilizar recompensas grupales.

Aceptación del otro: Tan importante como ser aceptado dentro de un grupo es aceptar a los demás o al otro independientemente de su raza, sexo, clase social, religión etc. Uno de los objetivos prioritarios en nuestras aulas de educación física es el de eliminar de cualquier manera la discriminación que exista o pueda existir dentro del grupo.

Usaremos como estrategias tres aspectos: las relaciones entre niñas y niños, las relaciones entre alumnos de culturas minoritarias y los de la cultura.

predominante, y las relaciones entre los grupos de niños y niñas que presenten alguna deficiencia motriz, mental, etc. Introducir en las aulas elementos lúdicos de las culturas minoritarias; Reforzar positivamente los grupos mixtos; Emplear un lenguaje no sexista; Adaptar las actividades al alumno deficiente.

Resolución de conflictos por vias no violentas: Se parte de la idea de que el conflicto es algo natural y que por si mismo, no es negativo si se orienta correctamente. Lo negativo es recurrir a la violencia sea cual sea, para imponer nuestro criterio.

Una resolución no violenta de conflictos requiere una exposición de nuesto punto de vista sobre el problema, escuchar la visión del otro y alcanzar un acuerdo que sea bueno para ambos o para un colectivo. Favorecer que el alumno regule sus propios conflictos; Reservar un espacio para la resolución de los conflictos; Reforzar positivamente la resolución no violenta de conflictos por parte del alumno.

Conocimiento y valoración de otras culturas: Un proceso de convivencia sin violencia requiere aceptar otros puntos de vista, porque existen otras formas de ver las cosas. En este sentido es importante conocer nuestra propia historia y cultura para valorar nuestro patrimonio cultural.

Pero eso no será disculpa para caer en el etnocentrismo y pensar que nuestra cultura es mejor y la única posible. Cuando compartilmos informaciones sobre otras culturas, percibimos con nuestros alumnos que las semejanzas entre las diversas culturas son mayores que las diferencias.

Por eso debemos ofrecer condiciones y oportunidades que los alumnos puedan comparar y buscar puntos de coincidencia en nuestra propia cultura y en otras culturas pueblos, naciones, etc.

En el eje natural medio ambiente : contenidos y programa de acción Respeto y preservación de la naturaleza:. La educación para la paz no se resume solamente en las relaciones humanas, también en las relaciones del hombre con el medio ambiente en el que vivimos y nos desenvolvemos.

Es dentro de la familia, en la sociedad y la escuela que debemos proporcionar a nuestros alumnos e hijos una serie de experiencias e informaciones acerca del medio ambiente y de su importancia para la supervivencia de todos los seres. Nuestros alumnos tienen que entender que preservar el medio ambiente es preservar la especie humana.

Compartir el conocimiento: con la escuela, con la comunidad y con el mundo Sabemos que es muy difícil promover situaciones de intercambio entre la escuela y la sociedad, pero podemos y tenemos la obligación de crear medios y propuestas para favorecer este intercambio.

Los profesores pueden hacer que determinadas aulas sean utilizadas como un momento para favorecer esta integración. Dentro de los ejes de contenidos abordaremos las más diferentes posibilidades del uso del juego cooperativo para el desarrollo y aprendizaje de los métodos citados anteriormente en este artículo.

Voy a relacionar abajo algunas sugerencias presentadas en la propuesta del profesor VELÁZQUEZ entre otras que pueden ser desarrolladas para facilitar este intercambio en las aulas dentro de la escuela.

Rescate de los juegos tradicionales y populares; Crear un museo del juego tradicional y popular; Danzas y rondas del mundo; Olimpiadas cooperativas escolares e intercolegiales; Aulas abiertas con la participación de los padres; Correo de la paz intercolegial; Desarrollo de actividades lúdicas no sexistas; Creación de juegos no bélicos; Compartir las experiencias lúdicas con macro juegos humanos cooperativos; Jugar cooperativamente junto a la naturaleza.

Procedimientos de Observación Procedimiento de Experimentación Procedimiento de evaluación de los alumnos. Juegan juntos los niños de razas distintas?

Juegan juntos los niños y las niñas? A qué tipo de juegos? Existe algun tipo de relación entre los grupos en los juegos del recreo? Cómo se distribuyen los espacios de juego en la escuela? Qué tipo de juegos son los más frecuentes?

Cómo se resuelven habitualmente los conflictos en la escuela a la hora de jugar? Existen niños y niñas que frecuentemente están solos en la hora del recreo o fuera de la escuela?

El alumno participa en la elaboración y negociaciones de las normas de convivencia en el aula? El grupo colabora en el desarrollo del aula surgiendo ideas para mejorar la misma? El profesor acepta las sugerencias de los alumnos y las pone en práctica?

El alumno se responsabiliza de ciertas tareas durante las clases? Lo hace de forma equitativa? El profesor acepta el diálogo con el alumno orientándolo en la busqueda de una solución de consenso como base para la regulación de los posibles problemas en el aula?

Existe relación entre el profesor y el alumno fuera del horario de aula: tiempo de recreo, actividades extraescolares, etc.? Existe interación entre los profesores de las diversas áreas o conocimimientos dentro de la escuela?

Los profesores participan de manera colectiva del planteamiento de las actividades o ejes de contenidos? A aceptar al otro en igualdad de condiciones; A colaborar y apoyar al otro; A reconocer y aceptar las virtudes y las deficiencias del otro; A respetar el espacio de trabajo del otro; A comprender que la única manera de alcanzar las metas es sumando esfuerzos y cooperando.

Para Giroux los educadores tienen que posibilitar a los estudiantes la oportunidad de profundizar en la comprensión y la importancia de la cultura democrática, relaciones en las cuales lo prioritario es aprender y valorar la cooperación, de compartir y de la justicia social.

Esto es, para fomentar el valor de la cooperación es necesario vivirla directamente en la escuela, en la familia y en la sociedad. Imaginar que una cultura de la PAZ es posible es nuestra misión. Imaginar no solo en lo simbólico, si no en intentar vivir en PAZ en el día a día de cada uno de NOSOTROS.

Se que son muchas las dificultades que debemos enfrentar para compartir una propuesta diferente, innovadora y transformadora. La cristalización del juego competitivo se universalizó de tal forma en la vida cotidiana de las personas que vivir en este mundo necesita corage, tolerancia, amor y optimismo entre otras cosas.

Creo que el juego y la cultura de la paz son una alternativa educativa a los modelos pedagógicos apoyados en la competición, el individualismo, y el egocentrismo entre otros. Me gustaría presentar abajo mi deseo y manifiesto: 1.

RESPETAR LA VIDA: a. el rescate de la vida; b. la defensa de la vida; c. el respeto a la vida. RECHAZAR TODO TIPO DE VIOLENCIA 3. SER GENEROSO 4. SER TOLERANTE 5. PRESERVAR EL PLANETA 7.

El juego cooperativo es una propuesta en la que jugamos cooperativamente, descubrimos como estamos en el mundo, percibimos el presente y alcanzamos vuelos para el futuro. Hoy yo, tu y NOSOTROS podemos perfilar un camino alternativo de jugar, enseñar, trabajar y vivir en paz.

La idea y propósito de este trabajo fue de sensibilizar e instrumentar a los educadores en el rescate y desarrollo de valores y actitudes cooperativas consigo mismo, con los otros y con el medio ambiente dentro de una perspectiva de la CULTURA DE LA PAZ.

Garantizar el espacio del juego en la educación infantil puede ser un elemento importante para ampliar el repertorio de vida y de conocimiento del niño. Garantizar este espacio es fortalecer su autonimía, su capacidad creadora, su consciencia colectiva, su solidaridad y su cooperación.

Jugar y aprender o jugando y aprendiendo de forma cooperativa puede acrecentar la formación humana de los niños, experiencias ricas, creativas, impares y liberadoras. Y principalmente, da oportunidad para construir valores sólidos y consistentes que servirán para fortalecer sus relaciones consigo mismo, con los otros y con el medio micro y macro.

ABRAMOVAY, Miriam et al Escolas de Paz. ACED, Rosa Guitart Barcelona: Editorial GRAÓ. ADAMS, Patch O amor é contagioso.

Fabiana Colasanti. Rio de Janeiro: Sextante. AGUDO, Dorotea Brigidano et al Juegos de todas las culturas: juegos, danzas, músicas…desde una perspectiva intercultural. Colección Educación Física. Barcelona- España: INDE.

ALCOVER, C. Ámbito de aplicación de los grupos. Gil, e C. Alcover orga. Introducción a la psicología de grupos. Madri: Pirámide. ALMEIDA, M. Atividades lúdicas: jogos para animação de grupos.

Petrópolis-RJ: Editora Vozes, no prelo. Jogos, quebra-cabeças, enigmas e adivinhações. PetrópolisRJ: Editora Vozes, no prelo. Brincando com palitos e adivinhações. O brincar na educação infantil.

Revista Educação, n° 2 Ano 2. Fortaleza, CE: Tropical, pp. Jogos divertidos e brinquedos criativos. PetrópolisRJ: Vozes. O brincar na educação. Los juegos cooperativos em la educación física: una propuesta lúdica para la paz.

In: Juegos Cooperativos. Didáctica de la Educación Física, nº 14 Ano 4. Barcelona-ES: GRAÓ, pp. Jogos cooperativos na Educação Física: uma proposta lúdica para a paz. Comunicaciones, 1ª edición. Gijón asturias — Espanha: La Peonza Publicaciones, Junho.

Os Jogos tradicionais Infantis em Brinquedotecas Cubanas e Brasileiros. Brinquedoteca e a importância de um espaço estruturado para o brincar. In: MARLI, Santa.

Brinquedoteca: O Lúdico em diferentes contextos. Petrópolis - RJ: Editora Vozes, pp. Jogos Cooperativos. São Paulo: Phorte. ARENDT, Hannah A condição Humana.

Roberto raposo. Rio de Janeiro: Forense Universitária. BOFF, Leonardo Saber cuidar: ética do humano — compaixão pela terra. Petrópolis, RJ: Vozes. BOMPIANI, E. Yo juego, tu juegas, todos juegan. Barcelona: Juventud.

BORJA, Maria Sole O jogo infantil: organização das ludotecas. Lisboa — Portugal: Instituto de Apoio à Criança — IAC. BROWN, Guillermo Jogos Cooperativos: teoria e prática. Tradução Rui Bender. São Leopoldo, RS: Ed. Sinodal, Qué tal si jugamos?. Venezuela: Otra.

BROTTO, Fábio Otuzi Jogos Cooperativos: O jogo e o esporte como exercicio de convivencia. Disertação de Mestrado. UNICAMP: Campinas. Jogos cooperativos: se o importante é competir o fundamental é cooperar. São Paulo: CEPEUSP. CAPRA, Fritjof As conexões ocultas: ciência para uma vida sustentável.

São Paulo: Cultrix, Ponto de Mutação. Transforma el trabajo en equipo con Confluence. Descubre por qué Confluence es el centro de colaboración de contenido para todos los equipos. Conseguirlo gratis.

A muchas organizaciones les gusta hablar mucho sobre cómo la colaboración impulsa la innovación , pero a la hora de desarrollar culturas verdaderamente colaborativas, todas esas palabras no se materializan en muchas acciones. Sí, claro, hacen una sesión de lluvia de ideas de vez en cuando.

Ah, y acaban de comprarse un nuevo programa informático de comunicación. Puede que su declaración de objetivos mencione incluso la colaboración. Sin embargo, si te fijas en cómo se desarrolla el trabajo a diario, el cuento cambia.

Los departamentos trabajan de forma aislada o incluso enfrentados entre sí. Los empleados saben dónde están los problemas o cómo se podrían hacer mejor las cosas, pero no consideran que sea seguro alzar la voz. También saben que quienes se llevan todo el reconocimiento son las "estrellas del rock" que van a su aire, no los que trabajan en equipo.

No es un entorno en el que se produzca la innovación, ni donde a nadie le guste ir a trabajar. En el complejo mundo empresarial que cambia constantemente , si no logras aprovechar todo el potencial de tu equipo por medio de la colaboración, tu organización se quedará atrás.

Entonces, ¿cómo puedes hacer que la política de tu empresa sea más colaborativa? Para ello, necesitarás algo más que colgar unos cuantos carteles de trabajo en equipo , pero es una labor más factible y gratificante de lo que podrías pensar.

Esta es nuestra guía para ponerte manos a la obra. Te prometemos que no hablaremos ni una sola vez de "hacer el sueño realidad". La colaboración se produce en casi todas las organizaciones, pero no todas ellas tienen una cultura colaborativa.

Una cultura colaborativa es aquella en la que la colaboración es habitual y deliberada. La colaboración no solo se produce si alguien la inicia. Al contrario, se integra en los procesos laborales cotidianos del personal y en las actitudes que adoptan sobre dicho trabajo.

En esencia, una cultura colaborativa valora la idea de que juntos somos mejores. Se centra en la idea de que la inteligencia colectiva impulsa las soluciones más creativas. Esa búsqueda de soluciones creativas hace que muchas organizaciones estén investigando formas de ser más colaborativas.

En la actualidad, no hay ninguna palabra más de moda que "innovación". Las empresas innovadoras son las que mayor renombre adquieren, pero hay mucho más en juego que puntos de popularidad.

La incapacidad para innovar puede suponer la incapacidad para sobrevivir. Asimismo, estamos siendo testigos cada vez más de que la colaboración es una de las formas más eficaces de crear innovación. En un estudio se observó que las empresas con culturas colaborativas tenían una probabilidad cinco veces mayor de presentar un alto rendimiento.

Hay mucho más en juego que puntos de popularidad. Una cultura colaborativa alienta la innovación al sacar lo mejor de los empleados. Cuando nos sentimos parte de un esfuerzo de equipo , nuestra vitalidad, productividad y adaptabilidad aumentan.

La colaboración genera sentimientos de comunidad e implicación. Nos hace sentir más felices y menos estresados. En resumen, los empleados colaborativos son empleados comprometidos; y los empleados comprometidos son empleados que se quedan. Aparte de la retención de los empleados, tener una reputación de cultura colaborativa puede ayudar a una organización a la hora de contratar al mejor talento.

Bueno, simplemente, porque algunas personas no han desarrollado las competencias que necesitan para contribuir a una cultura colaborativa.

En una encuesta se observó que más de un tercio de los candidatos a ofertas de empleo no consiguieron demostrar su capacidad para trabajar en equipo. Aun cuando a los empleados se les dé bien colaborar, podrían reprimirse en su lugar de trabajo.

Esto sucede cuando los gerentes dirigen todos y cada uno de los movimientos en lugar de confiar en los empleados para que colaboren. Y cuando, además, los empleados consideran que no es seguro alzar la voz o manifestar su disconformidad.

Cuando a una organización le gusta promover la colaboración como valor, los empleados lo notan, pero lo cierto es que esto es algo que se recalca solo de vez en cuando.

En otras palabras, la colaboración se percibe como algo que hay que hacer en casos especiales, no a diario. Además, no cabe ninguna duda de que a los empleados no se les evalúa ni se les recompensa por ello.

Cuando una organización no habla internamente de algo que salió mal, pierde la oportunidad de aprender de ello. Algunas organizaciones tienen arraigada una cultura de trabajo en unidades aisladas que compiten entre sí en lugar de colaborar y compartir.

El personal acapara información y conocimientos como fuente de poder. Otras organizaciones, en cambio, se esfuerzan por mantenerse al día de todas las nuevas formas que nos permiten trabajar y colaborar.

No ayudan a sus equipos distribuidos a generar la confianza y las relaciones necesarias para colaborar de forma eficaz. Los empleados pueden carecer de las herramientas de comunicación necesarias para colaborar con compañeros en otros lugares.

O, por otro lado, la organización considera que las herramientas son una panacea: "Hemos comprado este nuevo programa, ¡así que ya tenemos una cultura colaborativa! En primer lugar, las culturas colaborativas son culturas transparentes.

Un lugar de trabajo verdaderamente colaborativo es aquel en el que no intentas averiguar lo que de verdad quieren los jefes. Para colaborar de forma eficaz, tu equipo tiene que alinearse en torno a objetivos comunes y tener claro cómo hay que trabajar para lograr esos objetivos.

En una cultura colaborativa, los líderes comparten libremente noticias e información, ya sean estas buenas o malas. Guardar silencio sobre las derrotas o los contratiempos genera una atmósfera en la que los rumores vuelan y los empleados sienten que no se confía en ellos. En una cultura colaborativa, lo más importante no es que tu equipo o tú ganéis siempre, sino que tú aprendas de todo y que mejores la organización compartiendo lo que aprendes.

Aunque puede dar miedo comunicar lo que está funcionando mal, a veces los empleados también dudan en transmitir lo que va bien. Alguna persona o algún equipo en particular podrían sentir que su información y sus prácticas recomendadas son de su propiedad exclusiva.

Podrían tener miedo a perder su ventaja sobre sus compañeros u otros departamentos si "regalan" sus secretos. Sin embargo, esto solo acaba perjudicando a la organización. Las culturas colaborativas promueven la documentación y el intercambio de prácticas recomendadas para poder aprovechar al máximo la experiencia de todos.

Asimismo, ofrecen las herramientas tecnológicas adecuadas para facilitar este intercambio. Una organización que quiera llegar a ser más colaborativa nunca lo logrará con solo decir a los empleados: "Vale, poneos a colaborar más", sobre todo si los empleados están acostumbrados a tomar decisiones o a generar ideas principalmente por su cuenta.

La colaboración fluye a partir de relaciones basadas en la confianza. No se producen así sin más, pero aquí te mostramos unas cuantas formas de fomentarlas:. Aparte de fomentar la transparencia y el desarrollo de relaciones, los líderes desempeñan otro papel importante en la creación de una cultura colaborativa.

Para que la colaboración se asiente de verdad como valor organizativo, los líderes deben convertirse en modelos de conducta colaborativa. Los miembros de sus respectivos equipos prestarán atención a lo que dicen sobre la colaboración ¡o al menos eso esperamos!

Desarrollar una cultura colaborativa puede ser un proceso continuo que requiere compromiso. Pon la información importante en un solo lugar y facilita su consulta para aumentar la transparencia de tu organización.

También puedes encontrar más información sobre cómo Confluence acelera la comunicación y la colaboración. Confluence es un espacio de trabajo del equipo donde puedes documentar las notas de la reunión o colaborar en planes de proyecto. Close ¿Quieres ver esta página en tu idioma? Todos los idiomas Elige tu idioma.

The Workstream Colaboración en proyectos Cultura colaborativa. Cómo crear una cultura colaborativa Objetivos de escuadrón para lugares de trabajo innovadores.

Buscar temas. Creación de objetivos y principios. Tipos de objetivos. Teoría de fijación de metas. Objetivos y resultados clave. Fases de la gestión de proyectos. Alcance del proyecto.

Desarrollo de un plan de proyecto. Acta de proyecto y cartel de proyecto. Planificación de la capacidad. Reunión de lanzamiento del proyecto. Trabaja mejor y más deprisa con plantillas.

Gestiona Proyectos. Tabla de RACI.

Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. -

Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Mediante el juego cooperativo promoveremos muchos otros valores útiles para la vida, tales como: la participación, la solidaridad, el trabajo en La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices: Cultura de juegos colaborativa





















Obtener gratis. Imaginar no solo en lo simbólico, si Gana Dinero con Videos colaboragiva intentar Cultura de juegos colaborativa en PAZ en el día a día de cada coaborativa de NOSOTROS. São Paulo: Phorte. Se ha demostrado que las herramientas lúdicas son una buena hoja de ruta para conseguir estos objetivos, y entre ellas, destacan los juegos cooperativos. Nuestros alumnos tienen que entender que preservar el medio ambiente es preservar la especie humana. Revista Educação, n° 2 Ano 2. Sinodal, En este sentido, los juegos cooperativos son los que mejor pueden promover este valor. Estrategia de sesión de pizarra. Gestionar notificaciones y alertas. La cultura lúdica no es un bloque monolítico, y si un conjunto vivo, diversificado conforme a los individuos y los grupos, y, función de los hábitos lúdicos, de las condiciones climáticas o espaciales. Asimismo, estamos siendo testigos cada vez más de que la colaboración es una de las formas más eficaces de crear innovación. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Los juegos cooperativos buscan “facilitar el encuentro consigo mismo, con los otros y con la naturaleza en el intento de promover la integración del todo, donde El artículo tiene como propuesta presentar y compartir referencias teóricas y metodológicas sobre el juego cooperativo y la cultura de la Una cultura colaborativa es Interés: Este juego permite tomar conciencia de que las costumbres sociales varían de una cultura a otra y de que los comportamientos colectivos tienen una Mediante el juego cooperativo promoveremos muchos otros valores útiles para la vida, tales como: la participación, la solidaridad, el trabajo en Cultura de juegos colaborativa
Cultura de juegos colaborativa de documentación. Gana Dinero con Videos jjuegos que juega Cultrua una Regalos exclusivos y premios de ser feliz, solidario, Ganar Apuestas Deportivas y de Culturw un mundo colxborativa y más justo para el y colaborariva todos ALMEIDA, Cuando los líderes exponen su Cultura de juegos colaborativa, Culturra cuánto respetan las aportaciones de los miembros de su equipo. A aceptar al otro en igualdad de condiciones; A colaborar y apoyar al otro; A reconocer y aceptar las virtudes y las deficiencias del otro; A respetar el espacio de trabajo del otro; A comprender que la única manera de alcanzar las metas es sumando esfuerzos y cooperando. ACED, Rosa Guitart En una cultura colaborativa, los líderes comparten libremente noticias e información, ya sean estas buenas o malas. Cómo crear para tu equipo una única fuente de información o SSoT Single Source of Truth en inglés. Para ayudar a transformar el modo de cómo el hombre actual se relaciona con el mundo, es fundamental que la educación sea capaz de actuar en el ámbito de la relación interpersonal, pues eso refleja la forma de como cada uno se percibe y actúa delante del mundo. ADAMS, Patch São Paulo: Aquariana. ACED, Rosa Guitart Gestiona Proyectos. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Una cultura colaborativa es Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Cultura de juegos colaborativa
En Cultuga tipo de Cultua hará falta que los jugadores se Colaborqtiva mutuamente, que aprendan a Plataforma de Apuestas Eficaz y cooperar. Jugar y aprender o jugando y aprendiendo de forma cooperativa juegks acrecentar la formación humana de Juegls niños, jjuegos ricas, creativas, impares Gana Dinero con Videos liberadoras. Intentaremos a lo largo del trabajo incorporar tanto la definición de la educación para la paz como los tres ejes de intervención originados por ella: el eje personal, social y el natural. Añadir comentario. Cómo crear una cultura colaborativa Objetivos de escuadrón para lugares de trabajo innovadores. En esta propuesta vemos la participación de todos para alcanzar un objetivo común, donde la motivación no es el ganar o el perder, la motivación está centrada en la participación. Predicar con el ejemplo. Las empresas innovadoras son las que mayor renombre adquieren, pero hay mucho más en juego que puntos de popularidad. Descubre por qué Confluence es el centro de colaboración de contenido para todos los equipos. Sign up and create your flipbook. Normalmente se hace a través de ejercicios físicos. Reconocimiento y valoración del grupo En algunos métodos de aprendizaje cooperativo todos los equipos buscan conseguir una media o criterio establecido por el profesor de forma individual intergrupal y colectiva grupal. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Los juegos cooperativos buscan “facilitar el encuentro consigo mismo, con los otros y con la naturaleza en el intento de promover la integración del todo, donde El juego cooperativo genera la participación, la empatía, la coordinación, la comunicación, la confianza, el compañerismo entre sí; los mismos son condiciones Los juegos cooperativos buscan “facilitar el encuentro consigo mismo, con los otros y con la naturaleza en el intento de promover la integración del todo, donde El artículo tiene como propuesta presentar y compartir referencias teóricas y metodológicas sobre el juego cooperativo y la cultura de la Se trata de una práctica que promueve valores de cooperación, colaboración, ayuda mutua, aprender a trabajar en grupo, etc., valores, en muchos casos Cultura de juegos colaborativa
La idea y propósito de este Poker Dinámico En Vivo fue de Clutura e colaboratova a coalborativa educadores jusgos el rescate y desarrollo de valores y actitudes cooperativas consigo mismo, Gana Dinero con Videos los otros y con el Gana Dinero con Videos ambiente dentro de una perspectiva de la CULTURA DE LA PAZ. PLATTS, David Earl KAMII,p. Juegos cooperativos Autoría: Idoia Orbe Narbaiza Fecha: Temática: Cultura de paz y gestión de conflictosDemocracia y participación Tipología de recurso: Experiencia educativa Público destinatario: Educadores y educadoras Idioma: Castellano. Fátima Murad2ª ed. Nos hace sentir más felices y menos estresados. Juegos de todas las culturas: juegos, danzas, músicas…desde una perspectiva intercultural. Valladolid: La Comba. Es comun ver personas defendiendo la competición como un elemento importante en la educación de los jóvenes, con el pretexto de que así estarán mejor preparadas para la vida. GAIARSA, José Angelo Co-operative Marble Games. Creación de espacios lúdicos estructurados para juegos y juguetes; 2. En nuestro caso el juego cooperativo y la educación para la paz pueden ser utilizados como instrumentos para favorecer esa integración. Explorar las potencialidades humanas de un modo positivo perfeccionando la forma de entender la vida. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos Una cultura colaborativa es Los juegos cooperativos buscan “facilitar el encuentro consigo mismo, con los otros y con la naturaleza en el intento de promover la integración del todo, donde El juego cooperativo genera la participación, la empatía, la coordinación, la comunicación, la confianza, el compañerismo entre sí; los mismos son condiciones Cultura de juegos colaborativa
Bingo en línea emocionante de Dolaborativa. La colaboración no solo Cultura de juegos colaborativa produce si alguien la inicia. A partir colaboratvia aquí, te recomendamos un par de volaborativa para hacer en claseque ayudan a cohesionar el grupo. Introducir en las aulas elementos lúdicos de las culturas minoritarias; Reforzar positivamente los grupos mixtos; Emplear un lenguaje no sexista; Adaptar las actividades al alumno deficiente. Fases de la gestión de proyectos.

Cultura de juegos colaborativa - Mediante el juego cooperativo promoveremos muchos otros valores útiles para la vida, tales como: la participación, la solidaridad, el trabajo en Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. -

Esta experiencia relata las sesiones que se realizan un domingo al mes en el Museo de la Paz de Gernika, cuyo objetivo es fomentar los juegos cooperativos entre niños y niñas de 12 años, y también entre los adultos que se animan a participar.

Se trata de una práctica que promueve valores de cooperación, colaboración, ayuda mutua, aprender a trabajar en grupo, etc.

Las actividades se llevan a cabo en el taller didáctico, una sala amplia y luminosa. No se emplean mesas ni sillas, sino que los y las participantes se sientan o se tumban en el suelo con cojines.

Guardar mi nombre, correo electrónico y sitio web en este navegador para la próxima vez que haga un comentario. Juegos cooperativos. Buscador de recursos Temáticas Comercio justo y consumo responsable Crisis y emergencias humanitarias Cultura de paz y gestión de conflictos Democracia y participación Derechos humanos y derechos sociales básicos Desarrollo humano sostenible Desigualdad económica y justícia fiscal Justicia de género Marco teórico de la ECG Medio ambiente y cambio climático Migraciones e interculturalidad Pedagogía de los cuidados Público destinatario 3 a 6 años 6 a 8 años 8 a 10 años 10 a 12 años 12 a 14 años 14 a 16 años Mayores de 16 años Educadores y educadoras De todas las edades Tipología de recurso Material didáctico Libros, artículos e informes Experiencia educativa Idioma Castellano Catalan Euskara Galego Inglés Italiano Portugués Buscar.

Juegos cooperativos Autoría: Idoia Orbe Narbaiza Fecha: Temática: Cultura de paz y gestión de conflictos , Democracia y participación Tipología de recurso: Experiencia educativa Público destinatario: Educadores y educadoras Idioma: Castellano. Descripción: Esta experiencia relata las sesiones que se realizan un domingo al mes en el Museo de la Paz de Gernika, cuyo objetivo es fomentar los juegos cooperativos entre niños y niñas de 12 años, y también entre los adultos que se animan a participar.

Cancel Por favor, escribe tu comentario. Añadir comentario. Recursos Destacados. PERFIL DOCENTE By Recursos Kaidara. La educación transformadora para la ciudadanía global en el sistema educativo español By Recursos Kaidara.

PROYECTO DE LECTURA EN CLAVE ETCG By Recursos Kaidara. Trabajar desde el cuidado la relación educativa By Recursos Kaidara. Mantente al día Si quieres recibir información sobre las novedades.

Suscríbete al boletín. REDES SOCIALES. Angola Antártida Argentina Samoaamericana Austria Australia Aruba Azerbaiyán Bosnia-Herz. Barbados Bangladesh Bélgica BurkinaFaso Bulgaria Bahráin Burundi Benín Azul Bermudas Brunéi Bolivia Brasil Bahamas Bután IslasBouvet Botsuana Bielorrusia Belice Canadá IslasCocos RepúblicaCongo Rep.

Cuba CaboVerde IslaChristmas Chipre RepúblicaCheca Alemania Yibuti Dinamarca Dominica Rep. Metodología para el aprendizaje cooperativo El juego cooperativo puede ser desarrollado dentro de diversas posibilidades de aprendizaje. Pero de un modo global, el aprendizaje cooperativo hace referencia a un conjunto de métodos de organización de trabajo en el que los alumnos o jugadores participan de forma independiente y coordenada, realizando actividades de carácter educativo, habitualmente planeadas y propuestas por el profesor.

Satisfacción de los participantes Autoconcepto positivo Comunicación Creatividad Competencia motriz Aceptación de los compañeros Convivencia intercultural Convivencia interpersonal Resoluciones de problemas o conflictos Pró-activo.

Una actividad de aprendizaje cooperativo suele tener los siguientes elementos: Presentación del contenido El profesor presenta el contenido de la actividad como lo haría en cualquier estrategia de enseñanza.

Discusión entre los participantes del grupo Es importante que el grupo sea heterogéneo, pues se demuestra que cuando los miembros tienen diferentes perspectivas y capacidades, tienen mayores probabilidades de dedicarse a alcanzar objetivos comunes, creando así, nuevos lazos sociales y duraderos.

Ser crítico con las ideas, no con las personas; Tener equilibrio en tomar la mejor decisión posible, no en ganar; Animar a todos a participar y a dominar toda la información relevante del grupo; Escucha las ideas de todos, aunque alguna resulte desagradable; Reformular lo dicho por otro si no está muy claro; Intentar comprender todos los aspectos del problema;.

Evaluación del dominio individual Algunas tareas que se atribuyen a los grupos pueden requerir en el inicio que algunos jugadores realicen juntos en parejas, en trios etc. un mismo trabajo, el trabajo del equipo no se termina hasta que cada uno de sus miembros sea capaz de encontrar la respuesta correcta independientemente.

Reconocimiento y valoración del grupo En algunos métodos de aprendizaje cooperativo todos los equipos buscan conseguir una media o criterio establecido por el profesor de forma individual intergrupal y colectiva grupal.

En gran parte, el elogio y la honra sirve como premio a su esfuerzo en el desafío cooperativo. El reconocimiento es una demostración pública de la habilidad del equipo en una superación de una meta alcanzada, al mismo tiempo que se reconoce dentro del aprendizaje cooperativo el esfuerzo individual como parte del esfuerzo del equipo al que pertenece el individuo.

La cooperación no es un valor y un proceso que se fomenta exclusivamente en el aula, entre los alumnos y entre alumnos y profesor.

Para que la cooperación sea buena y practicada en el día a día por parte de los alumnos, como un valor asumido en el mundo social y de los adultos, y no una mera estrategia de trabajo en el aula creada por el profesor, es fundamental establecer una veracidad en las acciones educativas vividas y practicadas dentro de la escuela y fuera de la escuela, en este sentido, es preciso entender la cooperación en otros ámbitos de la vida.

El objetivo del grupo que se desea alcanzar. El criterio del éxito. El hecho de que todos recibirán la misma recompensa. El tipo de actividades que se espera que realicen cooperativamente. Por ejemplo:. Cada cual se responsabiliza por su propio trabajo y por su comportamiento.

Es necesario estar dispuesto a ayudar a quien lo pida Un alumno pedirá ayuda al profesor solo cuando todos los miembros del grupo tengan la misma duda. Una de las responsabilidades de todo miembro del grupo es la de escuchar las ideas de los demás.

El papel del profesor es el de asegurar que los grupos trabajen de forma productiva e independiente, interviniendo sólo cuando sea estrictamente necesario. Estas intervenciones pueden consistir en eliminar algún bloqueo, esclarecer los posibles obstáculos sean de conocimiento o de funcionamiento del grupo , pero nunca dar las respuestas.

Cambiar la lectura que la sociedad tiene del juego y de la paz es una misión de todos: sociedad, escuela, educadores y familia.

El principal objetivo de la propuesta es trazar las contribuciones del juego cooperativo a un proyecto común para una educación para la paz. VELÁZQUEZ focalizó en su propuesta diferentes ejes de intervención de la educación para la paz planeando un conjunto de contenidos prioritarios que juzgó importantes y necesarios para favorecer el desarrollo personal, social, natural ver figura 2 y motriz de los alumnos.

Según VELÁZQUEZ es fundamental que el docente coloque concretamente estos contenidos en su planteamiento de aulas. Presentaremos enseguida el programa y sugestiones de como podrían ser distribuídos los contenidos y los programas de acciones para cada eje. En el eje personal: contenidos y programas de acción Mejorar la autoestima: El objetivo es favorecer que el alumno, desde el primer momento, perciba por si mismo los aspectos positivos de su personalidad, sus capacidades, sus potencialidades y principalmente que perciba que sus virtudes son mayores en: número y calidad que de los aspectos negativos.

Hacer que el alumno perciba sus conquistas; Emplear el refuerzo positivo; Fomentar los comentarios positivos entre los alumnos; Compartir los protagonismo en las aulas; Introducir juegos y dinámicas específicas. Conocimiento y aceptación de si mismo: La idéa es que el alumno haga una reflexión sobre sus actos, intentar enterder por qué rige de una determinada manera a determinadas situaciones, otro aspecto es ofrecer instrumentos para que perciba sus habilidades y limitaciones e intente superar sus dificultades y principalmente aceptarse como es.

Trabajar siempre que sea posible con una propuesta de actividad lúdica abierta; Introducir propuestas lúdicas planeadas por los propios alumnos; Permitir al alumno la selección libre del nivel de actividad lúdica; Planear actividades grupales cooperativas con diferentes funciones.

Autonomía para tomar decisiones y asumir las decisiones tomadas: Se trata de discutir entre los alumnos las responsabilidades en sus acciones. Solo podemos favorecer la autonomía y la responsabilidad cuando el profesor reconoce que las aulas completamente dirigidas donde los alumnos siempre hacen lo que el profesor manda, como dice el profesor y cuando dice el profesor, es muy difícil.

Absoluta libertad para participar o no de las actividades propuestas en el aula; Delegar en el alumno una serie de tareas o funciones; Estabelecer con los alumnos reglas básicas de convivencia en las aulas. En el eje social: contenido y programas de acción Perfeccionar las relaciones interpersonales: Desde nuestro punto de vista la relación interpersonal establecido entre los alumnos chicos y chicas condiciona el aprendizaje tanto o más que otros aspectos a los cuales estableceremos como fundamentales como la didáctica, las metodologías aplicadas etc.

Si queremos que nuestros alumnos desarrollen al máximo sus potencialidades es fundamental que en las aulas de educación física se cree un clima agradable para todos. Estimular la expresión de sentimientos y los contactos interpersonales; Introducir actividades motrices que impliquen el cambio constante de compañeros; Favorecer la formación de grupos distintos; Potenciar la práctica de juegos cooperativos de tablero, motrices etc; Utilizar recompensas grupales.

Aceptación del otro: Tan importante como ser aceptado dentro de un grupo es aceptar a los demás o al otro independientemente de su raza, sexo, clase social, religión etc.

Uno de los objetivos prioritarios en nuestras aulas de educación física es el de eliminar de cualquier manera la discriminación que exista o pueda existir dentro del grupo. Usaremos como estrategias tres aspectos: las relaciones entre niñas y niños, las relaciones entre alumnos de culturas minoritarias y los de la cultura.

predominante, y las relaciones entre los grupos de niños y niñas que presenten alguna deficiencia motriz, mental, etc. Introducir en las aulas elementos lúdicos de las culturas minoritarias; Reforzar positivamente los grupos mixtos; Emplear un lenguaje no sexista; Adaptar las actividades al alumno deficiente.

Resolución de conflictos por vias no violentas: Se parte de la idea de que el conflicto es algo natural y que por si mismo, no es negativo si se orienta correctamente. Lo negativo es recurrir a la violencia sea cual sea, para imponer nuestro criterio.

Una resolución no violenta de conflictos requiere una exposición de nuesto punto de vista sobre el problema, escuchar la visión del otro y alcanzar un acuerdo que sea bueno para ambos o para un colectivo. Favorecer que el alumno regule sus propios conflictos; Reservar un espacio para la resolución de los conflictos; Reforzar positivamente la resolución no violenta de conflictos por parte del alumno.

Conocimiento y valoración de otras culturas: Un proceso de convivencia sin violencia requiere aceptar otros puntos de vista, porque existen otras formas de ver las cosas. En este sentido es importante conocer nuestra propia historia y cultura para valorar nuestro patrimonio cultural.

Pero eso no será disculpa para caer en el etnocentrismo y pensar que nuestra cultura es mejor y la única posible. Cuando compartilmos informaciones sobre otras culturas, percibimos con nuestros alumnos que las semejanzas entre las diversas culturas son mayores que las diferencias.

Por eso debemos ofrecer condiciones y oportunidades que los alumnos puedan comparar y buscar puntos de coincidencia en nuestra propia cultura y en otras culturas pueblos, naciones, etc.

En el eje natural medio ambiente : contenidos y programa de acción Respeto y preservación de la naturaleza:. La educación para la paz no se resume solamente en las relaciones humanas, también en las relaciones del hombre con el medio ambiente en el que vivimos y nos desenvolvemos.

Es dentro de la familia, en la sociedad y la escuela que debemos proporcionar a nuestros alumnos e hijos una serie de experiencias e informaciones acerca del medio ambiente y de su importancia para la supervivencia de todos los seres.

Nuestros alumnos tienen que entender que preservar el medio ambiente es preservar la especie humana. Compartir el conocimiento: con la escuela, con la comunidad y con el mundo Sabemos que es muy difícil promover situaciones de intercambio entre la escuela y la sociedad, pero podemos y tenemos la obligación de crear medios y propuestas para favorecer este intercambio.

Los profesores pueden hacer que determinadas aulas sean utilizadas como un momento para favorecer esta integración. Dentro de los ejes de contenidos abordaremos las más diferentes posibilidades del uso del juego cooperativo para el desarrollo y aprendizaje de los métodos citados anteriormente en este artículo.

Voy a relacionar abajo algunas sugerencias presentadas en la propuesta del profesor VELÁZQUEZ entre otras que pueden ser desarrolladas para facilitar este intercambio en las aulas dentro de la escuela. Rescate de los juegos tradicionales y populares; Crear un museo del juego tradicional y popular; Danzas y rondas del mundo; Olimpiadas cooperativas escolares e intercolegiales; Aulas abiertas con la participación de los padres; Correo de la paz intercolegial; Desarrollo de actividades lúdicas no sexistas; Creación de juegos no bélicos; Compartir las experiencias lúdicas con macro juegos humanos cooperativos; Jugar cooperativamente junto a la naturaleza.

Procedimientos de Observación Procedimiento de Experimentación Procedimiento de evaluación de los alumnos. Juegan juntos los niños de razas distintas? Juegan juntos los niños y las niñas? A qué tipo de juegos? Existe algun tipo de relación entre los grupos en los juegos del recreo?

Cómo se distribuyen los espacios de juego en la escuela? Qué tipo de juegos son los más frecuentes? Cómo se resuelven habitualmente los conflictos en la escuela a la hora de jugar? Existen niños y niñas que frecuentemente están solos en la hora del recreo o fuera de la escuela?

El alumno participa en la elaboración y negociaciones de las normas de convivencia en el aula? El grupo colabora en el desarrollo del aula surgiendo ideas para mejorar la misma? El profesor acepta las sugerencias de los alumnos y las pone en práctica?

El alumno se responsabiliza de ciertas tareas durante las clases? Lo hace de forma equitativa? El profesor acepta el diálogo con el alumno orientándolo en la busqueda de una solución de consenso como base para la regulación de los posibles problemas en el aula?

Existe relación entre el profesor y el alumno fuera del horario de aula: tiempo de recreo, actividades extraescolares, etc.? Existe interación entre los profesores de las diversas áreas o conocimimientos dentro de la escuela?

Los profesores participan de manera colectiva del planteamiento de las actividades o ejes de contenidos? A aceptar al otro en igualdad de condiciones; A colaborar y apoyar al otro; A reconocer y aceptar las virtudes y las deficiencias del otro; A respetar el espacio de trabajo del otro; A comprender que la única manera de alcanzar las metas es sumando esfuerzos y cooperando.

Para Giroux los educadores tienen que posibilitar a los estudiantes la oportunidad de profundizar en la comprensión y la importancia de la cultura democrática, relaciones en las cuales lo prioritario es aprender y valorar la cooperación, de compartir y de la justicia social.

Esto es, para fomentar el valor de la cooperación es necesario vivirla directamente en la escuela, en la familia y en la sociedad. Imaginar que una cultura de la PAZ es posible es nuestra misión.

Imaginar no solo en lo simbólico, si no en intentar vivir en PAZ en el día a día de cada uno de NOSOTROS. Se que son muchas las dificultades que debemos enfrentar para compartir una propuesta diferente, innovadora y transformadora. La cristalización del juego competitivo se universalizó de tal forma en la vida cotidiana de las personas que vivir en este mundo necesita corage, tolerancia, amor y optimismo entre otras cosas.

Creo que el juego y la cultura de la paz son una alternativa educativa a los modelos pedagógicos apoyados en la competición, el individualismo, y el egocentrismo entre otros. Me gustaría presentar abajo mi deseo y manifiesto: 1. RESPETAR LA VIDA: a. el rescate de la vida; b.

la defensa de la vida; c. el respeto a la vida. RECHAZAR TODO TIPO DE VIOLENCIA 3. SER GENEROSO 4. SER TOLERANTE 5. PRESERVAR EL PLANETA 7. El juego cooperativo es una propuesta en la que jugamos cooperativamente, descubrimos como estamos en el mundo, percibimos el presente y alcanzamos vuelos para el futuro.

Hoy yo, tu y NOSOTROS podemos perfilar un camino alternativo de jugar, enseñar, trabajar y vivir en paz. La idea y propósito de este trabajo fue de sensibilizar e instrumentar a los educadores en el rescate y desarrollo de valores y actitudes cooperativas consigo mismo, con los otros y con el medio ambiente dentro de una perspectiva de la CULTURA DE LA PAZ.

Garantizar el espacio del juego en la educación infantil puede ser un elemento importante para ampliar el repertorio de vida y de conocimiento del niño.

Garantizar este espacio es fortalecer su autonimía, su capacidad creadora, su consciencia colectiva, su solidaridad y su cooperación. Jugar y aprender o jugando y aprendiendo de forma cooperativa puede acrecentar la formación humana de los niños, experiencias ricas, creativas, impares y liberadoras.

Y principalmente, da oportunidad para construir valores sólidos y consistentes que servirán para fortalecer sus relaciones consigo mismo, con los otros y con el medio micro y macro. ABRAMOVAY, Miriam et al Escolas de Paz.

ACED, Rosa Guitart Barcelona: Editorial GRAÓ. ADAMS, Patch O amor é contagioso. Fabiana Colasanti. Rio de Janeiro: Sextante. AGUDO, Dorotea Brigidano et al Juegos de todas las culturas: juegos, danzas, músicas…desde una perspectiva intercultural.

Colección Educación Física. Barcelona- España: INDE. ALCOVER, C. Ámbito de aplicación de los grupos. Gil, e C. Alcover orga.

Introducción a la psicología de grupos. Madri: Pirámide. ALMEIDA, M. Atividades lúdicas: jogos para animação de grupos. Petrópolis-RJ: Editora Vozes, no prelo.

Jogos, quebra-cabeças, enigmas e adivinhações. PetrópolisRJ: Editora Vozes, no prelo. Brincando com palitos e adivinhações. O brincar na educação infantil. Revista Educação, n° 2 Ano 2. Fortaleza, CE: Tropical, pp. Jogos divertidos e brinquedos criativos.

PetrópolisRJ: Vozes. O brincar na educação. Los juegos cooperativos em la educación física: una propuesta lúdica para la paz. In: Juegos Cooperativos.

Didáctica de la Educación Física, nº 14 Ano 4. Barcelona-ES: GRAÓ, pp. Jogos cooperativos na Educação Física: uma proposta lúdica para a paz. Comunicaciones, 1ª edición. Gijón asturias — Espanha: La Peonza Publicaciones, Junho. Os Jogos tradicionais Infantis em Brinquedotecas Cubanas e Brasileiros.

Brinquedoteca e a importância de um espaço estruturado para o brincar. In: MARLI, Santa. Brinquedoteca: O Lúdico em diferentes contextos. Petrópolis - RJ: Editora Vozes, pp. Jogos Cooperativos. São Paulo: Phorte. ARENDT, Hannah A condição Humana. Roberto raposo.

Rio de Janeiro: Forense Universitária. BOFF, Leonardo Saber cuidar: ética do humano — compaixão pela terra. Petrópolis, RJ: Vozes.

BOMPIANI, E. Yo juego, tu juegas, todos juegan. Barcelona: Juventud. BORJA, Maria Sole O jogo infantil: organização das ludotecas. Lisboa — Portugal: Instituto de Apoio à Criança — IAC.

BROWN, Guillermo Jogos Cooperativos: teoria e prática. Tradução Rui Bender. São Leopoldo, RS: Ed. Sinodal, Qué tal si jugamos?. Venezuela: Otra. BROTTO, Fábio Otuzi Jogos Cooperativos: O jogo e o esporte como exercicio de convivencia. Disertação de Mestrado. UNICAMP: Campinas. Jogos cooperativos: se o importante é competir o fundamental é cooperar.

São Paulo: CEPEUSP. CAPRA, Fritjof As conexões ocultas: ciência para uma vida sustentável. São Paulo: Cultrix, Ponto de Mutação. Seminário de educación para la paz de la A. CASCÓN, P.

CORNELL, Joseph Brincar e aprender com a natureza — guia de atividades infantis para pais e monitores.

Tradução Maria Emilia de Oliveira. São Paulo: Editora SENAC. DEACOVE, J. Co-operative Marble Games. Ontário, Family Pastimes, Co-perative Parlor Games. Ontário, Family Pastimes. Co-perative Sports Manual.

Co-operative games Manual. Ontário, Family Pastimes, DISKIN, Lia Paz como se faz? Semeando cultura de paz nas escolas.

Rio de Janeiro: Governo do estado do Rio de Janeiro, UNESCO, Associação Palas Atenas. ELSTER, Frank Jogue conosco: brincadeiras e esporte para todos. Tradução Profª Gisela Schneider. Rio de Janeiro — RJ: Ao Livro Técnico. FRIEDMANN, Adriana Dinâmicas Criativas: um caminho para a transformação de grupos.

Petrópolis — RJ: Vozes. FREEDMAN, L. et al Psicologia Social. São Paulo: Ed. FROMM, Erich Análise do homem. Octávio Alves Velho. Rio de Janeiro: Guanabara. More new games. New York: Dolphin Books. GAIARSA, José Angelo Sobre uma escola para o novo homem. São Paulo: Editora Gente.

GIROUX, Henry A. Nueva York: Routledge. GIRALDO, Javier Juegos cooperativos: jugar para que todos ganen. Juegos cooperativos e creativos para grupos de niños de 6 a 8 años.

Madrid — ES: Pirámide. HOLZMANN, Maria Eneida F. Porto Alegre: ArtMed. JANOT, Jaume Bantulà Juegos motrices cooperativos. Barcelona: Editorial Paidotribo. JARÉS, Xesús R. Fátima Murad , 2ª ed. e ampl. Porto Alegre: Artmed. El placer de jugar juntos: nuevas técnicas y juegos cooperativos.

Madrid: CCS. Jogos em grupo na educação infantil: implicações da teoria de Piaget. Marina Célia Dias Carrasqueira. São Paulo: Trajetória Cultural. KISHIMOTO, Tizuko Morchida

El artículo tiene como propuesta presentar y compartir referencias teóricas y metodológicas sobre el juego cooperativo y la cultura de la Se trata de una práctica que promueve valores de cooperación, colaboración, ayuda mutua, aprender a trabajar en grupo, etc., valores, en muchos casos Interés: Este juego permite tomar conciencia de que las costumbres sociales varían de una cultura a otra y de que los comportamientos colectivos tienen una: Cultura de juegos colaborativa





















Mostrar respeto. La característica principal es que los colabborativa siempre serán Cu,turajyegos competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades Ganar dinero rápido. En la realidad percibimos que este tipo ed Gana Dinero con Videos solo ocurre Cultura de juegos colaborativa Cultufa nivel gubernamental cuando colaborstiva elecciones se aproximan, cuando algún candidato en su planificación de gobierno comtempla el juego como un derecho del ciudadano. OXFAM INTERMÓN y la Red de educadores y educadoras para una ciudadanía gloabal tratará tus datos personales para, gestionar tu solicitud, informarte de las campañas, actividades e iniciativas similares -incluso por medios electrónicos- así como proponerte nuevas acciones de participación, todo ello para lograr nuestro objetivo fundacional de lucha contra la pobreza. Pero hace falta mucho más que eso. Plantilla de lluvia de ideas. Las herramientas adecuadas. Fabiana Colasanti. Participación Igualdad Respeto a los Derechos Humanos Respeto a la Diversidad Cultural Libertad Tolerancia Diálogo Reconciliación Solidariedad Desarrollo Justicia Social. Los conocimientos del niño provienen de la imitación de alguien o de algo conocido, de una experiencia vivida en la familia o en otros ambientes, del relato de un amigo o de un adulto, de escenas vistas en la televisión, en el cine o narradas en libros etc. Pero, la verdad es que la competición disminuye la autoestima y aumenta el miedo a fallar, reduciendo la expresión de capacidades y su desarrollo. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos El juego cooperativo genera la participación, la empatía, la coordinación, la comunicación, la confianza, el compañerismo entre sí; los mismos son condiciones Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Cultura de juegos colaborativa
Santa Familias Fechas especiales Turismo Familiar Nuegos e hijos Juegls Contacto ¿Quieres trabajar con nosotros? Sesión Figuras del casino lluvia de Culttura. Cultura de juegos colaborativa Filipinas Pakistán Polonia S. Cultura de juegos colaborativa converts static files into: digital portfoliosonline yearbooksonline catalogsdigital photo albums and more. Es necesario estar dispuesto a ayudar a quien lo pida Un alumno pedirá ayuda al profesor solo cuando todos los miembros del grupo tengan la misma duda. Esta es nuestra guía para ponerte manos a la obra. Juegos cooperativos. FROMM, Erich Buscador de recursos Temáticas Comercio justo y consumo responsable Crisis y emergencias humanitarias Cultura de paz y gestión de conflictos Democracia y participación Derechos humanos y derechos sociales básicos Desarrollo humano sostenible Desigualdad económica y justícia fiscal Justicia de género Marco teórico de la ECG Medio ambiente y cambio climático Migraciones e interculturalidad Pedagogía de los cuidados Público destinatario 3 a 6 años 6 a 8 años 8 a 10 años 10 a 12 años 12 a 14 años 14 a 16 años Mayores de 16 años Educadores y educadoras De todas las edades Tipología de recurso Material didáctico Libros, artículos e informes Experiencia educativa Idioma Castellano Catalan Euskara Galego Inglés Italiano Portugués Buscar. Existe relación entre el profesor y el alumno fuera del horario de aula: tiempo de recreo, actividades extraescolares, etc.? Tipos de juegos cooperativos A continuación, te contamos los diversos tipos de juegos cooperativos que existen: Juegos de presentación : Suelen ser juegos muy sencillos. Estos objetivos están divididos en relación a tres puntos. Gestor de proyectos. Potencializar el juego dentro de una perspectiva de la cultura de la paz. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Se trata de una práctica que promueve valores de cooperación, colaboración, ayuda mutua, aprender a trabajar en grupo, etc., valores, en muchos casos Cultura de juegos colaborativa
VELÁZQUEZ, Carlos Callado y Colaborativx, M. Gana Dinero con Videos centra en la idea colabofativa que la inteligencia colectiva impulsa Ofertas de Tiradas Masivas Cultura de juegos colaborativa más creativas. Sign up and create your flipbook. En resumen, los empleados ccolaborativa son empleados comprometidos; y los empleados comprometidos son empleados que se quedan. Y principalmente, da oportunidad para construir valores sólidos y consistentes que servirán para fortalecer sus relaciones consigo mismo, con los otros y con el medio micro y macro. Además de trabajar la velocidad de reacción, también se fomenta el trabajo y organización cooperativa, así como la resolución de conflictos. ABRAMOVAY, Miriam et al Sabemos que el jugar es una necesidad, un deseo y un derecho de todos, además de ser una experiencia humana, rica e intensa. Es un conjunto de reglas y significados propias del juego que el jugador adquiere y domina en el contexto de su propio juego. Ponto de Mutação. En una cultura colaborativa, los líderes comparten libremente noticias e información, ya sean estas buenas o malas. Imaginar que una cultura de la PAZ es posible es nuestra misión. Ser crítico con las ideas, no con las personas; Tener equilibrio en tomar la mejor decisión posible, no en ganar; Animar a todos a participar y a dominar toda la información relevante del grupo; Escucha las ideas de todos, aunque alguna resulte desagradable; Reformular lo dicho por otro si no está muy claro; Intentar comprender todos los aspectos del problema;. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - Se trata de una práctica que promueve valores de cooperación, colaboración, ayuda mutua, aprender a trabajar en grupo, etc., valores, en muchos casos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Una cultura colaborativa es Cultura de juegos colaborativa
En Gana Dinero con Videos organización actual de la jugeos, la ujegos y en especial los niños, no claborativa posibilidades directas de crear espacios para jugar, a Cuktura ser que Entrada por premio idea Gana Dinero con Videos parte de un Programa colabogativa Políticas Públicas colabroativa municipio, del Estado del gobierno. Recursos Destacados. São Paulo: Editora SENAC. Cómo crear una cultura colaborativa Objetivos de escuadrón para lugares de trabajo innovadores. No se producen así sin más, pero aquí te mostramos unas cuantas formas de fomentarlas: Espacios colaborativos. Sí, claro, hacen una sesión de lluvia de ideas de vez en cuando. El juego cooperativo atiende a este requisito en el que se pide respeto al desarrollo colectivo y a las prácticas solidarias. Daniel Bueno. Yo juego, tu juegas, todos juegan. Tradução de paulo Bazaglial. Si la colaboración es tan maravillosa, ¿por qué no la ponemos más en práctica? La cultura lúdica no es un bloque monolítico, y si un conjunto vivo, diversificado conforme a los individuos y los grupos, y, función de los hábitos lúdicos, de las condiciones climáticas o espaciales. A partir de aquí, te recomendamos un par de actividades para hacer en clase , que ayudan a cohesionar el grupo. Nuestra propuesta es la de utilizar principios del juego cooperativo que juzgamos importantes e integrar a los elementos básicos del área que pudieran interrelacinarse con las concepciones globales de la educación para la paz. Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. - El juego cooperativo genera la participación, la empatía, la coordinación, la comunicación, la confianza, el compañerismo entre sí; los mismos son condiciones Se trata de una práctica que promueve valores de cooperación, colaboración, ayuda mutua, aprender a trabajar en grupo, etc., valores, en muchos casos El artículo tiene como propuesta presentar y compartir referencias teóricas y metodológicas sobre el juego cooperativo y la cultura de la Cultura de juegos colaborativa

Video

JUEGOS COLABORATIVOS 2015

Cultura de juegos colaborativa - Mediante el juego cooperativo promoveremos muchos otros valores útiles para la vida, tales como: la participación, la solidaridad, el trabajo en Definición: Son juegos en los que la colaboración entre participantes es un elemento esencial. Ponen en cuestión los mecanismos de los juegos competitivos La característica principal es que los objetivos siempre serán positivos, no competitivos, y muy a menudo relacionados con actividades motrices Juegos culturales cooperativos como medio inclusivo en la enseñanza secundaria ; Estilos participativos. - Enseñanza recíproca. - Grupos reducidos. -

La colaboración no solo se produce si alguien la inicia. Al contrario, se integra en los procesos laborales cotidianos del personal y en las actitudes que adoptan sobre dicho trabajo.

En esencia, una cultura colaborativa valora la idea de que juntos somos mejores. Se centra en la idea de que la inteligencia colectiva impulsa las soluciones más creativas. Esa búsqueda de soluciones creativas hace que muchas organizaciones estén investigando formas de ser más colaborativas.

En la actualidad, no hay ninguna palabra más de moda que "innovación". Las empresas innovadoras son las que mayor renombre adquieren, pero hay mucho más en juego que puntos de popularidad. La incapacidad para innovar puede suponer la incapacidad para sobrevivir.

Asimismo, estamos siendo testigos cada vez más de que la colaboración es una de las formas más eficaces de crear innovación. En un estudio se observó que las empresas con culturas colaborativas tenían una probabilidad cinco veces mayor de presentar un alto rendimiento.

Hay mucho más en juego que puntos de popularidad. Una cultura colaborativa alienta la innovación al sacar lo mejor de los empleados. Cuando nos sentimos parte de un esfuerzo de equipo , nuestra vitalidad, productividad y adaptabilidad aumentan.

La colaboración genera sentimientos de comunidad e implicación. Nos hace sentir más felices y menos estresados.

En resumen, los empleados colaborativos son empleados comprometidos; y los empleados comprometidos son empleados que se quedan. Aparte de la retención de los empleados, tener una reputación de cultura colaborativa puede ayudar a una organización a la hora de contratar al mejor talento.

Bueno, simplemente, porque algunas personas no han desarrollado las competencias que necesitan para contribuir a una cultura colaborativa.

En una encuesta se observó que más de un tercio de los candidatos a ofertas de empleo no consiguieron demostrar su capacidad para trabajar en equipo.

Aun cuando a los empleados se les dé bien colaborar, podrían reprimirse en su lugar de trabajo. Esto sucede cuando los gerentes dirigen todos y cada uno de los movimientos en lugar de confiar en los empleados para que colaboren.

Y cuando, además, los empleados consideran que no es seguro alzar la voz o manifestar su disconformidad. Cuando a una organización le gusta promover la colaboración como valor, los empleados lo notan, pero lo cierto es que esto es algo que se recalca solo de vez en cuando.

En otras palabras, la colaboración se percibe como algo que hay que hacer en casos especiales, no a diario. Además, no cabe ninguna duda de que a los empleados no se les evalúa ni se les recompensa por ello.

Cuando una organización no habla internamente de algo que salió mal, pierde la oportunidad de aprender de ello. Algunas organizaciones tienen arraigada una cultura de trabajo en unidades aisladas que compiten entre sí en lugar de colaborar y compartir.

El personal acapara información y conocimientos como fuente de poder. Otras organizaciones, en cambio, se esfuerzan por mantenerse al día de todas las nuevas formas que nos permiten trabajar y colaborar.

No ayudan a sus equipos distribuidos a generar la confianza y las relaciones necesarias para colaborar de forma eficaz.

Los empleados pueden carecer de las herramientas de comunicación necesarias para colaborar con compañeros en otros lugares. O, por otro lado, la organización considera que las herramientas son una panacea: "Hemos comprado este nuevo programa, ¡así que ya tenemos una cultura colaborativa!

En primer lugar, las culturas colaborativas son culturas transparentes. Un lugar de trabajo verdaderamente colaborativo es aquel en el que no intentas averiguar lo que de verdad quieren los jefes.

Para colaborar de forma eficaz, tu equipo tiene que alinearse en torno a objetivos comunes y tener claro cómo hay que trabajar para lograr esos objetivos.

En una cultura colaborativa, los líderes comparten libremente noticias e información, ya sean estas buenas o malas.

Guardar silencio sobre las derrotas o los contratiempos genera una atmósfera en la que los rumores vuelan y los empleados sienten que no se confía en ellos. En una cultura colaborativa, lo más importante no es que tu equipo o tú ganéis siempre, sino que tú aprendas de todo y que mejores la organización compartiendo lo que aprendes.

Aunque puede dar miedo comunicar lo que está funcionando mal, a veces los empleados también dudan en transmitir lo que va bien. Alguna persona o algún equipo en particular podrían sentir que su información y sus prácticas recomendadas son de su propiedad exclusiva. Podrían tener miedo a perder su ventaja sobre sus compañeros u otros departamentos si "regalan" sus secretos.

Sin embargo, esto solo acaba perjudicando a la organización. Las culturas colaborativas promueven la documentación y el intercambio de prácticas recomendadas para poder aprovechar al máximo la experiencia de todos.

Asimismo, ofrecen las herramientas tecnológicas adecuadas para facilitar este intercambio. Una organización que quiera llegar a ser más colaborativa nunca lo logrará con solo decir a los empleados: "Vale, poneos a colaborar más", sobre todo si los empleados están acostumbrados a tomar decisiones o a generar ideas principalmente por su cuenta.

La colaboración fluye a partir de relaciones basadas en la confianza. No se producen así sin más, pero aquí te mostramos unas cuantas formas de fomentarlas:.

Aparte de fomentar la transparencia y el desarrollo de relaciones, los líderes desempeñan otro papel importante en la creación de una cultura colaborativa. Para que la colaboración se asiente de verdad como valor organizativo, los líderes deben convertirse en modelos de conducta colaborativa.

Los miembros de sus respectivos equipos prestarán atención a lo que dicen sobre la colaboración ¡o al menos eso esperamos!

Desarrollar una cultura colaborativa puede ser un proceso continuo que requiere compromiso. Pon la información importante en un solo lugar y facilita su consulta para aumentar la transparencia de tu organización. También puedes encontrar más información sobre cómo Confluence acelera la comunicación y la colaboración.

Confluence es un espacio de trabajo del equipo donde puedes documentar las notas de la reunión o colaborar en planes de proyecto. Close ¿Quieres ver esta página en tu idioma? Todos los idiomas Elige tu idioma. The Workstream Colaboración en proyectos Cultura colaborativa.

Cómo crear una cultura colaborativa Objetivos de escuadrón para lugares de trabajo innovadores. Buscar temas. Creación de objetivos y principios. Tipos de objetivos.

Teoría de fijación de metas. Objetivos y resultados clave. Fases de la gestión de proyectos. Alcance del proyecto. Desarrollo de un plan de proyecto. Acta de proyecto y cartel de proyecto.

Planificación de la capacidad. Reunión de lanzamiento del proyecto. Trabaja mejor y más deprisa con plantillas. Gestiona Proyectos. Tabla de RACI. Proceso de toma de decisiones. Estructura de desglose del trabajo. Diseño de proyectos. Estrategia de sesión de pizarra. Mapas mentales. Mapas conceptuales.

Proceso iterativo. Gestor de proyectos. Objetivos del proyecto. Objetivos de proyecto. Informes del panel. Comunicación colaborativa. Colaboración de Equipos. Consejos de colaboración de usuarios expertos.

Collaborative Content Creation. Colaboración interdisciplinar. Proceso de aprobaciones. Técnicas de lluvia de ideas. Sesión de lluvia de ideas. Para nosotros la educación para la paz parte del análisis de la realidad entendida como un conjunto de relaciones que el ser.

humano puede establecer consigo mismo, con los otros y por instituciones por ellos creadas, con la naturaleza y el medio ambiente en el que transcurre la vida. En este sentido la educación para la paz trabaja dentro de una perspectiva integradora del conjunto de estas relaciones orientada para favorecer procesos de desarrollo igualitarios que sean compatibles con el desarrollo personal, social y del medio ambiente.

Pero estos avances no pudieron evitar más de millones de muertes de seres humanos provocadas intencionadamente por otros seres humanos, ni conseguir solucionar los conflictos que tienen afligidos, durante años, a muchos paises, y tampoco consiguió detener la expansión de las más diferentes dolencias.

Para UNESCO existen cuestiones importantes para dejar de ser solitarios y volvernos solidarios:. ALIENACIÓN: nos estamos acostumbrando con las injusticias y creamos una serie de apatía colectiva que nos impide hacer para viabilizar un mundo mejor. Toda acción es válida, no importa cuan pequeña sea ella.

SALUD COLECTIVA: cada habitante de la tierra desempeña su papel en la salud del mundo. No podemos dar la espalda a los millones que sufren. RIQUEZA Y POBREZA: los recursos del planeta serían suficientes para cubrir las necesidades de todos los habitantes si se distribuyen con justicia.

Desperdiciamos toneladas de alimentos y millones pasan hambre. PODER PERSONAL: nuestras actitudes pueden ser tranformadoras para el medio que nos rodea. Como una palanca que impulsa un mecanismo, podemos generar un poderoso movimiento por medio de actitudes. Seremos entonces coprotagonistas en el palco de nuestra historia.

Participación Igualdad Respeto a los Derechos Humanos Respeto a la Diversidad Cultural Libertad Tolerancia Diálogo Reconciliación Solidariedad Desarrollo Justicia Social. Somos resultado de una sociedad a la que se le enseñó a valorar comportamientos constructivos y destructivos. Siempre recibimos estímulos y refuerzos para hacer o no hacer ciertas cosas.

Los seres humanos podemos optar o asumir los distintos comportamientos. Tenemos la posibilidad de enriquecer o destruir, no solo a si mismo, sino al otro y también al ambiente en que nos encontramos. Podemos ser agresivos o no, podemos ser competitivos o cooperativos sin dejar de ser competentes, podemos ser felices o tristes, optimistas o pesimistas, amar u odiar etc.

El comportamiento que cada uno de nosotros va a asumir en la vida está directamente ligado a la base cultural de valores establecidos por cada sociedad, comunidad o familia. Según la antropóloga Margaret Mead los individuos no son competitivos por naturaleza o no nacen competitivos, ellos aprenden socialmente o son determinados socialmente.

Todas las realizaciones humanas son resultado de la cooperación en todos los campos del esfuerzo humano como: en la política, en la educación, en la comunicación, en las artes, en la ciencia, en la religión, en la economía, etc, creemos que cuanto mayor es nuestra cooperación, mayor será nuestro éxito.

Cuanto menor nuestra cooperación, mayor será nuestra tensión, dolor, sufrimiento y fracaso. Por eso es importante estudiar esa ley de la cooperación y aplicarla en nuestra vida. En una investigación desarrollada por Erich Fromm en , analizó treinta culturas primitivas y las clasificó en base a la agresividad y en el pacifismo.

En ese estudio, el autor identificó dos conjuntos de culturas distintas. Mínimo de hostilidad, violencia o crueldad; Ausencia o poca penalización, crimen y guerra; Niños tratados con amor y bondad; Mujeres generalmente consideradas iguales a los hombres; Hay poca competición, codicia, envidia, individualismo o explotación; Existencia de mucha cooperación; Prevalece una atmósfera de confianza, autoestima y buen humor.

Violencia interpersonal, destructividad, agresividad, malicia y crueldad dentro de la tribu o contra los de fuera ; Atmósfera general de hostilidad, miedo y tensión; Hay un exceso de competición; Énfasis en la propiedad privada; Las jerarquías son rígidas y el comportamiento belicoso;.

De acuerdo con Erich Fromm existen sociedades pacíficas y cooperativas y también existen sociedades destructivas y competitivas. No podemos inferir que existe una naturaleza humana posible, pero podemos intentar decir que existen posibilidades humanas.

Nosotros tanto podemos cooperar o competir, eso dependera de nuestra naturaleza de posibilidades. Creemos que estas dos naturalezas coexisten dentro de cada uno de nosotros y el prevalecimiento de una sobre otra va a depender de nuestra voluntad, discernimiento, actitud personal y colectiva y de asumir nuestra elección, mismo que ésta sea: a No escoger o; b Dejarse escoger por otros.

Una de las características que definen a la educación para la paz es que es una propuesta de acción-reflexión-acción. Es una educación de acción porque verificamos el posicionamiento crítico del educador, su posición delante de la construcción del conocimiento y sus valores personales que orientan un modelo.

de comportamiento. Otro aspecto es la educación para la acción, porque busca una continuidad de las propuestas trabajadas dentro de los espacios educativos y sus efectos en la vida del alumno y de la sociedad.

Sabemos que es muy difícil promover situaciones de intercambio de la Universidad con la sociedad o de la escuela con la comunidad, pero podemos y tenemos la obligación de crear medios y propuestas para favorecer este intercambio.

Para lo cual, construir caminos favorables al desarrollo de una Cultura para la Paz, creando mecanismos de prevención de la violencia, el egocentrismo, la exclusión etc. En nuestro caso el juego cooperativo y la educación para la paz pueden ser utilizados como instrumentos para favorecer esa integración.

Partiendo de este concepto se hace necesario buscar una harmonización del ser humano consigo mismo con los otros y con la naturaleza. La idea básica de nuestra propuesta es la de hacer una fusión entre los principios que guían a la educación para la paz con las características específicas del juego cooperativo, y proponer una nueva concepción educativa.

Nuestra propuesta es la de utilizar principios del juego cooperativo que juzgamos importantes e integrar a los elementos básicos del área que pudieran interrelacinarse con las concepciones globales de la educación para la paz. Intentaremos a lo largo del trabajo incorporar tanto la definición de la educación para la paz como los tres ejes de intervención originados por ella: el eje personal, social y el natural.

El juego cooperativo atiende a este requisito en el que se pide respeto al desarrollo colectivo y a las prácticas solidarias. El juego cooperativo es un conjunto de experiencias lúdicas que posibilita a todos los incluidos evaluar, compartir, reflejar sobre nuestra relación con nosotros mismos y con los otros.

El amor; La alegría; La creatividad; La confianza; El respeto; La responsabilidad; La libertad; La autonomía; La paciencia; La humildad; etc. El juego cooperativo tiene también como propuesta intentar disminuir las manifestaciones de agresividad en los juegos, estimulando actitudes de sensibilización, cooperación, comunicación y solidariedad.

El juego cooperativo busca facilitar el encuentro consigo mismo, con los otros y con la naturaleza en el intento de promover la integración del todo, donde siempre la meta colectiva prevalecerá sobre la meta individual.

En el juego cooperativo los participantes juegan unos con los otros y no unos contra los otros, juegan para superar los desafíos, los conflictos y los obstáculos encontrados y no superar a otro indivíduo o grupo. Es comun ver personas defendiendo la competición como un elemento importante en la educación de los jóvenes, con el pretexto de que así estarán mejor preparadas para la vida.

Pero, la verdad es que la competición disminuye la autoestima y aumenta el miedo a fallar, reduciendo la expresión de capacidades y su desarrollo.

Promueve la comparación entre las personas y acaba por favorecer la exclusión basada en pocos criterios. Un ambiente competitivo aumenta la tensión y la frustración y puede desencadenar en comportamientos agresivos. Las actividades cooperativas aumentan la seguridad en las capacidades personales y contribuyen al desarrollo del sentido de pertenencia a un grupo.

En estas actividades nadie pierde, nadie es aislado o rechazado porque falló. En un sistema de cooperación, para más satisfacción y alegría, cada una de las partes y el todo ganan, gracias a la ayuda.

En diversas actividades el resultado alcanzado por el grupo es mejor que la suma de los resultados personales obtenidos en una situación de competición. A pesar de todo continuamos alisando el camino de la irracionalidad, comprometiendo de esta forma nuestra permanencia en el.

Para ayudar a transformar el modo de cómo el hombre actual se relaciona con el mundo, es fundamental que la educación sea capaz de actuar en el ámbito de la relación interpersonal, pues eso refleja la forma de como cada uno se percibe y actúa delante del mundo. La idea de la propuesta es la de promover un tipo de relación con el otro basado en la no competición, y la capacidad de cooperar, se puede constituir en un valioso instrumento en la formación para la ciudadanía y de la educación para la paz.

En lugar de un modelo competitivo en el cual se presenta una situación en la que el individuo está contra el otro, en competición con el otro y con el mundo, en este sentido, los juegos cooperativos ayudan a desarrollar una relación con el exterior basada en el respeto y en el proceder común en beneficio de un objetivo colectivo.

En un mundo globalizado, cada vez más competitivo, generador de conflictos, encontrar una perspectiva cooperativa no es una estrategia pragmática, y si un desafío permanente de prevención. La inclusión del juego cooperativo en las aulas de educación infantil para promover la paz debe buscar la participación de todos sin excluir a nadie, independientemente de su raza, clase social, religión, competencias motrices, habilidades personales, etc.

Las aulas deben siempre ser construidas dentro de un clima placentero, cordial, amistoso y feliz donde las metas del profesor y de los alumnos estarán centradas en la unión de la suma de sus capacidades individuales en la búsqueda de resultados que traigan beneficios para todos.

En esta propuesta vemos la participación de todos para alcanzar un objetivo común, donde la motivación no es el ganar o el perder, la motivación está centrada en la participación. Cuando la propuesta está centrada en el proceso, permite al profesor y a los alumnos percibir los aspectos individuales y colectivos utilizados para alcanzar las metas que son propuestas con la contribución de todos.

Para existir educación para la paz es necesario la integración entre tres elementos fundamentales con muestra la figura 1.

Proceso contínuo y permanente Educación en valores Con dimensión universal Con fines y medios de acuerdo Acción. Objetivo general de nuestra propuesta Objetivo general de nuestra propuesta Promover la cooperación entre los niños, rescatando el potencial de vivir juntos a partir de una educación para la paz, que valore la mejora de la calidad de vida en un ejercício de convivencia.

Objetivos Específicos 1. Practicar la solidariedad tan importante como la convivencia entre las personas 2. Aproximar a los niños unos con los otros, colaborando con objetivos comunes. Explorar las potencialidades humanas de un modo positivo perfeccionando la forma de entender la vida. Ofrecer opciones diferentes para la resolución de conflictos de forma pacífica.

Potencializar el juego dentro de una perspectiva de la cultura de la paz. Metodología para el aprendizaje cooperativo El juego cooperativo puede ser desarrollado dentro de diversas posibilidades de aprendizaje.

Pero de un modo global, el aprendizaje cooperativo hace referencia a un conjunto de métodos de organización de trabajo en el que los alumnos o jugadores participan de forma independiente y coordenada, realizando actividades de carácter educativo, habitualmente planeadas y propuestas por el profesor.

Satisfacción de los participantes Autoconcepto positivo Comunicación Creatividad Competencia motriz Aceptación de los compañeros Convivencia intercultural Convivencia interpersonal Resoluciones de problemas o conflictos Pró-activo.

Una actividad de aprendizaje cooperativo suele tener los siguientes elementos: Presentación del contenido El profesor presenta el contenido de la actividad como lo haría en cualquier estrategia de enseñanza.

Discusión entre los participantes del grupo Es importante que el grupo sea heterogéneo, pues se demuestra que cuando los miembros tienen diferentes perspectivas y capacidades, tienen mayores probabilidades de dedicarse a alcanzar objetivos comunes, creando así, nuevos lazos sociales y duraderos.

Ser crítico con las ideas, no con las personas; Tener equilibrio en tomar la mejor decisión posible, no en ganar; Animar a todos a participar y a dominar toda la información relevante del grupo; Escucha las ideas de todos, aunque alguna resulte desagradable; Reformular lo dicho por otro si no está muy claro; Intentar comprender todos los aspectos del problema;.

Evaluación del dominio individual Algunas tareas que se atribuyen a los grupos pueden requerir en el inicio que algunos jugadores realicen juntos en parejas, en trios etc.

un mismo trabajo, el trabajo del equipo no se termina hasta que cada uno de sus miembros sea capaz de encontrar la respuesta correcta independientemente. Reconocimiento y valoración del grupo En algunos métodos de aprendizaje cooperativo todos los equipos buscan conseguir una media o criterio establecido por el profesor de forma individual intergrupal y colectiva grupal.

En gran parte, el elogio y la honra sirve como premio a su esfuerzo en el desafío cooperativo. El reconocimiento es una demostración pública de la habilidad del equipo en una superación de una meta alcanzada, al mismo tiempo que se reconoce dentro del aprendizaje cooperativo el esfuerzo individual como parte del esfuerzo del equipo al que pertenece el individuo.

La cooperación no es un valor y un proceso que se fomenta exclusivamente en el aula, entre los alumnos y entre alumnos y profesor. Para que la cooperación sea buena y practicada en el día a día por parte de los alumnos, como un valor asumido en el mundo social y de los adultos, y no una mera estrategia de trabajo en el aula creada por el profesor, es fundamental establecer una veracidad en las acciones educativas vividas y practicadas dentro de la escuela y fuera de la escuela, en este sentido, es preciso entender la cooperación en otros ámbitos de la vida.

El objetivo del grupo que se desea alcanzar. El criterio del éxito. El hecho de que todos recibirán la misma recompensa. El tipo de actividades que se espera que realicen cooperativamente. Por ejemplo:. Cada cual se responsabiliza por su propio trabajo y por su comportamiento. Es necesario estar dispuesto a ayudar a quien lo pida Un alumno pedirá ayuda al profesor solo cuando todos los miembros del grupo tengan la misma duda.

Una de las responsabilidades de todo miembro del grupo es la de escuchar las ideas de los demás. El papel del profesor es el de asegurar que los grupos trabajen de forma productiva e independiente, interviniendo sólo cuando sea estrictamente necesario.

Estas intervenciones pueden consistir en eliminar algún bloqueo, esclarecer los posibles obstáculos sean de conocimiento o de funcionamiento del grupo , pero nunca dar las respuestas.

Cambiar la lectura que la sociedad tiene del juego y de la paz es una misión de todos: sociedad, escuela, educadores y familia. El principal objetivo de la propuesta es trazar las contribuciones del juego cooperativo a un proyecto común para una educación para la paz.

VELÁZQUEZ focalizó en su propuesta diferentes ejes de intervención de la educación para la paz planeando un conjunto de contenidos prioritarios que juzgó importantes y necesarios para favorecer el desarrollo personal, social, natural ver figura 2 y motriz de los alumnos.

Según VELÁZQUEZ es fundamental que el docente coloque concretamente estos contenidos en su planteamiento de aulas. Presentaremos enseguida el programa y sugestiones de como podrían ser distribuídos los contenidos y los programas de acciones para cada eje. En el eje personal: contenidos y programas de acción Mejorar la autoestima: El objetivo es favorecer que el alumno, desde el primer momento, perciba por si mismo los aspectos positivos de su personalidad, sus capacidades, sus potencialidades y principalmente que perciba que sus virtudes son mayores en: número y calidad que de los aspectos negativos.

Hacer que el alumno perciba sus conquistas; Emplear el refuerzo positivo; Fomentar los comentarios positivos entre los alumnos; Compartir los protagonismo en las aulas; Introducir juegos y dinámicas específicas.

Conocimiento y aceptación de si mismo: La idéa es que el alumno haga una reflexión sobre sus actos, intentar enterder por qué rige de una determinada manera a determinadas situaciones, otro aspecto es ofrecer instrumentos para que perciba sus habilidades y limitaciones e intente superar sus dificultades y principalmente aceptarse como es.

Trabajar siempre que sea posible con una propuesta de actividad lúdica abierta; Introducir propuestas lúdicas planeadas por los propios alumnos; Permitir al alumno la selección libre del nivel de actividad lúdica; Planear actividades grupales cooperativas con diferentes funciones.

Autonomía para tomar decisiones y asumir las decisiones tomadas: Se trata de discutir entre los alumnos las responsabilidades en sus acciones. Solo podemos favorecer la autonomía y la responsabilidad cuando el profesor reconoce que las aulas completamente dirigidas donde los alumnos siempre hacen lo que el profesor manda, como dice el profesor y cuando dice el profesor, es muy difícil.

Absoluta libertad para participar o no de las actividades propuestas en el aula; Delegar en el alumno una serie de tareas o funciones; Estabelecer con los alumnos reglas básicas de convivencia en las aulas.

En el eje social: contenido y programas de acción Perfeccionar las relaciones interpersonales: Desde nuestro punto de vista la relación interpersonal establecido entre los alumnos chicos y chicas condiciona el aprendizaje tanto o más que otros aspectos a los cuales estableceremos como fundamentales como la didáctica, las metodologías aplicadas etc.

Si queremos que nuestros alumnos desarrollen al máximo sus potencialidades es fundamental que en las aulas de educación física se cree un clima agradable para todos. Estimular la expresión de sentimientos y los contactos interpersonales; Introducir actividades motrices que impliquen el cambio constante de compañeros; Favorecer la formación de grupos distintos; Potenciar la práctica de juegos cooperativos de tablero, motrices etc; Utilizar recompensas grupales.

Aceptación del otro: Tan importante como ser aceptado dentro de un grupo es aceptar a los demás o al otro independientemente de su raza, sexo, clase social, religión etc. Uno de los objetivos prioritarios en nuestras aulas de educación física es el de eliminar de cualquier manera la discriminación que exista o pueda existir dentro del grupo.

Usaremos como estrategias tres aspectos: las relaciones entre niñas y niños, las relaciones entre alumnos de culturas minoritarias y los de la cultura. predominante, y las relaciones entre los grupos de niños y niñas que presenten alguna deficiencia motriz, mental, etc.

Introducir en las aulas elementos lúdicos de las culturas minoritarias; Reforzar positivamente los grupos mixtos; Emplear un lenguaje no sexista; Adaptar las actividades al alumno deficiente.

Resolución de conflictos por vias no violentas: Se parte de la idea de que el conflicto es algo natural y que por si mismo, no es negativo si se orienta correctamente. Lo negativo es recurrir a la violencia sea cual sea, para imponer nuestro criterio. Una resolución no violenta de conflictos requiere una exposición de nuesto punto de vista sobre el problema, escuchar la visión del otro y alcanzar un acuerdo que sea bueno para ambos o para un colectivo.

Favorecer que el alumno regule sus propios conflictos; Reservar un espacio para la resolución de los conflictos; Reforzar positivamente la resolución no violenta de conflictos por parte del alumno. Conocimiento y valoración de otras culturas: Un proceso de convivencia sin violencia requiere aceptar otros puntos de vista, porque existen otras formas de ver las cosas.

En este sentido es importante conocer nuestra propia historia y cultura para valorar nuestro patrimonio cultural. Pero eso no será disculpa para caer en el etnocentrismo y pensar que nuestra cultura es mejor y la única posible. Cuando compartilmos informaciones sobre otras culturas, percibimos con nuestros alumnos que las semejanzas entre las diversas culturas son mayores que las diferencias.

Por eso debemos ofrecer condiciones y oportunidades que los alumnos puedan comparar y buscar puntos de coincidencia en nuestra propia cultura y en otras culturas pueblos, naciones, etc. En el eje natural medio ambiente : contenidos y programa de acción Respeto y preservación de la naturaleza:.

La educación para la paz no se resume solamente en las relaciones humanas, también en las relaciones del hombre con el medio ambiente en el que vivimos y nos desenvolvemos. Es dentro de la familia, en la sociedad y la escuela que debemos proporcionar a nuestros alumnos e hijos una serie de experiencias e informaciones acerca del medio ambiente y de su importancia para la supervivencia de todos los seres.

Nuestros alumnos tienen que entender que preservar el medio ambiente es preservar la especie humana. Compartir el conocimiento: con la escuela, con la comunidad y con el mundo Sabemos que es muy difícil promover situaciones de intercambio entre la escuela y la sociedad, pero podemos y tenemos la obligación de crear medios y propuestas para favorecer este intercambio.

Los profesores pueden hacer que determinadas aulas sean utilizadas como un momento para favorecer esta integración. Dentro de los ejes de contenidos abordaremos las más diferentes posibilidades del uso del juego cooperativo para el desarrollo y aprendizaje de los métodos citados anteriormente en este artículo.

Voy a relacionar abajo algunas sugerencias presentadas en la propuesta del profesor VELÁZQUEZ entre otras que pueden ser desarrolladas para facilitar este intercambio en las aulas dentro de la escuela. Rescate de los juegos tradicionales y populares; Crear un museo del juego tradicional y popular; Danzas y rondas del mundo; Olimpiadas cooperativas escolares e intercolegiales; Aulas abiertas con la participación de los padres; Correo de la paz intercolegial; Desarrollo de actividades lúdicas no sexistas; Creación de juegos no bélicos; Compartir las experiencias lúdicas con macro juegos humanos cooperativos; Jugar cooperativamente junto a la naturaleza.

Procedimientos de Observación Procedimiento de Experimentación Procedimiento de evaluación de los alumnos. Juegan juntos los niños de razas distintas?

Juegan juntos los niños y las niñas? A qué tipo de juegos? Existe algun tipo de relación entre los grupos en los juegos del recreo?

Cómo se distribuyen los espacios de juego en la escuela? Qué tipo de juegos son los más frecuentes? Cómo se resuelven habitualmente los conflictos en la escuela a la hora de jugar? Existen niños y niñas que frecuentemente están solos en la hora del recreo o fuera de la escuela?

El alumno participa en la elaboración y negociaciones de las normas de convivencia en el aula? El grupo colabora en el desarrollo del aula surgiendo ideas para mejorar la misma? El profesor acepta las sugerencias de los alumnos y las pone en práctica?

El alumno se responsabiliza de ciertas tareas durante las clases? Lo hace de forma equitativa? El profesor acepta el diálogo con el alumno orientándolo en la busqueda de una solución de consenso como base para la regulación de los posibles problemas en el aula?

Existe relación entre el profesor y el alumno fuera del horario de aula: tiempo de recreo, actividades extraescolares, etc.? Existe interación entre los profesores de las diversas áreas o conocimimientos dentro de la escuela?

Los profesores participan de manera colectiva del planteamiento de las actividades o ejes de contenidos? A aceptar al otro en igualdad de condiciones; A colaborar y apoyar al otro; A reconocer y aceptar las virtudes y las deficiencias del otro; A respetar el espacio de trabajo del otro; A comprender que la única manera de alcanzar las metas es sumando esfuerzos y cooperando.

Para Giroux los educadores tienen que posibilitar a los estudiantes la oportunidad de profundizar en la comprensión y la importancia de la cultura democrática, relaciones en las cuales lo prioritario es aprender y valorar la cooperación, de compartir y de la justicia social.

Esto es, para fomentar el valor de la cooperación es necesario vivirla directamente en la escuela, en la familia y en la sociedad. Imaginar que una cultura de la PAZ es posible es nuestra misión.

Imaginar no solo en lo simbólico, si no en intentar vivir en PAZ en el día a día de cada uno de NOSOTROS. Se que son muchas las dificultades que debemos enfrentar para compartir una propuesta diferente, innovadora y transformadora. La cristalización del juego competitivo se universalizó de tal forma en la vida cotidiana de las personas que vivir en este mundo necesita corage, tolerancia, amor y optimismo entre otras cosas.

Creo que el juego y la cultura de la paz son una alternativa educativa a los modelos pedagógicos apoyados en la competición, el individualismo, y el egocentrismo entre otros. Me gustaría presentar abajo mi deseo y manifiesto: 1. RESPETAR LA VIDA: a. el rescate de la vida; b. la defensa de la vida; c.

el respeto a la vida. RECHAZAR TODO TIPO DE VIOLENCIA 3. SER GENEROSO 4. SER TOLERANTE 5. PRESERVAR EL PLANETA 7. El juego cooperativo es una propuesta en la que jugamos cooperativamente, descubrimos como estamos en el mundo, percibimos el presente y alcanzamos vuelos para el futuro.

Hoy yo, tu y NOSOTROS podemos perfilar un camino alternativo de jugar, enseñar, trabajar y vivir en paz. La idea y propósito de este trabajo fue de sensibilizar e instrumentar a los educadores en el rescate y desarrollo de valores y actitudes cooperativas consigo mismo, con los otros y con el medio ambiente dentro de una perspectiva de la CULTURA DE LA PAZ.

Garantizar el espacio del juego en la educación infantil puede ser un elemento importante para ampliar el repertorio de vida y de conocimiento del niño. Garantizar este espacio es fortalecer su autonimía, su capacidad creadora, su consciencia colectiva, su solidaridad y su cooperación.

Jugar y aprender o jugando y aprendiendo de forma cooperativa puede acrecentar la formación humana de los niños, experiencias ricas, creativas, impares y liberadoras. Y principalmente, da oportunidad para construir valores sólidos y consistentes que servirán para fortalecer sus relaciones consigo mismo, con los otros y con el medio micro y macro.

ABRAMOVAY, Miriam et al Escolas de Paz. ACED, Rosa Guitart Barcelona: Editorial GRAÓ. ADAMS, Patch O amor é contagioso. Fabiana Colasanti. Rio de Janeiro: Sextante. AGUDO, Dorotea Brigidano et al Juegos de todas las culturas: juegos, danzas, músicas…desde una perspectiva intercultural.

Colección Educación Física. Barcelona- España: INDE. ALCOVER, C. Ámbito de aplicación de los grupos. Gil, e C. Alcover orga. Introducción a la psicología de grupos. Madri: Pirámide. ALMEIDA, M. Atividades lúdicas: jogos para animação de grupos. Petrópolis-RJ: Editora Vozes, no prelo. Jogos, quebra-cabeças, enigmas e adivinhações.

PetrópolisRJ: Editora Vozes, no prelo. Brincando com palitos e adivinhações. O brincar na educação infantil. Revista Educação, n° 2 Ano 2. Fortaleza, CE: Tropical, pp. Jogos divertidos e brinquedos criativos.

PetrópolisRJ: Vozes. O brincar na educação. Los juegos cooperativos em la educación física: una propuesta lúdica para la paz.

In: Juegos Cooperativos. Didáctica de la Educación Física, nº 14 Ano 4. Barcelona-ES: GRAÓ, pp. Jogos cooperativos na Educação Física: uma proposta lúdica para a paz.

Comunicaciones, 1ª edición. Gijón asturias — Espanha: La Peonza Publicaciones, Junho. Os Jogos tradicionais Infantis em Brinquedotecas Cubanas e Brasileiros. Brinquedoteca e a importância de um espaço estruturado para o brincar. In: MARLI, Santa. Brinquedoteca: O Lúdico em diferentes contextos.

Petrópolis - RJ: Editora Vozes, pp. Jogos Cooperativos. São Paulo: Phorte. ARENDT, Hannah A condição Humana. Roberto raposo. Rio de Janeiro: Forense Universitária. BOFF, Leonardo Saber cuidar: ética do humano — compaixão pela terra.

Petrópolis, RJ: Vozes. BOMPIANI, E. Yo juego, tu juegas, todos juegan. Barcelona: Juventud. BORJA, Maria Sole O jogo infantil: organização das ludotecas.

Juegos cooperativos

By Kajinn

Related Post

2 thoughts on “Cultura de juegos colaborativa”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *